| 6/1/1994 12:00:00 AM

El camino hacia la bolsa

Son muchas las ventajas de abrir las empresas y obtener capital fresco con una oferta pública de acciones. ¿Cómo hacerlo? Luminex S.A. es un -ejemplo de "volverse publico".

Con la apertura, muchas empresas colombianas han tenido que enfrentarse cara a cara con sus propias limitaciones para competir en el mercado nacional como internacional. La creciente competencia externa se ha constituido, por un lado, en amenaza y, por el otro, en motivo de cambio y de innovación. En el proceso de mantener su participación en los mercados tradicionales o inclusive de expandirse hacia nuevos mercados tanto. internos como externos, las empresas han tenido que buscar nuevas fuentes de financiación.

Una fuente de financiación muy importante en otros países, pero que no ha tenido gran acogida en Colombia por lo menos hasta hace poco, es la emisión de acciones en el mercado público de valores. En otras palabras, lo que se llama "volverse público".

¿Qué tan sencillo es hacerlo? Aunque no es tan complicado como muchos creen, hay que adoptar una serie de decisiones y cumplir con varios requerimientos con el fin de garantizar el éxito del resultado final.

EL EQUIPO DE EXPERTOS

Una oferta pública requiere de un equipo sofisticado de expertos, en donde cada persona o grupo tiene un rol específico que desempeñar y tareas que realizar.

Lo primero es-el papel del dueño o presidente de la compañía y de la junta Directiva. La decisión de volver pública a la empresa debe estar acompañada de acciones específicas que hagan atractiva la inversión para los futuros inversionistas. El presidente debe asumir el rol de líder y de impulsador del proyecto. Será quien guiará y orientará a la junta Directiva y a los empleados a través del proceso.

El presidente debe apoyarse en los banqueros de inversión. La función de ellos es un poco diferente de la que normalmente se asocia con el término de banquero. Los bancos de inversión sirven como intermediarios que coordinan las ofertas y planean la estrategia necesaria para hacer que las acciones sean asequibles y atractivas para el público. Dedican mucho tiempo a investigar las empresas y a convencerlas de que se vuelvan públicas. Su trabajo es hacer un exhaustivo análisis de la empresa, del sector en el cual opera, de la competencia, de las fortalezas y debilidades administrativas y de sus posibilidades futuras. Con base en esta información establecen la viabilidad de que la empresa tome el camino de la oferta pública.

Los banqueros de inversión son, entonces, los responsables de preparar el prospecto que proporciona una información precisa y verdadera sobre la situación de la empresa' en el momento de la oferta pública de acciones. Bajo ninguna circunstancia pueden hacer predicciones sobre el desempeño futuro o potencial, porque la ley requiere que sea el inversionista individual quien haga el juicio por sí mismo sobre el potencial y la futura rentabilidad de su inversión.

A medida que se aproxima la fecha del lanzamiento de la oferta, el banco de inversión es el encargado de la promoción, llevando a los miembros de la administración a conocer a los inversionistas potenciales, quienes podrán hacer preguntas directamente al personal administrativo. En este punto, el banco estará en condiciones de evaluar el grado de aceptación de la oferta entre el público y los inversionistas.

El banco de inversión también supervisa el cumplimiento de los requerimientos legales necesarios para recibir la autorización de la Superintendencia de Valores y de los demás organismos competentes.

Víctor Manuel Hoyos, director general de Vestcorp, uno de los líderes en bancos de inversión de América Latina, dice que hace tan sólo un año o dos los accionistas consideraban impensable la idea de volverse públicos. "Pero hoy, con el proceso de integración económica y con la apertura las empresas se están dando cuenta que necesitan invertir en innovación tecnológica y en la penetración de los mercados, lo cual requiere de un capital significativo".

Otro paso importante bajo la responsabilidad del banquero de inversión es la determinación del precio de las acciones que se van a colocar en el mercado, para lo cual debe tener en cuenta, entre otros factores, el nivel de utilidades, las posibilidades de crecimiento de la empresa, su posicionamiento dentro del mercado y el valor real de los activos.

La idea es fijar un precio "justo', que no sea ni demasiado alto ni demasiado bajo. Un precio muy alto ahuyentaría a los inversionistas potenciales y haría abortar la operación. Un precio muy bajo sacrificaría recursos que son indispensables para financiar los planes de expansión de la empresa.

Después de la oferta inicial, es importante que la empresa cumpla con su rol proporcionando información financiera con regularidad y manteniendo al público y a los agentes colocadores de acciones (underwriters) debidamente informados sobre la marcha de la empresa, de tal manera que el mercado permanezca activo y la acción conserve o aumente su valor.

