| 5/11/2017 12:01:00 AM

¿Cuáles son los efectos de la integración entre AT&T y Time Warner?

La integración de AT&T y Time Warner ya fue autorizada en Colombia por la Superindustria. ¿Qué efectos tiene esta decisión?

En el segundo semestre del año pasado se anunció la compra de Time Warner por parte de AT&T, en un negocio que representó el pago de US$80.000 millones y asumir una deuda cercana a los US$24.000 millones. Antes de esta operación, AT&T ya había adquirido los activos de DirecTV y, con la compra de Time Warner –que tiene bajo su sombrilla marcas como CNN, TNT, HBO, TBS y los estudios Warner Bros, entre otras– se perfila como uno de los jugadores más grandes y relevantes en el mercado de contenidos y telecomunicaciones de Estados Unidos.

Lea también: AT&T incursiona en nuevos negocios

Esta movida está sujeta a aprobaciones en materia de competencia en diferentes países. A finales de marzo de este año, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) dio el visto bueno para la integración en Colombia de la operación. La comunicación del superintendente Pablo Felipe Robledo a José Miguel de la Calle, apoderado especial de AT&T Inc., advierte que la negociación “no genera una restricción indebida de la competencia, por lo que no amerita objeción ni condicionamiento”.

Foto: Michael Bowling Presidente de DirecTV en Colombia.

Según DirecTV Colombia, la operación ya ha sido avalada por autoridades de diferentes países a nivel mundial. “Específicamente en la Unión Europea, India y Colombia no han encontrado ningún tipo de cuestionamientos por tratarse de una integración de empresas que realizan actividades diferentes”, dice en respuesta a un cuestionario enviado por Dinero. Adicionalmente, advierte la comunicación que en Estados Unidos la operación ha sido sometida a aprobación del Departamento de Justicia de ese país.

“Es importante resaltar que la FCC (Federal Communication Commission) en Estados Unidos no tiene competencia para revisar ni aprobar la operación, porque no implica ninguna transferencia de una licencia de telecomunicaciones”, agrega y señala que en varios países de la región el proceso está en su recta final.

Razones globales

Esta negociación es un claro ejemplo de lo que está pasando en el mundo de las telecomunicaciones y los contenidos para enfrentar dos monstruos que vienen creciendo y mordiendo participaciones de mercado: los que ofrecen contenidos bajo la plataforma de servicios Over-The-Top (OTT) y que transmiten a diferentes dispositivos –como smartphones, tabletas o smart TVs– a través de internet, siendo Netflix uno de los principales jugadores; y otros, como Google, con la idea de crear su propia fibra –que ya está desarrollando en Estados Unidos– para distribución de contenidos en alta velocidad.

Las empresas tradicionales se están preparando no solo para actuar como poderosas redes de telecomunicaciones, sino también como grandes distribuidores de contenidos y enfrentar los negocios disruptivos que representan hoy empresas como Netflix y Google, entre otras plataformas. La preocupación radica en que estos formatos pueden ser sustitutos en muy corto plazo de la televisión por suscripción. Según Fidelity, en Estados Unidos los usuarios dedicarán la mitad de su consumo de contenidos a medios digitales y solo un tercio a la televisión tradicional, advierte El Economista.es.

Foto: Pablo Felipe Robledo, Superintendente de Industria y Comercio.

El mapa ha cambiado en Estados Unidos: por ejemplo, NBC y Comcast ya ‘juegan’ en el mismo equipo; también formaron equipo Sky y Fox. De hecho, la Comisión Europea aprobó que Twenty First Century Fox compre el grupo de televisión paga Sky por US$14.500 millones; mientras Disney está alineada con ABC.

Pero más movidas estarían por llegar. Por ejemplo, Apple, que hoy tiene una liquidez superior a los US$250.000 millones, tiene tres opciones de compra, dos en el sector de contenidos: Disney y la misma Netflix. La otra opción son los vehículos de Tesla, según el Diario Financiero de Chile.

Lea también: Marcas más recordadas en tecnología y comunicaciones por adultos colombianos

“Las empresas se están preparando para competir con plataformas disruptoras y están generando conglomerados de contenidos, redes y servicios. La empresa 100% de ‘telco’, como se conocía, se está transformando en especial en Estados Unidos, no solo en telecomunicación sino en agregados de contenidos y distribución online”, advierte un analista.

¿Y en Colombia?

Pareciera que este es un ‘juego de tronos’ que está sucediendo en mercados distintos a Colombia. Pero acá la tendencia también está llegando. Netflix ha venido creciendo como una de las alternativas de televisión más importantes, y algunos estiman que ya puede tener más de un millón de usuarios en el país.

Además, aunque en otros países como Estados Unidos la tendencia de suspender servicios de televisión por suscripción y quedarse solo con la oferta online es creciente, en Colombia apenas es incipiente. “La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) hizo un estudio que publicó el año pasado en el que establece que solo 5% de los usuarios ha apagado el cable para quedarse con OTT, pero no se descarta que suceda. No tanto en la audiencia que ha crecido con el cable, sino en la joven, que prefiere contenidos online a los tradicionales de televisión”, explica el representante de una empresa del mercado colombiano que prefirió mantener en reserva su nombre.

Así las cosas, ¿qué impacto puede tener en el mercado colombiano la integración? ¿Podría haber restricciones a la competencia? Allí hay dos bandos: por un lado están quienes apoyan la decisión de la SIC.

“Cuando la integración es vertical, como este caso, la preocupación de las autoridades de competencia es si el ente integrado que resulta de la operación podrá restringir la competencia ‘aguas arriba’ o ‘aguas abajo’. Para eso se mira el poder de mercado. Con los datos que tiene la SIC, en la distribución de canales representan 10% del mercado. Como la participación es pequeña y se suma la capacidad de compra que tienen los otros grandes jugadores, como Claro, Telefónica o Tigo, la entidad no observó ningún efecto”, señala un abogado cercano al proceso.

Por otro lado, hay una mirada diferente de quienes creen que puede tener algún efecto y a quienes sorprendió la rapidez de la autorización, que duró poco más de 40 días calendario, y que la SIC no haya llamado a terceros para este proceso de integración.

Para un analista, esta fusión está generando una competencia entre grandes y una decisión como esta altera la cancha de juego en Colombia. “Son compañías de gran tamaño y los pequeños se pueden ir rezagando. En televisión por suscripción el país tiene más de 60 operadores de cable y solo 5 grandes: Claro, Tigo, Telefónica, DirecTV (AT&T) y ETB”, agrega.

Una de las alternativas que podría llegar es la consolidación de sinergias y, por ejemplo, que los costos en la compra de contenido que hace DirecTV, en el caso de Time Warner, sean menores y, como advierten algunos jugadores del sector, tenga beneficios económicos y haya subsidios cruzados, lo que a su juicio podría generar un desbalance en el mercado que podría encender las alarmas para una revisión y una mayor concentración en los mercados de contenidos.

Para DirecTV Colombia, “como en toda operación de integración se esperan sinergias importantes, las cuales serán implementadas con los lineamientos que defina AT&T a nivel global, y cuyo alcance se podrá precisar una vez esta sea efectiva”.

Sin duda, se están conformando grandes grupos que buscan sinergias y operaciones más rentables, pero también se reflejarán en negociaciones cada vez más difíciles, como la que recientemente se dio entre DirecTV y Fox para alimentar la parrilla de la operadora satelital.

Este es apenas un capítulo de un negocio que está en plena transformación y cuya próxima escena todavía está por darse. Continuará.

Recomendado: Los cuatro operadores que dominan el mercado de la telefonía móvil en Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.