Dinero.com Revista Dinero

Javier Gutiérrez, presidente de Ecopetrol. Los resultados de empresas públicas como Ecopetrol, ISA e Isagen explican buena parte de la desaceleración en 2012. A pesar de un cuarto trimestre regular, grupos privados como Argos y Sura tuvieron un buen año.

| 3/21/2013 10:00:00 AM

Desinfle empresarial

El cuarto trimestre fue crítico para las grandes empresas del país. En 2013 se esperan resultados menos malos.

Desaceleración. Esa es la percepción que queda luego de dar una mirada global a los resultados financieros de las principales empresas listadas en la bolsa de valores del país, que se han venido conociendo en los últimos días, y cuyos resultados evidencian un menor ritmo del sector empresarial colombiano en 2012. El cuarto y último trimestre del año fue quizá el más complejo, cuando incluso algunas compañías arrojaron saldos en rojo y la mayoría obtuvo utilidades por debajo de las expectativas o la tendencia que traían.

Después de tres años de un saludable crecimiento a tasas de dos dígitos, las ventas de quince de las compañías con mayor peso en los índices bursátiles –a las cuales le hacen seguimiento la mayoría de analistas de acciones– tan solo crecieron 8,1% en 2012 y llegaron a $128,9 billones, mientras que las utilidades netas permanecieron prácticamente estancadas en términos reales al crecer solo 2,5% en el año y alcanzaron los $21,5 billones.

Buena parte de esta reducción en el ritmo de crecimiento de las ventas y las utilidades se explica por el desempeño de compañías del sector petrolero y de energía como Ecopetrol, ISA e Isagen, cuyas ventas se estancaron mientras sus utilidades cayeron. Dado el peso de estas empresas –todas con participación del Estado–, terminaron opacando el repunte de las compañías de otros sectores como cemento, banca y consumo, cuyas ventas siguieron a ritmos de dos dígitos.

No obstante, durante el cuarto trimestre del año fue mucho más evidente y generalizado un frenazo en las ventas y la caída en las utilidades empresariales. Las ventas de las principales empresas de bolsa decrecieron en conjunto 2,1% en este último periodo, mientras que las utilidades netas cayeron 14,6%, lo cual anticipa un trimestre con magros resultados macroeconómicos.

Para algunos analistas se trata de una desaceleración natural y en línea con lo que está ocurriendo con la economía pues veníamos de varios años de buenos resultados. “El desempeño de las empresas sí estuvo por debajo de lo esperado pero no son resultados devastadores, son débiles pero no generan mayor incertidumbre hacia futuro ni revisiones de los precios objetivo”, afirman analistas del Grupo Bancolombia.

Para el equipo de investigación económica de Serfinco, en el cuarto trimestre algunas empresas tuvieron gastos no recurrentes como provisiones, por ejemplo, para el laudo arbitral en el caso de Pacific Rubiales o para ajustes contables por recientes adquisiciones, como en el caso de compañías financieras y holdings –Grupo Argos y Sura, por ejemplo–, que afectan los resultados puntuales de un trimestre, pero son extraordinarios. Por esto, la mayoría de analistas del mercado accionario está esperando un 2013 con buenos aunque moderados resultados empresariales. “Es probable que la primera parte del año continúe con débiles resultados, pero en el segundo semestre del año habrá un repunte y mayor crecimiento”, afirman en el Grupo Bancolombia.

Pero algunos analistas como Felipe Campos, director de investigaciones económicas de Alianza Valores, no son tan optimistas y advierten que este año podríamos ver resultados empresariales decrecientes y hasta negativos. Esto es, un año más parecido al muy mal cuarto trimestre que tuvieron las principales empresas del país.

El efecto Ecopetrol

A pesar de que la mayoría de compañías sigue mostrando resultados positivos, hay una moderación en el ritmo de crecimiento de las principales empresas del país. Y el principal ejemplo es, sin duda, Ecopetrol. Sus ventas alcanzaron los $68,8 billones (4,4% más que en 2011) pero las utilidades cayeron 4,4% al pasar de $15,4 billones a $14,7 billones. “El retraso en la obtención de licencias y restricciones en la capacidad de transporte, algunas de ellas generadas por alteraciones de orden público, afectaron la operación y la compañía no logró cumplir su meta de producción ni su plan de inversiones”, afirma un documento de Corredores Asociados.

Sin embargo, lo más preocupante para la petrolera estatal fue que la adición de reservas estuvo muy por debajo de lo que esperaba el mercado: 250 millones de barriles frente a 400.

El gran peso que tiene Ecopetrol jalona los resultados del conjunto de compañías. Sin Ecopetrol, las ventas decrecen 12,7% y las utilidades 21,8%, pero la utilidad operacional del conjunto de compañías está estancada. Las utilidades de ISA cayeron 19% en 2012 ante algunos efectos cambiarios y el impacto del cambio regulatorio en Brasil cuyos efectos siguen siendo inciertos. Mientras, Isagen también tuvo una caída en sus utilidades de 3,8% en un año marcado por unas condiciones hídricas bastante difíciles.

A pesar de la desaceleración del consumo y la cartera, compañías como Éxito, Nutresa, Carvajal, Bancolombia y Davivienda tuvieron resultados en línea con las expectativas. A diferencia, por ejemplo, de compañías como Avianca. Las empresas del sector cementero e infraestructura se vieron afectadas por el bajo nivel de ejecución de las grandes obras de infraestructura y la caída de la construcción en Bogotá. No obstante, Bancolombia espera que sean estos sectores de construcción e infraestructura, junto con el financiero, los que jalonen la actividad en 2013. También propone reducir en los portafolios de inversión la participación en hidrocarburos y consumo masivo. Pero recomienda ser muy selectivo en la escogencia de las acciones y mirar muy bien los fundamentales.

Los débiles resultados empresariales produjeron una corrección en el mercado de valores. A pesar de los buenos niveles de dividendos de las empresas, el índice de las acciones más fuertes, Colcap, cayó alrededor de 4% durante esta temporada de reportes corporativos y acciones como Ecopetrol, Pacific o Cementos Argos corrigieron su precio, mientras Carvajal y Nutresa, por ejemplo, estuvieron entre las más valorizadas.

La caída de las utilidades también podría causar un encarecimiento relativo de las acciones colombianas que hoy se verían más costosas por múltiplos, lo cual podría hacer que el mercado no tenga grandes valorizaciones durante lo que resta del año. Habrá que esperar por los resultados financieros del primer trimestre de 2013 para ver qué tan parecidos son a los del último trimestre del año pasado y precisar el tipo de desaceleración empresarial que estamos enfrentando.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×