Las copias ilegales de contenido de entretenimiento ya no se limitan a las películas: las series televisivas se han convertido en el nuevo objeto del deseo. Game of Thrones, la más pirateada.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.