| 9/2/2015 12:00:00 AM

Un colombiano al mando de las telecomunicaciones del continente

El colombiano Óscar León dirigirá la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel) de la OEA. Ahora tendrá responsabilidades hemisféricas.

Casi cinco años duró Óscar León administrando uno de los activos más valiosos para las telecomunicaciones en Colombia: el espectro radioeléctrico, la gran autopista por donde se desarrollan las comunicaciones y transmisiones de datos inalámbricos y en donde se concentra gran parte del crecimiento del sector.

Durante ese periodo estuvo al frente de la Agencia Nacional del Espectro (ANE) y logró hacer una de las subastas más importantes de espectro de América Latina en los últimos tiempos, de 250 MHz, que le permitió al mercado la entrada a nuevos jugadores como ETB, DirecTV y Avantel, que se sumaron a los establecidos Claro, Movistar, Tigo y Une (estos dos últimos hoy fusionados), sin contar con los operadores virtuales –como Virgin, Éxito y Uff!– que prestan sus servicios sobre redes de los jugadores más grandes.

Además de ampliar la oferta en telecomunicaciones, esta decisión permitió depurar el espectro, reacomodar frecuencias y entregarle al Estado recursos por cerca de US$400 millones.

¿Por qué fue exitosa la gestión de León?
Dos razones lo consolidaron en su cargo. La primera, que en 2010 el entonces ministro de las TIC, Diego Molano, –con quien León había trabajado a finales de los 90 en la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC)– se propuso avanzar en la penetración de internet en el país, fortalecer la banda ancha móvil y ampliar los jugadores del mercado.

Cuando el Ministro preguntó cuánto se podía demorar una subasta de espectro, la primera respuesta fue 2019, pues ‘limpiarlo’, depurarlo y pasar jugadores de unas frecuencias a otras duraría entre 5 a 8 años. Molano, entonces, decidió llevar a León y en poco menos de dos años se depuró el espectro, ‘movió’ 98 usuarios, entre frecuencias de taxistas, petroleras, compañías de transporte, etc., y sacó adelante la subasta.

La segunda fue tener a la ANE como referente regional, no solo por la operación en el país, sino por el desarrollo futuro del modelo. Es claro que aún se necesita más espectro “y conseguirlo tiene implicaciones internacionales porque se debe poner de acuerdo a los países vecinos, a toda América y llevarlo luego ante la UIT. Y desde la ANE empezamos a investigar y hacer estudios para liberar espectro”, dice León.

Hace 9 meses, León presentó, ante el Comité Consultivo de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel) de la OEA, un estudio que plantea –con base en modelos técnicos y financieros– una propuesta para liberar espectro de aquí a 2023, según la demanda de usuarios. Los países y los operadores se mostraron muy interesados en el análisis y los escenarios planteados.

Esto coincidió con la posibilidad de un cambio en la Secretaría Ejecutiva de la Citel, proceso en el que participaron inicialmente cuatro candidatos, entre ellos León, quien obtuvo en una primera ronda la mayoría de votos y con esa votación se conformó una terna que pasó al Secretario de la OEA, que designó hace unas semanas al colombiano como nuevo secretario de la Citel.

“Es un reconocimiento a la agencia, al Plan Vive Digital y a Colombia como ejemplo para Latinoamérica en las agendas de banda ancha e internet”,
señala León, quien deja caminando otra subasta en Colombia por unos 245 MHz, que tendrá dos etapas y deberá quedar lista el próximo año.

León es ingeniero electrónico de la Universidad Javeriana con una especialización en telecomunicaciones y una maestría en administración. Empezó cuando aún estaba en la universidad, trabajando en el sector de software como certificador en las licencias de Microsoft, pero luego dio un salto hacia las telecomunicaciones. En el 98 llegó a la CRC y posteriormente fue asesor de Claudia de Francisco, Ángela Montoya y Martha Pinto de De Hart, cuando fueron ministras de Comunicaciones, y tuvo que acompañarlas en varias decisiones clave, como la liquidación de Telecom y la apertura de la larga distancia. Estuvo en el sector privado, en Claro como director de Regulación, y a principios de esta década llegó a la ANE.

Casado y con dos pequeños hijos, León empieza ahora su nueva vida en Washington, donde se radicará para asumir la dirección de la Citel. Aunque su trayectoria profesional ha estado en medio de leyes, normas, regulaciones y espectro, otra de sus grandes pasiones es la construcción. Tiene con algunos socios una compañía que construye edificios y él es uno de los diseñadores, afición que le quedó de la universidad en las múltiples clases de dibujo que tuvo. Ahora piensa, en su nuevo reto regional, ‘construir’ una nueva agenda de telecomunicaciones para este hemisferio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?