| 8/22/2003 12:00:00 AM

Cultivos con futuro

El desarrollo de prácticas sostenibles para la producción del banano empieza a dar los primeros resultados y puede asegurar el ingreso de la fruta a la Unión Europea.

La caída del mercado bananero mundial y las crecientes barreras a la comercialización de la fruta en los países desarrollados llevaron a los bananeros en Colombia a replantear su modelo de negocio y a buscar nuevas formas de producción y gestión que les permitieran mejorar su competitividad internacional. El primer paso se dio el 1 de junio de 2001, con la creación de Banatura, un programa que promueve las prácticas sostenibles para la agroindustria, y cuyo éxito ha despertado el interés de entidades multilaterales, como la FAO, y de competidores tradicionales de Colombia, como Ecuador y Costa Rica.

El éxito de Banatura, programa que hoy cuenta con 84 fincas inscritas y cubre 7.000 hectáreas cultivadas, radica en que involucra a prácticamente todos los actores de la cadena en un plan de mejoramiento continuo del sector. Desde productores y comercializadores de la fruta hasta productores de agroquímicos e incluso industrias de reciclaje se han unido en la búsqueda de mejores prácticas para aumentar, de forma sostenible, la productividad del banano colombiano.

Dos años después de iniciado el programa, se empiezan a ver los primeros resultados. La sostenibilidad de los cultivos ha aumentado en 10%, lo que incluye un mejoramiento intrínseco de la calidad de la fruta y de las prácticas ambientales.



¿Qué es?

Como cualquier programa gerencial moderno, Banatura trata de medir y llevar registros de los principales aspectos de la producción para buscar el mejoramiento continuo. A partir de indicadores en ocho líneas de trabajo que involucran aspectos ambientales y sociales además de los productivos, se evalúan las prácticas en cada finca para proponer medidas que optimicen la producción y finalmente mejoren la competitividad del sector. En palabras de Roberto Hoyos, presidente de Augura, gremio que agrupa a los bananeros del país, "normatividades como Eurep-Gap nos exigen no solo producir un banano con excelente aceptación para los consumidores sino que debe producirse con equidad social y equilibrio ambiental". Entre Augura y el Sena han invertido cerca de $2.000 millones en capacitación, asesoría y seguimiento permanente a las fincas inscritas en el programa, mientras compañías como Syngenta, comercializadora de agroquímicos para el sector, financia proyectos de investigación por intermedio de Augura para apoyar programas de gestión ambiental y trabajo con la comunidad, como lo expresa José Antonio Estévez, gerente de cultivo de banano de Syngenta.



Producto de exportación

Aunque Banatura es un proyecto joven, ya empieza a tener reconocimiento internacional. Para José Cabrera, presidente de Croplife Ecuador, una asociación mundial de fabricantes y productores de agroquímicos, "los agricultores colombianos del programa Banatura tienen mejores prácticas para el manejo de los desechos, y vale la pena aprender de ellos". Por esto, invitaron a Augura a visitar Ecuador para implementar en ese país las prácticas del programa para el manejo de los residuos agroquímicos en los cultivos de banano.

Por su parte, la división de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) encargada de los cultivos tropicales ha mostrado su interés en conocer los aspectos del programa relacionados con la responsabilidad social y ambiental de los cultivadores.

Así mismo, Pfifes, una de las principales comercializadoras para Europa y Estados Unidos, considera que el programa ayudará en el cumplimiento de las normas Eurep-Gap que serán de carácter obligatorio para los exportadores a Europa a partir del 31 de diciembre de 2003.

El sector bananero colombiano ha sido muy afectado por la situación de orden público del país, las condiciones climáticas y la normatividad internacional para las exportaciones. Ahora, los bananeros colombianos han decidido tomar en sus manos el futuro y se le han medido al reto de lograr la sostenibilidad del cultivo del banano y así superar, o al menos mantener, su tercer lugar como exportador mundial de banano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?