Dinero.com Revista Dinero

Luis Carlos Sarmiento G., presidente del Grupo Aval. Tanto las entidades del Grupo Aval como del Grupo Bancolombia lideran algunos de los consorcios que hoy administran los millonarios recursos.

| 9/28/2012 7:00:00 AM

El baloto fiduciario

Los grandes grupos financieros se alistan para competir por otro millonario negocio: la administración de más de $33 billones de las entidades territoriales para cubrir sus pasivos pensionales.

El jueves 20 de septiembre arrancó el proceso de selección para la adjudicación de uno de los negocios más grandes e importantes del sector fiduciario y las administradoras de portafolios del país. Se trata de la licitación pública para la administración y gestión, durante los próximos cinco años –con opción de prórroga–, de los recursos del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet), que ascenderían hoy a cerca de $33 billones.

Esta cifra representa 16% de los activos totales que administra el sector fiduciario, el equivalente a la suma de todas las carteras colectivas del país.

Según conocedores del sector fiduciario, este es un negocio que podría dejar –durante el primer año– más de $130.000 millones a quien se le adjudique. De hecho, la administración del Fonpet representó cerca de 10% de las comisiones obtenidas por el sector fiduciario en 2011. Y en los cinco años de ejecución del contrato, las comisiones pueden alcanzar los $900.000 millones, pues el valor del fondo es creciente y alcanzaría los $61 billones en un lustro.

Por esto, no solo las fiduciarias sino las administradoras de fondos de pensiones, compañías de seguros y sociedades administradoras de inversión tienen interés en el negocio. Todos los grandes grupos financieros del país estarían armando hoy sus consorcios para participar en esta millonaria y exigente licitación.

El ganador será quien cobre la comisión más baja por la administración – ponderada por algunos factores de calidad y experiencia en la gestión de portafolios– pues el Ministerio de Hacienda busca incentivar una mayor competencia. Además, también busca una mejor gestión del portafolio, lo cual significaría cambios en el régimen de inversiones, como una mayor participación de renta variable, lo cual podría tener un impacto sobre el mercado accionario.

Sin embargo, dado el tamaño del negocio, se ha despertado todo tipo de inquietudes como las “excesivas responsabilidades” que les estarían exigiendo a las entidades, dicen algunos. Otros argumentan que hay mucho espacio para firmas pequeñas que no tienen capacidad de gestión.

“Todo el mundo quisiera condiciones que se acomoden a su perfil, pero estamos exigiendo unos mínimos de patrimonio, reserva de estabilización y, en general, una estructura contractual que nos dé tranquilidad”, afirman funcionarios del Ministerio de Hacienda.

Para Stella Villegas de Osorio, presidente de Asofiduciarias, gremio del sector, es natural que los interesados quieran conocer bien los riesgos y las exigencias, porque es un proceso que consume mucho patrimonio. Destaca, eso sí, que la licitación ha sido absolutamente transparente.?Sin embargo, los entes de control han estado alertas y la Contraloría General ya emitió un control de advertencia, ante el retraso del proceso.

Cuestión de fondo

El Fonpet es un sistema de ahorro obligatorio (creado con la Ley 549 de 1999) para que los municipios y departamentos provisionen los recursos necesarios para cubrir los pasivos pensionales a su cargo.

Por tanto, crece constantemente pues cada mes le ingresan más de $200.000 millones provenientes de regalías y otros ingresos de cientos de entes territoriales. Estos recursos son administrados por el Ministerio de Hacienda por medio de patrimonios autónomos que entrega cada lustro mediante licitación pública a fiduciarias y fondos de pensiones para que “los grandes portafolios del Estado tengan las buenas prácticas de los privados y obtengan rentabilidades adecuadas al ser invertidos por especialistas”, afirma Villegas.

De hecho, están sujetos a normas de rentabilidad mínima y a un régimen de inversiones como los fondos de pensiones obligatorios. Y si caen por debajo de este mínimo, los administradores deben responder con su propio patrimonio.

En la actualidad, el fondo está administrado por seis consorcios en los que hay alrededor de 13 fiduciarias, 2 fondos de pensiones y una aseguradora, incluyendo las pertenecientes a los grandes grupos financieros. El Consorcio Fonpet está liderado por Fiducolombia (la fiduciaria del Grupo Bancolombia) junto con Fiducafé, Fiduprevisora y Santander Investment Trust.

Las entidades del Grupo Aval están en dos consorcios: Fidufonpet 2006 (Fidupopular, Fiduoccidente, Fiduciaria Corficolombiana) y Fiduadministradora Fonpet 2006 (Fidubogotá, Fondos de Pensiones y Cesantías Porvenir). También está el Grupo Español BBVA con la Unión Temporal conformada por Horizonte Pensiones y Cesantías y BBVA Fiduciaria. Los otros dos administradores son el consorcio Fonpet 2006 (Helm Trust S.A, Fiducoldex, Fiduagraria) y Colseguros. Las entidades se pueden presentar individualmente.

Durante los últimos cinco años, la rentabilidad de los recursos ha oscilado entre 7,5% y 11,5%, siempre por encima de la rentabilidad mínima exigida. Y las comisiones han estado alrededor de 6% de los rendimientos del fondo.

Sin embargo, con el fin de que bajen las comisiones que se cobran y aumenten los rendimientos del creciente portafolio, el Ministerio de Hacienda cambiará el modo de cálculo de la rentabilidad mínima y ampliará el espacio para moverse entre activos, cambiar el comportamiento de manada y darle mayor espacio a las acciones, pues el portafolio está compuesto básicamente por TES tasa fija y UVR, Bonos y CDT. Si se da un mayor peso a acciones, por ejemplo de 5%, significaría una demanda adicional de $1,7 billones en acciones durante los próximos meses.

Sin duda, este es uno de los negocios bandera que tiene el sector fiduciario con el sector público. Según Sergio Cifuentes, consultor experto en el sector fiduciario, solo este fideicomiso representa la mitad de los pasivos pensionales públicos que gestiona el sector fiduciario. De hecho, el segundo negocio más importante, que sería la administración de los recursos pensionales de Ecopetrol, con menos de $10 billones, equivale a una tercera parte.?Sin embargo, en esta ocasión el sector fiduciario tendrá que competir con todo tipo de jugadores del sector financiero para demostrar quiénes son los mejores administradores de inversiones del país.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×