| 9/30/2015 7:00:00 PM

¿Qué explica la fiebre por las bebidas de almendras?

En la categoría de bebidas saludables, las de almendras muestran un crecimiento sobresaliente en ventas, que desde 2010 se duplican año tras año.

La leche de almendras está revolucionando el millonario negocio de las bebidas saludables en el mundo. Y Colombia no ha sido la excepción: con crecimientos en ventas que desde hace cinco años se duplican año tras año, este producto ya es considerado una verdadera sensación en el segmento de bebidas saludables que manejan grandes supermercados y muchas tiendas de barrio.

Una anécdota confirma su popularidad: el pasado 26 de agosto, durante la celebración del Día del Tendero, organizado por Fenalco, varios directivos del gremio fueron abordados por pequeños comerciantes de barrio que buscaban con afán los nombres de las firmas que en el país comercializan las distintas presentaciones de las denominadas ‘leches de almendras’. Rafael España, vicepresidente del gremio, asegura que quizá nunca antes habían tenido tal nivel de consultas por un producto, como en este caso, pues incluso preguntaban por presentaciones específicas.

Aunque se trata de un producto importado, castigado duramente por la devaluación en lo corrido del año y con un nivel de precio que lo ubica en establecimientos de comercio de estratos 4, 5 y 6, ya muchos comerciantes del estrato 3 han decidido apostar fuerte por su distribución.

Un reciente reporte de Nielsen, la compañía evaluadora de mercados de consumo, indica que mientras la categoría de bebidas de cereales crece 8%, las almendras reportaron un aumento de 166% entre enero y julio de este año, según Camilo García, gerente de industria de alimentos de Nielsen.

Las bebidas lácteas, con cerca de 78% del mercado, vieron una contracción en sus ventas de 1,6% en el último año y de 0,5% entre enero y julio, mientras que las de soya mostraban una contracción de 13,8% en el último año, aunque repuntaron 6,6% entre enero y julio, según el Scantrack de Nielsen. ¿Qué explica la fiebre por las bebidas de almendras? Aunque por ahora siguen siendo bebidas de nicho, hay quienes aseguran que puede convertirse en una estrella en ascenso.

Para Luis Fernando Emanuel, administrador de la categoría de bebidas en el Grupo Éxito, el negocio de bebidas saludables muestra una dinámica interesante en la última década, cuando incursionaron los productos elaborados a partir de la soya. Pero sostiene que en los últimos años se ha vivido un verdadero boom de bebidas de cereal, particularmente de almendras.

“Solo para mencionar un dato, hace cinco años se vendían en el Éxito unos $1.000 millones en bebidas de cereal –sin incluir soya–, hoy esta categoría se ha multiplicado por ocho y supera los $8.000 millones”, explica el directivo. En este grupo, las de almendras representan cerca de 90% y el porcentaje restante son las bebidas de arroz, coco, kamut y quinua. Al incluir las bebidas de soya, explica Emanuel, se estaría hablando de ventas por unos $18.000 millones.

Varios importadores y productores nacionales son los principales protagonistas de este auge. En el grupo se destaca Rosmi, una compañía que nació hace doce años como importadora de materias primas para la industria –leche en polvo, sueros, maltodextrinas y calcio lácteo– y que incorporó hace cerca de ocho años la leche de soya Silk, que en Estados Unidos produce White Wave Foods.

Isaac Rosenberg, gerente de Rosmi, indica que fue su interés por el deporte y los productos naturales lo que llevó a incorporar en su empresa la línea de estos productos de consumo masivo para el mercado colombiano, tras verificar que las bebidas de soya habían tomado un gran impulso. Hace cuatro años decidió ampliar su portafolio e incorporar las bebidas de almendras, de la misma marca.

Hoy la marca Silk, que importa Rosmi, representa 35% de las ventas de bebidas a base de cereal que se venden en la cadena de almacenes Éxito, que al mismo tiempo maneja 60% de las ventas totales de esta categoría en supermercados.

El año pasado, Rosmi vendió $48.713 millones y su crecimiento fue de 123%, según las 5.000 Empresas de Revista Dinero.

Rosenberg explica que la gran aceptación de la bebida de almendras que importa ha llevado a que en algunos periodos hayan tenido demoras en el abastecimiento y que la capacidad de las plantas de Silk en Estados Unidos se haya visto desbordada por la demanda.

Ante la respuesta positiva del mercado, el empresario planea incursionar en el primer trimestre del próximo año con una bebida a base de cacahuate, que se produce en una planta de White Wave Foods en Brasil, y en la que tiene puestas sus expectativas.

Salud ante todo


El mercado de bebidas saludables en Colombia ya alcanza los US$469 millones, según cálculos de Nielsen, una cifra muy apetitosa para cualquier competidor, especialmente aquellos que buscan aprovechar el interés de los consumidores por adquirir productos funcionales y nutritivos.

Esto ha llevado a que más de una docena de marcas se disputen hoy el mercado colombiano. En este grupo se destacan multinacionales como Unilever, que hace más de una década introdujo al mercado su marca Ades, una bebida a base de soya que se procesa en una planta en Manizales y ha logrado una expansión en su portafolio que hoy le permite acceder a cerca de 35% del mercado.

Otra de las marcas internacionales que incursionó en la categoría es Blue Diamond, el principal rival de Silk en el mundo, que llegó a Colombia a finales del año pasado a través de la importadora El Trébol, que distribuye en grandes superficies bebidas de almendras y de soya.

En Estados Unidos, Silk es la marca líder, con ventas por US$777,9 millones, según la revista Beverage Industry. Aunque esta marca inicialmente se posicionó con bebidas de soya, actualmente sus bebidas de almendras representan dos tercios de sus ventas totales.

Entre las marcas nacionales que producen bebidas a base de cereales se destacan Lafrancol, con su marca Soyplus, que lleva cerca de 13 años en el mercado, así como La Superior, una compañía vallecaucana que se ha especializado en presentaciones UHT –en bolsa– y tiene una participación importante en el canal tradicional.

En un mercado que vive una verdadera ebullición, las marcas nacionales e importadas están conquistando el paladar de los colombianos y ampliando el mercado.

Por ser una categoría amplia y creciente, donde la innovación manda, nuevas marcas están llamadas a aprovechar las oportunidades. Hay para todos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?