| 10/27/2016 12:00:00 AM

Derco se quedó con el negocio de importación de Citroën

Tras negociar con el distribuidor en Colombia, el grupo chileno Derco se quedó con el negocio de importación de la marca europea y planea abrir nuevas vitrinas.

No todos los cambios en la distribución de vehículos en Colombia están terminado en relaciones traumáticas o pleitos judiciales. Así lo confirma la reciente negociación de la distribuidora chilena Derco con la familia Parra Arango, que desde hace 25 años tenía la distribución en el país de la marca francesa Citroën.

Tras un proceso que tomó varios meses, a partir del primero de octubre la compañía chilena –que hace parte del grupo Falabella y Homecenter– asumió la distribución de la marca europea en el país y amplió su portafolio de productos para el mercado local. Derco está en el país con tres líneas: los vehículos de las chinas Great Wall y Geely, la japonesa Suzuki y ahora Citroën. También están en maquinaria agrícola y de construcción con la inglesa JCB, y además distribuye repuestos.

Cristian Sierra Margenats, gerente de Derco en Colombia, asegura que la incorporación de la nueva marca al portafolio hace parte de un ambicioso plan de extender su presencia de mercado. Derco, que llegó al país en 2010, en 2015 reportó ventas por $364.000 millones. El directivo anunció que la meta es lograr que Citroën tenga un mayor desarrollo y su participación pase del 0,2% actual a 2% del mercado colombiano para 2020.

Para lograrlo, adelanta un plan de expansión que requerirá inversiones por US$10 millones en los próximos dos años, cuando está prevista la apertura de cinco nuevas vitrinas de exhibición y la ampliación de algunas de las existentes. Esto permitirá generar alrededor de 100 empleos directos y una cifra similar en indirectos, que se suman a los 300 directos que genera la firma chilena y 200 de sus concesionarios.

Hoy la red de Derco incluye 34 puntos de venta, entre vitrinas y talleres. Con los puntos nuevos llegará a 39, de los cuales 80% son de concesionarios y 20% de la firma chilena. Para Sierra Margenats, la apuesta por la marca Citroën es uno de los proyectos más ambiciosos en estos momentos por dos razones: mejores condiciones arancelarias y baja motorización en Colombia. Por eso, en los próximos meses tienen previsto cinco lanzamientos de esta marca.

La reducción del arancel para los vehículos importados de la Unión Europea –que se eliminará totalmente a 2020 de acuerdo con el TLC vigente– le permite a la distribuidora ofrecer mejores precios y ser más competitiva, y a esto se suma el hecho de que Colombia sea uno de los países con menor colocación de vehículos por habitante, que ofrece grandes oportunidades –en Colombia es de 6 vehículos por cada 100 personas, frente a Chile, que tiene 14 y en Costa Rica 10–.

Lea también: La mayorista que se destaca en el mercado de los combustibles

Además de Colombia, Derco tiene operaciones en Chile, Bolivia y Perú y sus ventas consolidadas alcanzaron el año pasado los US$1.800 millones, tiene más de 4.000 empleados y cuenta con más de 400 puntos de contacto. Para Sierra, este tamaño la pone entre los líderes latinoamericanos en los negocios en los que participa.

Con la ampliación de su portafolio, Derco planea pasar de una participación actual de 3% del mercado automotor colombiano a 20% a la vuelta de cuatro años.

Pese a la caída del mercado local –que este año se calcula en 15%–, el país sigue siendo atractivo para las compañías que buscan apostarle al largo plazo y que no se dejan frenar por la coyuntura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.