| 1/16/2006 12:00:00 AM

Después de la liquidación

El próximo 31 de enero terminará la liquidación de Telecom. ¿Cómo quedará la operación de lo pendiente y bajo qué modelo?

Telecom y las 13 teleasociadas de las regiones dejarán de existir a partir del 31 de enero. ¿Qué va a pasar después de esa fecha? Dinero dialogó con Javier Lastra, gerente liquidador de Telecom, quien explicó el procedimiento.

¿A cuánto ascienden los pasivos reconocidos pagados? En un primer momento fueron del orden de $320.000 millones, que incluían una deuda externa contraída por Telecom de US$85 millones. Luego empezaron a salir los laudos de los contratos de joint venture, primero por US$65 millones y luego por US$35 millones, que ya se pagaron.

¿Qué se va a hacer con los procesos pendientes? Una vez pagadas las acreencias reconocidas y tras haber organizado los archivos y haber depurado la contabilidad, el gobierno nacional puede determinar que en los temas pendientes -unos 200 inmuebles y más de 1.900 procesos judiciales- el liquidador los provisione o constituya una fuente de financiación para pagarla, si es en contra de la empresa, o sacarla de la contabilidad, si es a favor.

¿Quién va a manejar eso? Los decretos de liquidación señalan que se lo pueden entregar al Ministerio del ramo, a una entidad descentralizada o el liquidador puede constituir encargos fiduciarios creando patrimonios autónomos que administren esas obligaciones y activos, y todos los temas que queden pendientes después del cierre de la liquidación.

¿Cuántos encargos fiduciarios son y cómo van a operar? Son 3. El primero es el Patrimonio Autónomo de Activos y Pasivos de Telecom (PARAPAT). Fue adjudicado a Fiducafé y manejará el contrato de explotación de los activos que tiene Colombia Telecomunicaciones. Recibe la caja que genera esta empresa y con esos recursos fondea a otros dos fideicomisos: uno, que se llama Patrimonio Autónomo Remanente (PAR), que encabeza un consorcio conformado por Fiduagraria y Fidupopular para el manejo de los bienes no afectos -inmuebles, vehículos y otros que no se han podido vender-, cartera, procesos judiciales y administración de archivos. Y el tercero, el Patrimonio Autónomo de Pensiones (PAP), manejado por un consorcio formado por Fiduprevisora y Fiducolombia.

¿Con cuánta plata arranca cada uno de los patrimonios? El primero arranca de cero porque va a empezar a recibir el dinero de Colombia Telecomunicaciones. El segundo, con la caja que dejan las empresas en liquidación y que es del orden de $100.000 millones. Si sale una contingencia, debe existir una caja que la subrogue y la principal utilidad de esos recursos es para pagar los $60.000 millones que cuestan las indemnizaciones una vez se retiren los 1.200 empleados que están por retén social. Y el tercero, arrancó con $1,1 billones. El objetivo es generar la caja suficiente para no tocar esos recursos y mantenerlos a precios constantes a 2006. En una vigencia, las 14 mesadas de los 16.000 pensionados vale un poco más de $400.000 millones. De ahí la importancia en la búsqueda de un socio estratégico.

¿En qué van los contratos de riesgo compartido -joint ventures-? De US$1.900 millones que era el total de las pretensiones, se han resuelto US$1.300 millones, que vía conciliación o fallo jurídico han quedado en US$350 millones. Los otros US$600 millones están pendientes de alguna solución por una de estas vías.

¿Qué pasa con estos contratos que están en litigio después de la liquidación? Quedan como pasivos contingentes, pero con el enlace con Colombia Telecomunicaciones porque esta empresa está facultada por el gobierno para servir como negociador.

¿Y si hay un gasto contingente que supere los $100.000 millones? Hay dos opciones: si es como consecuencia de una conciliación, el gobierno dio instrucciones para que Colombia Telecomunicaciones asumiera esa deuda y pasara a la fiducia. Además de poder conciliar, el Conpes le aprobó a Colombia Telecomunicaciones un cupo de endeudamiento por US$350 millones. Es decir, lo paga Colombia Telecomunicaciones y de los recursos que le debe girar al PARAPAT empieza a hacer descuentos tan pronto empiece a amortizar los pagos de los créditos. La otra opción es si sale de un fallo que condene a Telecom, ahí el segundo fideicomiso debe pedirle al PARAPAT recursos y de allí vendrán los flujos de caja y el manejo del dinero en el tiempo.

Vea entrevista completa en www.dinero.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?