| 10/2/2013 6:00:00 PM

Corona continental

Con la apertura y compra de plantas en países vecinos y alianzas para la comercialización de marcas internacionales, Corona busca avanzar en su expansión hemisférica. Dinero habló con su capitán, Carlos Enrique Moreno.

El Grupo Corona decidió meterse en los hogares del continente. Con una estrategia que combina la compra de empresas, apertura de nuevas plantas y alianzas con firmas internacionales, la compañía busca ampliar su papel de jugador protagónico en el mercado de productos para la construcción y la remodelación del hogar.

Aunque de tiempo atrás hace presencia con plantas y comercialización en algunos países del hemisferio, la meta apunta ahora a consolidar su vocación de empresa multilatina, según lo anuncia su presidente, Carlos Enrique Moreno.

La estrategia de expansión se hará a través de plantas que cubrirán los mercados que van desde el norte hasta el sur del continente. En Estados Unidos, Corona hace presencia desde 2004, cuando compró a Mansfield, una compañía con sede en Perrysville, Ohio, productora de porcelana sanitaria, acrílicos y tinas para baño.

En esta planta, asegura Moreno, se avanza en un programa de ampliación de 60% de la capacidad productiva utilizando tecnologías de punta. Mansfield es una de las compañías más eficientes y competitivas, sostiene el directivo, y una de las pocas que sobrevivió a la crisis económica en Estados Unidos, que llevó al cierre de 50 de las 57 empresas dedicadas a la producción de porcelana sanitaria.

El siguiente punto en el mapa continental está en el mercado centroamericano. Por eso, el 27 de agosto pasado el Grupo Corona anunció la compra de Incesa-Standard, la principal productora de artículos para cocina, baños y grifería, que tiene cerca de 50% del mercado en la región.

Esta compra estratégica incluye tres plantas que generan alrededor de 900 empleos. Están ubicadas en Costa Rica –grifería y sanitarios–, Guatemala -cocinas, sanitarios y lavamanos- y Nicaragua –cocinas, lavamanos y sanitarios– y en estos momentos la compañía analiza un proyecto de expansión de una de estas plantas para ampliar la capacidad productiva y aumentar su presencia de mercado.

Los productos de Incesa-Standard tienen gran reconocimiento en Centroamérica y el Caribe, y le aportarán a Corona el conocimiento del mercado y un eficiente esquema de distribución con más de 1.000 puntos, que serán claves en el proceso de expansión de negocios en la región.

El tercer bastión en lo que tiene que ver con plantas, lo constituye la inauguración, en noviembre próximo, de la Companhia Sulamericana de Cerâmica, que fabricará sanitarios y lavamanos en una planta ubicada en Ceará, al nordeste de Brasil, en alianza estratégica con la multinacional Eternit. La compañía estará produciendo a plena capacidad en marzo de 2014 y en ella Corona aporta 40% y Eternit 60%. La inversión en esta planta se estima en unos US$56 millones.

También en Colombia la compañía sigue en un dinámico programa de expansión. Hace un mes inauguró Corlanc, una moderna fábrica que produce pinturas y ‘sundries’ –productos para el recubrimiento exterior de las edificaciones– en asocio con la estadounidense Lanco. La planta tiene 4.500 m2, está ubicada en Medellín y en ella la participación de Corona es de 55%, mientras su socio estratégico tiene 45%.

Según Moreno, la idea es abrir fábricas similares en otros países de América Latina, aprovechando un creciente mercado y la experiencia combinada en producción y distribución de las dos compañías.

El Grupo Corona llega así a las 25 plantas de producción, genera 12.000 empleos y exporta a más de una docena de países en el mundo.

Llegan las alianzas
Pero no solo proyectos de producción a corto plazo se barajan dentro del portafolio de Corona. Según el presidente del grupo, dos alianzas clave con empresas de Asia y Europa comienzan a generar una nueva dinámica en los negocios.

La primera es con el grupo portugués Visabeira, cuya marca de vajillas Vista Alegre goza de un alto prestigio en Europa y es reconocida como una de las tres marcas top del mundo. “Hicimos una alianza para la comercialización de vajillas institucionales de porcelana de alta gama, con el ánimo de expandir luego el negocio hacia vajillas de hogar en porcelana y entrar a un nuevo segmento de gama media y alta”, asegura Moreno.

Esta alianza le permite a Vajillas Corona ampliar su portafolio, pues hasta el momento se ha especializado en productos de loza y de sus resultados en el mediano plazo dependerá la apertura de una planta de productos de porcelana en el continente americano.

Otra alianza que está en camino se selló con la coreana Hyundai, a través de Electroporcelana Gamma, una de las empresas del Grupo Corona. Esta consiste en asumir la distribución de equipos eléctricos, como circuitos, breakers y todo lo relacionado con panelería eléctrica para transmisión y distribución de energía, que complementan el portafolio de aisladores eléctricos de Gamma.

Para Moreno, el resultado de esta alianza ya comienza a verse y se reflejará mucho más en los ingresos de la compañía el próximo año, cuando esté funcionando plenamente la distribución en varios países de América Latina.

La hoja de ruta trazada y las inversiones dispuestas anticipan que el buque de la expansión en que se ha embarcado el Grupo Corona llegará a buen puerto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?