| 10/3/2013 2:17:00 PM

Impacto profundo

La adopción de estándares contables internacionales provocará una caída en el patrimonio de las empresas. Eso podría afectar la Bolsa, el crédito y hasta la contratación estatal.

A medida que se acercan los plazos para que las compañías comiencen a adoptar estándares internacionales de contabilidad, crece también la incertidumbre por los posibles efectos que este cambio tendrá en el mundo empresarial.

Las compañías grandes, las financieras y los emisores de valores, que son el primer grupo que tendrá que implementar las Normas Internacionales de Información Financiera NIIF (International Financial Reporting Standard, IFRS) y que tendrían que presentar su balance de apertura el próximo primero de enero de 2014, se han “sorprendido” por los efectos que estos nuevos principios tendrán en sus estados financieros.

Un estudio de la firma Baker Tilly –efectuado para la Superintendencia de Sociedades– encontró que la adopción plena de NIIF representaría una caída de 21,35% en el patrimonio del conjunto de empresas, aunque también a futuro podrían mejorar las utilidades.

Esto se debe a que hoy las empresas tendrían una cartera más deteriorada de lo que quieren reconocer y muchos intangibles –diferentes al Goodwill (gastos de publicidad y preoperativos) clasificados como activos diferidos– que no cumplen la condición de activos bajo NIIF. Además, tendrán que reconocer mejor sus pasivos laborales y pensionales, demandas y otras contingencias. “No es que haya un deterioro patrimonial de las compañías sino que habrá una aproximación más real a la verdadera situación económica de las empresas”, afirma Ricardo Vásquez Bernal, Managing Partner de Baker Tilly.

Sin embargo, esta fuerte caída del patrimonio del sector empresarial colombiano conlleva grandes dudas e inquietudes. Por ejemplo, ¿qué va a pasar con el valor de las empresas inscritas en la Bolsa? Esto es, ¿cómo se les va a explicar a los accionistas una caída en la capitalización bursátil?

Al cambiar los indicadores de endeudamiento ¿se afectará el otorgamiento de crédito? ¿Están los analistas de créditos y/o los sistemas de scoring del sector financiero afinándose para este nuevo entorno? Muchos estiman que no.

Qué pasará cuando las empresas tengan que comenzar a reflejar mejor sus pasivos laborales, litigios, demandas y otras contingencias.

Uno de los sectores con las mayores caídas en patrimonio será, según algunos estudios, el de las empresas de construcción. Esto afectará su capacidad de contratación con el Estado pues ya no serán tan grandes.

Por último, muchos consideran que la adopción de las normas internacionales tendrá fuertes impactos tributarios, no solo porque habrá mayor transparencia, sino debido a que mucha gente pagó el impuesto al patrimonio con un rubro mucho mayor. ¿Qué pasa con estos recursos? No obstante, es claro que las empresas tendrán que llevar una “contabilidad fiscal” aparte.

En la medida en que avanza el proceso, las empresas han comenzado a entender que esto es más que un tema contable y no solo tendrá impactos financieros, operativos y tecnológicos sino grandes implicaciones económicas, afirma Felipe Janica, socio líder de IFRS de Ernst & Young Colombia.

Pero, tenemos que darnos cuenta como país que no solo nos cogió la noche (ver Dinero No. 427) sino que debemos prepararnos para los efectos macroeconómicos y financieros que la medida tendrá. Para la Supersociedades, las empresas tendrán dos años para mitigar estos impactos, pues los efectos legales comenzarán a partir del 1º de enero de 2016. Pero esta vez no habrá aplazamientos y por eso las empresas deben acelerar el paso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?