| 8/3/2007 12:00:00 AM

El comienzo de una nueva era

Con la llegada del Grupo Planeta a la Casa Editorial El Tiempo se dinamiza el negocio de los medios de comunicación en Colombia, reacción a la que no escapan los periódiodicos regionales. Todos están a la expectativa.

Reacciones divididas ha generado el anuncio de que el Grupo Planeta se convirtió en el dueño de El Tiempo. Se mezclan sentimientos de nacionalismo, por un lado, y la sensación de que a partir de ahora nada será igual en el negocio de los periódicos en Colombia, por el otro. Fidel Cano, director de El Espectador, sostiene en este sentido que el panorama cambiará radicalmente.
 
"Luego de esta adquisición, creo positivamente que es más valioso lo que estamos haciendo hoy que lo que estábamos haciendo ayer", dice. De hecho, hay quienes creen, como la columnista María Isabel Rueda, que con esta movida El Espectador salió fortalecido, independientemente de que sus dueños quieran venderlo o no, pues se convierte en una de las mejores opciones para grupos editoriales que aún quieran invertir en la prensa escrita colombiana.

Cano también destaca el hecho de que una operación de este monto (US$338 millones pagará Planeta por el 55% de El Tiempo) refleja la importancia que tienen los medios de comunicación en Colombia. "Este negocio de grandes ligas demuestra que aún somos un mercado interesante y que los periódicos no nos vamos a morir tan fácilmente, como están pregonando aquellos que nos quieren ver morir de manera prematura", advierte.

Sin embargo, Cano siente nostalgia porque considera que una gran empresa familiar colombiana se convertirá en una división más de una gran multinacional. Pero admite que este hecho le aportará al periódico un desarrollo mucho más profesional. "Falta ver qué van a hacer con la Casa Editorial y cómo plantearán su participación. Ideológicamente soy más afín al Grupo Prisa (grupo español que también pujó por El Tiempo), pero los negocios son otras cosa", dice.

Pero hay quienes consideran sano para la democracia que haya varios jugadores, pues la concentración de medios puede ser nociva para su pleno ejercicio. Así lo piensa Paulo Laserna, presidente de Caracol Televisión. Su análisis hace referencia a que si el Grupo Prisa hubiera ganado la puja por El Tiempo, tendría bajo su paraguas al principal periódico del país y a la primera cadena radial: Caracol. No obstante, tiene sus reparos. Para el empresario, por principio los medios de comunicación deberían estar en manos de colombianos. "Si bien es cierto que en materia de medios el tema lo veo con mucha visión patriótica, no es que sea antipático a la inversión extranjera en este campo. Hay que reconocer que las multinacionales han aportado profesionalismo, tecnología y modernización en los respectivos sectores a donde han llegado", sostiene.

En el caso de El Tiempo, Laserna considera que está por darse un ejercicio interesante, donde los españoles serán los dueños del periódico, pero será el talento colombiano el que se encargue de administrarlo. "Esa experiencia compartida hay que verla para ver qué pasa y cómo evoluciona", dice. Y en efecto, la oferta de Planeta les deja a la familia Santos y a los otros accionistas el control editorial del periódico. Incluso, Luis Fernando Santos podría seguir gerenciando la organización.

Pero no solo los grandes medios están atentos a la sacudida que pueda generar la llegada de jugadores internacionales. Los periódicos regionales también están a la expectativa. Así lo reconoce la directora de El País, de Cali, María Elvira Domínguez. Ella considera que esta negociación dinamiza toda la prensa nacional y valoriza las publicaciones en general. "Los periódicos regionales venimos haciendo esfuerzos adicionales para generar mucho más valor con estrategias de segmentación, con publicaciones que llegan a diferentes audiencias y con alianzas estratégicas entre diferentes medios", dice.

Por lo pronto, todos están a la expectativa de lo que pueda pasar con la llegada del Grupo Planeta al periódico El Tiempo, pues esta movida puede generar cambios insospechados en la estructura y valorización de los medios en Colombia. Mientras se despejan estas dudas, todos están haciendo sus propias apuestas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?