| 4/14/2016 12:00:00 AM

Controversia por futuro de las Zonas Francas en la tributaria

El debate sobre los efectos de una nueva reforma tributaria también llegó al esquema de zonas francas, una de las principales plataformas para atraer inversión. Hay 15 pidiendo pista.

Las zonas francas han logrado atraer inversión para capitalizar el potencial del país como hub comercial, gracias a los beneficios tributarios que generan.

Actualmente, 15 nuevas zonas francas piden pista para aterrizar sus negocios en Colombia, proyectos en los que se invertirían $681.597 millones. Por eso, expertos de este sector consideran que para continuar desarrollando este mecanismo, que cobija hoy a 102 complejos, se necesita que el Gobierno mantenga la estabilidad tributaria y que se aplique en pleno el nuevo decreto con el cual se hacen ajustes reglamentarios para mejorar sus operaciones.

Lea también: Los 10 cambios que alista el gobierno para las zonas francas

Dentro de los beneficios tributarios están una tarifa de 15% en impuesto de renta, y exoneración del IVA y aranceles para los bienes de capital y materias primas.

Edgar Orlando Martínez Mendoza, director ejecutivo de la Cámara de Usuarios de Zonas Francas, destaca los avances alcanzados en el último año, como la reducción de dos años a seis meses del tiempo de estudio y aprobación de zonas francas.

Martínez dice que “es un contrasentido que mientras el gobierno nacional apoye este instrumento, la comisión de expertos del sector privado que estudia la norma esté apoyando una propuesta que restringe su desarrollo, cuando lo que deberían hacer es salir en su defensa, ya que este es un mecanismo que le ofrece competitividad al aparato industrial”, resalta.

Tanto Martínez como empresarios del sector defienden el mecanismo de las zonas francas, el cual logró en una década capturar inversiones por $3,6 billones anuales, generar cerca de 60.000 empleos directos, más de 170.000 indirectos y, en especial, promover la creación de más de 800 nuevas empresas.

En 2015 las zonas francas invirtieron $4 billones adicionales y exportaron US$2.108,8 millones, lo que representa un crecimiento de 1,1% con respecto al año anterior.

Bajo el instrumento de zonas francas han sido desarrolladas clínicas de alto nivel, plantas de biocombustibles, data centers, call centers, refinerías, plantas de ensamblaje de vehículos y productoras de alimentos, entre otras.

Entre los conglomerados que apostaron por ampliar sus actividades con nuevas inversiones en 2015 estuvo el Grupo ZFB, que opera la Zona Franca de Bogotá y 33 complejos más, que destinó $121.000 millones para la construcción de ZF Towers Services & Technology Park (primer parque de servicios y tecnología del país), así como la puesta en marcha de bodegas en Cartagena y en el Pacífico.

Juan Pablo Rivera Cabal, presidente del Grupo ZFB, señala que este año se mantendrá un buen ritmo de inversiones, más de $105.000 millones que se destinarán para la construcción de un hotel en Bogotá, data centers en Bogotá y Cali, un call center en Cali y bodegas en Cartagena.

Rivera es optimista en cuanto al futuro de las ZF y cree que debido al impulso que este mecanismo le ha dado al comercio exterior, vital en la actual coyuntura económica, se sostendrán los beneficios tributarios otorgados.

Juan Santiago Vélez, director comercial y de proyectos de inversión de Intexzona, zona franca permanente, resalta que en 2015 realizaron ventas de áreas a empresas extranjeras, como Castem Co, Ltd. (Japón), Duty Free Américas (Israel), Blupharma Industrias Farmacéuticas (Portugal) y Alfa Safe Trading (Panamá), entre otras.

Por eso ve con gran optimismo la dinámica que se está presentando en la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED). La firma, a su vez, avanza con las obras de urbanismo e infraestructura de la III Etapa de proyectos y espera culminar estos trabajos en el segundo semestre de 2016.

La entrada de estas grandes empresas –destaca Vélez– se considera un ancla fundamental para la generación de empleos en la región y para la creación de encadenamientos productivos y clústers entre usuarios calificados dirigidos a diferentes sectores de la economía, recreando un poco los modelos de zonas francas que han prosperado en varios países asiáticos como Malasia, Filipinas y Tailandia.

El mayor avance del sector no solo se da por parte de las firmas ya consolidadas, también por nuevos y crecientes negocios y jugadores, como Edupol. La compañía de Educación Polimodal, de origen brasilero, recibió la calificación de usuario de zona franca para exportar servicios de esta rama a más de 17 países de habla hispana. Mónica Leyva, presidente de Edupol, explica que acogió este mecanismo que le permitió conformar la primera zona franca educativa de Latinoamérica y la segunda en el mundo.

Este parque, que se inaugurará en el segundo semestre de 2016, contará con inversiones superiores a los US$25 millones, recursos que le permitirán desarrollar 8.000 m2, con capacidad para cobijar a 21 universidades.

Leyva destacó que con el sistema de zonas francas las universidades no solo podrán exportar de manera más eficiente sus servicios, sino contar con tecnologías de punta para apoyar la educación polimodal, las cuales actualizará constantemente, dados los beneficios que obtienen para importar equipos.

Por su parte, Álvaro Muñoz Roldán, gerente general de la Zona Franca de Occidente, asegura que las operaciones de la firma siguen en ascenso, lo cual ha permitido generar empleo e inversión en la región, lo que se ve reflejado en la ampliación de esta zona franca. La ampliación, aprobada el 15 de julio de 2015 por la Dian, permitirá que sus instalaciones pasen de tener 226.190 m2 a ocupar un área total de 554.908 m2.

Otra de las firmas que mantiene un buen desempeño en tiempos de desaceleración económica es Offshoring & Outsourcing Park, la Zona Franca de Santander. El año pasado alcanzó exportaciones por US$11,5 millones (tanto de bienes como de servicios) y se trazó como propósito para los próximos cinco años contar con 100 empresas y generar 2.500 empleos.

Esta meta, según Nívea Santarelli, gerente de Zona Franca Santander, puede ser superada si se mantiene la dinámica de este año. Este conglomerado, que actualmente acoge en sus instalaciones a 20 empresas, espera continuar atrayendo inversión extranjera y motivar aún más a pequeños, medianos y grandes empresarios locales para crear nuevas compañías allí.

Las expectativas que se han originado alrededor de las zonas francas es cada vez mayor. El debate sobre los beneficios tributarios que hoy tienen y han permitido consolidar el modelo, de cara a una gran reforma, sigue sobre la mesa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?