Revista Dinero

Joseph Harari Empresario panameño.

| 5/2/2013 6:00:00 PM

Desembarco panameño

Impulsadas por una activa comunidad judía, las inversiones panameñas en Colombia no tienen freno. Franquicias de lujo, electrónica y banca, las grandes apuestas.

Bajo perfil y pocas declaraciones en público no son lo único que caracteriza a los inversionistas panameños que llegan a Colombia. También los distingue su buen olfato para los negocios y el timing que tienen para apostar por un país como Colombia, donde emerge una nueva clase media y el poder adquisitivo de los ciudadanos va en ascenso.

Después de Chile (US$3.073 millones), Panamá (US$699 millones) se convirtió en 2012 en el país con mayores inversiones en Colombia, una situación impensable hace solo un par de décadas, cuando la cifra no llegaba a US$100 millones.

En Bogotá, Medellín y Cali la representación comercial proveniente de ese país es amplia, aunque no tan evidente. Franquicias como Zara, Gap, Banana Republic, Adidas, iShop, Cross, Cartier, Salvatore Ferragamo y, recientemente Tiffany, conforman parte de las inversiones provenientes del istmo.

También vienen de ese país las representaciones para los duty free de los aeropuertos de Bogotá y Cali y que son operados por la filial Attenza. También con ADN panameño operan las tiendas La Riviera, los restaurantes Friday’s y, en tecnología, las oficinas de Panasonic, Multitek y Samsung, entre otros.

Detrás de esas millonarias inversiones está una activa comunidad judía e inversionistas que figuran en los rankings de Forbes; como el multimillonario Stanley Motta, presidente de la junta directiva de Copa Holdings, presidente del Grupo Financiero Continental, al cual pertenecen el Banco Continental de Panamá y la aseguradora Assa. También es propietario de Motta Internacional, propietario de la cadena de tiendas Attenza.

Otro de los grandes apostadores de Panamá en Colombia es Alberto Btesh. Actualmente, el empresario tiene una representación de Multibank en Colombia, pero los planes incluyen abrir un banco de primer piso en el segundo semestre del año. “Colombia es un país muy atractivo para los empresarios panameños por el nivel de desarrollo logrado en los últimos años y porque mejoró notablemente en los indicadores de seguridad”, dijo a Dinero Catalina Torrente, representante de Multibank en Colombia. Este banco es el tercero de capital panameño en el vecino país.

Otro de los industriales que se destaca es Joseph Harari, con un número importante de franquicias en Colombia. Se habla extraoficialmente de 19 marcas que van desde restaurantes hasta locales de lujo. Harari también tiene una representación de Credicorp en Colombia para atender la creciente demanda de inversionistas.

En el corto o mediano plazo se podrían concretar más inversiones. El presidente de la Cámara de Comercio e Industria Colombo-Panameña, Eduardo Nayib Cristo, dijo que existe interés del Grupo Melo, a través de sus restaurantes Pío Pío, por entrar a competirle al Kokoriko colombiano. Tampoco se descarta que la cadena de Supermercados Súper 99 llegue este año al país, atraída por las positivas cifras de consumo e ingreso en Colombia.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×