| 2/4/2016 12:00:00 AM

Pese a caída de acciones de Twitter, la situación es aún estable

¿Está Twitter, una de las más exitosas redes sociales de la última década, pasando realmente por un mal momento?

Muchos todavía se preguntan qué es Twitter, desde la perspectiva de modelo de negocio. Y esas dudas siguen dominando en los mercados de capitales, tal como lo muestra la caída en el precio de la acción que ha tenido esta compañía: de más de 62% en el último año y de cerca de 70% frente a su máximo histórico.

Los cambios en su equipo directivo, más las quejas por la manera como la red ha manejado esta coyuntura, son la mezcla perfecta para que algunos analistas vean un panorama crítico para esta red.

Así piensa Joshua Topolsky, quien publicó en la revista The New Yorker un análisis sobre el futuro tuitero. El panorama es crítico, según Topolsky. Lo que más le preocupa es que en Estados Unidos el número de usuarios de esta red se mantuvo prácticamente estable durante 2015, mientras que otras redes, como Facebook o Snapchat, vienen creciendo a buen ritmo.

A esto se suman los cambios en la cúpula que administra la compañía, pues en el último mes varios ejecutivos abandonaron el barco para irse a otras redes sociales. Ese es el caso de Kevin Weil, director de producto de Twitter, quien se fue a trabajar a Instagram.

Las quejas de los usuarios también forman parte del diagnóstico negativo que hizo el periodista Topolsky en The New Yorker. Según él, los bandazos que está dando la administración, como el de pensar en permitir textos extensos en la red, demuestra que muy probablemente todavía no saben al interior de Twitter cuál es la verdadera naturaleza de esta red social.

Sin embargo, aunque el precio de las acciones ha caído drásticamente, muchos indicadores muestran que la situación de la compañía no es un desastre. En primer lugar, es claro que en Estados Unidos el número de usuarios no crece, pues se estancó en 66 millones hasta el noveno mes de 2015; pero en el resto del mundo Twitter logró llegar a 320 millones de usuarios. De otra parte, a septiembre la compañía había dejado ingresos por más de US$1.900 millones y en el trimestre julio-septiembre el Ebitda fue de US$142 millones. Estos ingresos están expresados en publicidad, licenciamiento de datos y otros.

Estas cifras dan cuenta de una cierta solidez en la operación de la compañía. El problema parece ser que muchos se preguntan si esa solidez es sostenible. El asunto es el mismo que el de cualquier red social exitosa: ¿cuál es el modelo de negocio de largo plazo? Hasta el momento las redes sociales se han convertido principalmente en grandes espacios de publicidad “inteligente” y, de otra parte, en grandes mercados de información sobre los consumidores: gustos, hábitos, tendencias, etc.

Las dudas en los mercados se refieren a si las redes sociales podrán mantenerse vigentes en estos negocios o moverse hacia otras formas de comercializar servicios.

Durante esta década de explosión de las redes sociales creció la expectativa sobre su capacidad de revolucionar los mercados e incluso la industria. Sin embargo, las redes se convirtieron en eficaces transmisoras de mensajes publicitarios y grandes bases de datos para hacer inteligencia de consumo. Eso las ubica en un negocio muy competido que no crece más allá de 6% anual, donde se ganan la vida los medios tradicionales como televisión, radio, periódicos y revistas y a los que se suman ahora las redes sociales: Youtube, Facebook, Instagram y cualquier otra que pueda tener un grupo masivo de personas y alguna información sobre ellas. Así las cosas, la gran revolución de las redes sociales hasta el momento es la revolución del mercado publicitario.

Si bien es clave garantizar buenas experiencias a los usuarios, manteniendo niveles de credibilidad y respeto, el verdadero desafío está en explicarles a los inversionistas por qué es conveniente pautar en Twitter y cómo eso garantiza la sostenibilidad del negocio. Para eso se necesitan muchos caracteres.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?