Aparte de los banqueros de inversión el proceso debe contar con el apoyo de los underwriters (aunque a veces los banqueros cumplen este papel). Los underwriters realizan transacciones en nombre de sus clientes individuales, garantizan la suscripción de paquetes accionarios, se ponen en contacto con los potenciales inversionistas, y toman órdenes de compra por anticipado. En Colombia, si se van a ofrecer el 10% o más de las acciones existentes, entonces la venta debe ser anunciada públicamente.

Otros actores del proceso son los abogados quienes son los responsables de los aspectos legales, incluyendo el cumplimiento de las autorizaciones, probaciones y declaraciones de tipo legal proveniente de las diferente partes.

A su vez, los auditores son los responsables de revisar los estados de ingresos y egresos, de presentar una información financiera confiable sobre al banquero de inversión, para ser publicada en el respectivo prospecto.



VENTAJAS DE VOLVERSE PÚBLICO

Las empresas en Colombia han tenido sólo dos fuentes de financiación: sus propios accionistas cuyos recursos financieros son limitados, y el crédito institucional, que Í tradicionalmente ha sido muy costoso y en algunos casos, prohibitivo. Ambas opciones han limitado con frecuencia el crecimiento potencial porque los fondos sencillamente no estaban disponibles en el momento que se necesitaban o en los términos más favorables.

O sea que una de las ventajas de volverse público es conseguir dinero a bajo costo. El precio por acción normalmente aumentará si la venta es ofrecida en mercado abierto. ¿Por qué? Si alguien quiere venir y comprar un porcentaje de una empresa, esperaría pagar un cierto precio razonable, resultado de una negociación directa con los dueños. Pero si el precio está sujeto a una oferta pública, tendrá que competir con otros varios compradores interesados: la sola presencia de un mayor número de demandantes tenderá a elevar el precio.

El volverse público le proporciona una liquidez adicional a las acciones existentes. Si hay más inversionistas hay más actividad, y manteniendo las acciones activas aumentan su visibilidad. Un ejemplo sencillo ilustra el punto. Supongamos que hay 100.000 acciones disponibles en su compañía, la mayoría de propiedad de la familia, a un precio de $100 cada una. Usted ofrece un 30% de las acciones para la venta pública, digamos que a $200 pesos, y si tiene éxito en su colocación inmediatamente dispondrá de $6 millones que no tenía el día anterior (y sin perder el control de la compañía).



DESVENTAJAS DE LA OFERTA PÚBLICA

El temor más común entre las empresas es el de "perder el control" de la compañía. Sin embargo, la apertura pone en tela de juicio la mentalidad cerrada que a las condiciones propias de un mercado más abierto.

Otro comentario que surge con frecuencia cuando las empresas como Inverlink o Vestcorp intentan convencer a un director de una empresa para que se vuelva público es el asunto de la seguridad personal. Se comenta que al hacer público su balance se aumentan los riesgos de secuestro o chantaje. Sin embargo, con frecuencia, estos temores son exagerados. Un empresario cuya compañía se volvió pública el año pasado dijo: "Alguien que quiera secuestrarme no va a leer mi balance ni revisar los precios de mis acciones. Lo único que tiene que hacer es

ha dominarlo a los negocios colombianos durante décadas.

Los negocios de familias, que funcionaron y prosperaron bajo las políticas de protección a la economía de los últimos cuarenta años, tendrán que expandirse y mejorar con el fin de enfrentar la mayor competencia, pero el deseo de sobrevivir está casi siempre ligado a que las familias mantengan el control del negocio.

De hecho, la mayoría de los negocios sólo necesitan ceder un pequeño porcentaje de las acciones con el fin de beneficiarse de la decisión de volverse público. La ley colombiana establece que para modificar los estatutos de una empresa se requiere contar, por lo menos, con el 70% de las acciones. Podría. entonces ofrecerse hasta el 30% sin que el dueño o los dueños iniciales perdieran el control absoluto. En este aspecto, la ley colombiana es la más restrictiva en América Latina y se necesitaría cambiar el código de Comercio para adaptar la legislación mirar mi carro y mis guardaespaldas".

Otros temen el aumento de la supervisión del gobierno en sus empresas y muy especialmente, la transparencia tributaria implícita. Pero la Dirección de Impuestos de Colombia tiende a volverse cada vez más eficiente y más vigilante particularmente de los contribuyentes relativamente grandes. Si le ha llegado el momento de "poner las cartas sobre la mesa" en materia tributaria y de no incurrir en los sobrecostos de la evasión, entonces, prácticamente no existen argumentos lo suficientemente fuertes como para no acceder al mercado público de valores.



CONSIDERACIONES ADICIONALES

Hay que tener en cuenta que desde hace varios años el gobierno colombiano ha buscado estimular la ampliación del mercado accionario y por eso ha eliminado la llamada doble tributación y le ha otorgado un tratamiento tributario especial a quienes invierten en acciones, incluyendo la exención des impuesto de ganancias ocasionases.

