| 6/10/2005 12:00:00 AM

De compras en el exterior

Con las estructuras más transparentes y las empresas enfocadas, los grupos buscan oportunidades de inversión en los mercados internacionales.

Superada la época de vacas flacas producida por la caída de la economía a finales de la década del 90, y que encontró a los grupos económicos excesivamente diversificados, en 2005 regresaron los planes agresivos de expansión de la mano de unas organizaciones que ahora tienen una estructura más liviana y recursos suficientes para crecer, dentro o fuera del país.

El caso más claro es el del Grupo Empresarial Antioqueño, que tan solo en alimentos tiene $350.000 millones en caja para invertir, y con un moderado endeudamiento podría duplicar esta suma para apoyar su internacionalización en los países andinos, Centroamérica incluyendo a México, y el Caribe. El objetivo es profundizar la internacionalización vía adquisiciones, ampliar la red de distribución que ya tiene en la mayor parte de estos países y posicionar sus marcas. En cemento, el saldo en la chequera del GEA llega a los US$250 millones y los mercados objetivo son Estados Unidos y América Latina.

Pero el grupo paisa no es el único con planes de expansión en el exterior. Colpatria quiere mantener su banco muy enfocado en ciertas ciudades colombianas, pero con la constructora el objetivo es ser una multinacional en 2010. La meta de Sanford, por su parte, es consolidarse como multinacional con presencia en los países andinos, Centroamérica y Estados Unidos (ya tienen empresas en México y Ecuador).

También están mirando con interés las inversiones en el exterior el grupo Aval y la Organización Ardila Lülle, que después de la recuperación de Postobón analiza posibilidades de crecimiento en la región andina y en Centroamérica.

Por su parte, la Casa Editorial El Tiempo tiene entre sus prioridades, convertirse en el mayor generador de contenido para los colombianos que viven en el exterior.

Las que lo lograron

Pero mientras unas empresas quieren avanzar en su internacionalización, Carvajal, la primera multinacional colombiana, está pensando en ampliar su fuente de recursos para seguir creciendo, al sacar al mercado público de valores cinco de sus empresas: Propal, Bico, Editorial Norma, Empaques Plásticos y la compañía de páginas amarillas que tiene en Brasil. Este paso es el fruto de un trabajo organizado en la profesionalización de la administración y en el tamaño que les han dado a los distintos negocios. Mientras se define dónde se hará la emisión -en los mercados internacionales o en Colombia-, se empezó por fusionar las holdings de inversiones de Colombia y del exterior, para facilitar la salida a bolsa de las empresas. Esta fusión debe quedar lista a mediados del próximo año.

Por su parte, el Grupo Empresarial Bavaria continúa arreglando la casa por dentro y negociando en Nueva York la venta de la compañía a una multinacional cervecera. A pesar del hermetismo sobre la negociación, es claro que hay conversaciones con SAB Miller y Heineken.



Los otros movimientos

En el sector financiero, hay grandes jugadas. Este año debe quedar lista la fusión entre Bancolombia, Conavi y Corfinsura, compañías que pertenecen al Grupo Empresarial Antioqueño. Por su parte, el grupo Bolívar, en cabeza de Davivienda, compró el Banco Superior. La fusión se debe iniciar en unos meses, cuando la Superintendencia Bancaria la apruebe. También está adelantada la integración entre Colmena y Caja Social. En el caso de Aval, el grupo decidió profundizar la integración en las funciones administrativas, pero mantener la independencia de cada banco.

Los grupos aprendieron la lección de estar enfocados y crecer ordenadamente, y ahora van por los mercados externos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?