| 10/30/2009 12:00:00 PM

El foco de DuPont

En medio de la actual coyuntura, los mercados emergentes son los que han sustentado los resultados de esta multinacional estadounidense.

Hace cinco años, DuPont tomó una decisión trascendental para el futuro de la compañía, al enfocarse en negocios más rentables. Decidió, entonces, salir del que por años fue uno de sus negocios estratégicos: el textil. La competencia asiática la obligó a reducir sus márgenes para poder competir y, al final, determinó vender esa unidad de negocio a Koch Industries.

Tras la crisis económica mundial, esta multinacional está replanteando nuevamente su estrategia, pero ya no orientada, al menos hasta ahora, a la salida de negocios, sino a focalizarse en las tendencias mundiales. ¿Cuáles son ellas? Como lo explicó Ellen Kullman, CEO de DuPont, la compañía dirigirá sus energías a satisfacer la creciente demanda de alimentos, la protección de las personas y el medio ambiente, el desarrollo de energías alternativas y a capitalizar el crecimiento de los mercados emergentes.

Bajo estos preceptos, precisamente, los países emergentes adquieren mayor figuración, y Latinoamérica mayor protagonismo. De acuerdo con los resultados internacionales de la compañía, en el tercer trimestre de este año, aunque sus ingresos disminuyeron en 18%, al pasar de US$7.290 millones a US$6.000 millones, DuPont reportó un aumento del 11% en sus ganancias.

¿Cómo se explica esta cifra? Según Melquíades Pulido, presidente para la Región Andina de la compañía, además de acciones en reducción de gastos, mejor manejo de inventarios y el fortalecimiento en las estrategias de ventas, la gran mano la han dado los países emergentes.

En el informe del tercer trimestre de este año se señala que, mientras regiones como Estados Unidos y los países europeos caen en sus ventas el 21% y 27%, respectivamente, Asia Pacífico solo lo hace en 5% y representa casi el 17% de sus ingresos. Al observar las cifras, año a año -con cierre en 2008- países como China e India tienen una dinámica propia pues vienen creciendo un 14% anual, en los últimos cinco años.

Latinoamérica no es la excepción. De acuerdo con Pulido, en los últimos ocho años Latinoamérica ha sido la subregión de mayor dinamismo, con crecimientos interanuales del 17%. Las ventas de la región, que en 2004 representaban el 8%, para el año pasado llegaron a 12% y este año podrían llegar al 13%. "En el mediano plazo, no tengo duda de que Latinoamérica representará más del 25% para DuPont", dice Pulido.

Sin embargo, la coyuntura hará que se presente un bache. Este año de crisis, el crecimiento estará entre -7% y -8% para la organización, en relación a sus ingresos. En Latinoamérica se espera que sea la mitad de esas cifras.

Pulido tiene un ejemplo para dimensionar las oportunidades en América Latina. Uno de los productos del portafolio de DuPont son los filamentos para los cepillos de dientes. Ya desde hace más de dos décadas, los países desarrollados consumían en promedio 2,7 cepillos de dientes por persona al año. En Latinoamérica apenas era el 0,4%. "Han pasado los años, dice Pulido, y mercados como el estadounidense, europeo o japonés siguen con el mismo promedio, mientras en esta región ha crecido el 25% y las posibilidades aumentan con la vinculación de los sectores más pobres a la dinámica de la economía".

¿Y Colombia?

Para Pulido, el potencial de Colombia, cuyas ventas representan el 5% de los ingresos en América Latina, es muy alto. ¿Por qué?

Colombia encaja en cada una de las estrategias que está desarrollando la multinacional, tanto así que en las oficinas de la casa matriz de DuPont se tramita en la actualidad una propuesta para montar en la Costa Atlántica colombiana una nueva planta de producción que complemente la que tiene en Barranquilla en insumos para alimentos; y otra más en Cartagena, enfocada al negocio de pinturas industriales.

Aunque no especificó a qué sector corresponde la planta ni el monto de la inversión, para DuPont la ubicación de Colombia, sumada a los incentivos a la inversión extranjera -en especial, el modelo de zonas francas- y a las posibilidades de desarrollo del mercado local, son factores de atracción.

De hecho, en el caso de alimentos, DuPont exporta desde Colombia cerca de US$85 millones anuales para atender el sector de alimentos a más de 40 países en el mundo; mientras que la de pinturas atiende los mercados de América Latina, entre ellos Brasil.

Y Colombia, en cada uno de sus direccionamientos, tiene espacio. "Los países emergentes buscan disminuir los niveles de pobreza y una de las prioridades es la alimentación. La pobreza ha venido decreciendo, pero las áreas de cultivos no aumentan significativamente, así lo que queda es productividad, y en ese desarrollo de insumos es donde venimos trabajando", agrega Pulido. Para la empresa, en Colombia hay campos aún por explorar, como los Llanos Orientales que, según la compañía, tienen un potencial altísimo en cultivos de cereales, por ejemplo.

En el manejo de la bioenergía, Colombia ha avanzado en inversiones en etanol a partir del bagazo de la caña de azúcar, en áreas de alta productividad como las del Valle del Cauca y este es un escenario para los negocios de DuPont en insumos para energía, con potencial adicional en energía solar y eólica.

Sin embargo, también hay lugar para sectores de alto dinamismo hoy en Colombia, en los queDuPont tiene intereses y negocios, como la exploración petrolera y la minería, donde la inversión extranjera viene creciendo, y en otros como los plásticos y la construcción. Por ejemplo, en petróleo, la producción de crudo viene en aumento, en tanto que "con el interés por la explotación de oro, DuPont ha desarrollado productos como el cianuro de sodio, que sustituye al mercurio, y si es manejado bajo los estándares de seguridad es ambientalmente amigable", señala Pulido.

La hora de ajustes llegó para DuPont. Sin embargo, el mercado latinoamericano puede aprovechar no solo el interés que tiene la multinacional por crecer, sino como alternativa de inversión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?