Por otro lado, las empresas que quieran volverse públicas deben estar a paz y salvo en es pago de impuestos y en su situación legal, con es fin de cumplir con los requisitos para registrarse en la bolsa.

En es proceso de la oferta pública ayuda tener un nombre o un producto suficientemente acreditado o conocido en es mercado, aunque ésta no es una condición absolutamente necesaria. Simplemente hace más fácil atraer es interés des público y de los inversionistas en sus acciones.



UN CASO RECIENTE

Luminex S.A. está alistándose para volverse pública. Tiene un nombre ampliamente reconocido, cuenta con una diversa línea de productos firmemente posicionados en es mercado (interruptores y placas de luz, especialmente) y dispone de un buen récord exportador. Pero necesita expandir su capacidad de producción y mejorar sus posibilidades de competir en diferentes lugares des mundo. La oferta de acciones, que se cierra en septiembre u octubre, se permitirá consolidar sus ventas en es exterior.

Jacky Bibliowicz es presidente de Luminex. ¿Por qué tomó la decisión de volverse público después de tantos años de tener éxito como una empresa cerrada? "La razón principal es que los negocios que queremos hacer por fuera de Colombia los necesitamos hacer directamente a través de nuestra propia empresa. La posibilidad de volvemos públicos nos da la flexibilidad de reaccionar rápidamente ante las oportunidades de inversión que se nos están presentando permanentemente".

¿Cuánto cuesta todo ello? Cada participante en es proceso cobra de acuerdo con su rol. Los banqueros de inversión, por prestar asesoria y ser underwriters generalmente cobran una comisión entre es 3% y es 6% des total de las ventas de la emisión. Los abogados cobran según su experiencia. Los auditores, en un trabajo de elle tipo, cobran normalmente entre 200 y 250 dólares la hora.

¿Cuánto tiempo se toman? Una vez adoptada la decisión y escogido es equipo para dirigir es proceso, transcurren entre cuatro y seis meses para asegurarse que los asuntos financieros estén en orden y cumplir con los requerimientos gubernamentales necesarios. Posteriormente otros dos o cuatros meses para preparar a la empresa para su primera emisión.



Los MERCADOS INTERNACIONALES

No sólo una empresa colombiana puede entrar en la Bolsa de Bogotá, Medellín o Casi, sino que, si está bien preparada y es suficientemente grande, puede ingresar a las sigas mayores y entrar en es mercado internacional.

Aunque ninguna compañía colombiana se ha ensillado directamente en la prestigiosa Bolsa de Nueva York, recientemente se han beneficiado des ADR (American Depository Receipt). Es ADR es un mecanismo que facilita la comercialización de las acciones de empresas locales colombianas en los mercados extranjeros. Los bancos en Nueva York contratan con los bancos colombianos para servir de representantes en las transacciones des ADR. En vez de comercializar normalmente las acciones a nivel individuas, éstas se comercializan en "paquetes" a través des banco socas en Nueva York. Se otorgan certificados des banco de Nueva York as inversionista estadounidense, en los cuales se confirma que tiene acciones en Colombia y que están bajo la custodia del banco socas en Colombia.

La ventaja es obvia para es inversionista estadounidense: está negociando con un banco social en Nueva York en vez de estar haciendo llamadas a larga

distancia a Colombia, se paga en dólares y tiene la confianza de trabajar con

un banco que conoce. y en su propio idioma.

Las ventajas para la empresa colombiana son que es ADR facilita la adquisición de las acciones locales a un enorme mercado internacional de inversiones y se paga en dólares, que se facilita cualquier transacción futura en otros países.

Es ADR vende las acciones colombianas en paquetes en vez de hacerlo individualmente, porque estas acciones han sido tradicionalmente menos costosas que las acciones estadounidenses, siendo esto un estímulo para su comercialización.

Actualmente, sólo tres empresas colombianas han utilizado es mecanismo des ADR: Corporación Financiera des Valle, Banco Ganadero y Cementos Diamante. Pronto se les unirán la FEN y otras dos instituciones financieras.

Víctor Manuel Hoyos dice que es futuro de la inversión internacional en Colombia será aún mejor. "La macroeconomía des país se ve bien y siempre ha sido buena, pero nadie por fuera se había dado cuenta. La excelente reputación económica de Colombia se conoció as mismo tiempo que se estaban realizando reformas económicas fundamentases en todos los aspectos. Esto ha hecho que Colombia sea ahora un lugar apetecido para hacer negocios. Tiene un gran potencias de crecimiento en es mercado interno. Políticamente Colombia es estable, y sus economistas y gerentes tienen fama de ser responsables y preparados. Todo esto ha creado una buena base para inversiones internacionales a largo plazo y estimulará enormemente es crecimiento de los mercados locales de capital.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?