| 4/3/2009 12:00:00 AM

Ecopetrol, a frenar ritmo de compras

Por un lado, la empresa tendrá que concentrarse en asimilar las últimas adquisiciones y, por otro, la junta directiva ha pedido cautela en la coyuntura actual.

Después de un inicio de año frenético, en el que Ecopetrol adquirió Petro-Tech (US$496 millones), Hocol (US$580 millones), Ocensa (US$417 millones), se ganó 26 bloques en el Golfo de México y anunció que adquirirá por US$549 millones el 51% de la Refinería de Cartagena que era propiedad de Glencore, la consigna es bajarle el acelerador a esta dinámica y garantizar que todas las inversiones tengan una rentabilidad como mínimo del 15%.

Aunque las adquisiciones hechas en estos meses corresponden a oportunidades que permiten apuntalar la estrategia de la compañía en las áreas de producción, exploración, transporte y refinación, la junta directiva de la petrolera pidió una reunión extraordinaria para revisar el plan de inversiones y ajustarlo al nuevo panorama del mercado, dominado por los precios bajos y donde un endeudamiento excesivo podría afectar el desempeño de la empresa.

El presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez, reconoce que hay una directriz clara de prudencia. Sin embargo, explica que la compañía está entrando paulatinamente en un esquema de finanzas corporativas, en el que los recursos de las empresas donde tiene participación o control pueden financiar los proyectos. "En la medida en que haya capacidad y oportunidades, estas se van a analizar. No es que uno esté diciendo categóricamente voy a comprar esto o a invertir en aquello. Pero si se mantiene una actividad permanente de análisis, es lógico que se miren las oportunidades", señala.

Y aunque en el mercado se especula sobre la posibilidad de que Ecopetrol entre al negocio de distribución adquiriendo una compañía de estaciones de servicio, Gutiérrez es cauto al respecto. "Las circunstancias actuales hacen más difícil una decisión de esta naturaleza. Podríamos pensar en una opción distinta a una adquisición", afirma.

Las cuentas

En 2009, el presupuesto de inversión de Ecopetrol asciende a US$6.224 millones, US$1.400 millones más que el año pasado. El grueso de esta suma (61%) está concentrado en producción y en exploración, una decisión encaminada a lograr la meta de producir un millón de barriles equivalentes por día en 2015, lo que permitiría a Ecopetrol ocupar el puesto 27 entre las más grandes petroleras del mundo, cuando hoy se ubica en el 39.

El año pasado, la compañía produjo 447.000 barriles equivalentes al día, y aunque este año la meta era producir 10.000 barriles más, todo parece indicar que se va a superar. Por un lado, en diciembre debe estar funcionando el oleoducto que permitirá aumentar la producción de crudos pesados de los llanos, y por otro las adquisiciones de Petro-Tech y de Hocol le darán 6.000 y 22.000 barriles diarios adicionales, respectivamente. Por eso, se espera que el año termine con 531.000 barriles.

A pesar del aumento en la producción, para llegar a la meta del millón de barriles va a ser necesario encontrar más petróleo, por lo que la compañía tiene como objetivo incorporar cada año 256 millones de barriles equivalentes en hallazgos, una meta que no se ha logrado cumplir, ni siquiera con la mayor actividad exploratoria que se ha desarrollado en los últimos años. Ecopetrol pasó de perforar directamente un pozo en 2004, a 15 pozos en 2008, y el objetivo es llegar este año a 30. Por eso, el presupuesto de exploración pasó de representar el 11% de las inversiones en 2008, al 17% de las planeadas para 2009.



El dueño

A la par que se aumentan la producción y la actividad exploratoria, la estrategia de Ecopetrol es garantizar que va a tener la infraestructura de transporte y de refinación apropiadas para movilizar y procesar los mayores volúmenes de crudo presupuestados, así como darle mayor valor agregado al petróleo.

En el caso del transporte, la negociación con Enbridge le permitió quedarse con el 60% de Ocensa, lo que muy probablemente le permitirá entrar a operar directamente el oleoducto, hasta el momento administrado por Enbridge.

Por otra parte, la compra de Hocol le permitió adquirir el control del oleoducto Colombia, que corre paralelo al de Ocensa hasta Coveñas, y el del Alto Magdalena, que parte de Neiva. De esta manera, el único tubo donde Ecopetrol no tiene control (aunque es el operador) es el de Caño Limón-Coveñas, donde tienen participaciones iguales con Occidental.

Adicionalmente, la compañía está terminando, junto con Metapetroleum, la construcción de tres oleoductos que llevarán el crudo pesado desde los llanos hasta Coveñas, y que deben estar listos a más tardar en diciembre.

De esta forma, la empresa queda liderando el manejo del transporte de crudo en el país, lo que le permitiría obtener mejores tarifas para el transporte de su petróleo.

En el caso de la refinería, si no consigue un nuevo aliado para Cartagena, también quedaría como dueño de las dos únicas refinerías del país (en Barrancabermeja no tiene socios). Por lo pronto, la compañía está evaluando esquemas de desarrollo de las dos refinerías, para mirar posibles sinergias.

La operación con Glencore debe quedar lista en unos 40 días y, según Gutiérrez, todavía no se ha entrado en contacto con ninguna empresa que pudiera estar interesada en participar en el negocio de Cartagena.

En el tema de valor agregado, la meta es generar 2,7 millones de toneladas de productos petroquímicos en 2015, y en esta proyección la compra de Propilco, que ha recibido críticas en el mercado por el monto de la transacción hecha el 24 de diciembre de 2007, es considerada por Gutiérrez como estratégica. En 2007, Ecopetrol generaba 169.000 toneladas de estos productos, con Propilco esta suma ascendió a 569.000 toneladas, y en 2009 se espera llegar a 631.000 toneladas.

En los próximos meses, Ecopetrol estará concentrada en decantar las compras que realizó a principios de año. Ya no hay mucho campo para hacer más compras, ya que cada línea de negocio dio el salto que tenía que dar, y se ha lanzado un mensaje de prudencia, dada la coyuntura actual de bajos precios y de desaceleración de la economía mundial. Sin embargo, esto no quiere decir que se vayan a desaprovechar las oportunidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?