| 10/1/2004 12:00:00 AM

Competencia silenciosa

Una auténtica revolución comienza a experimentar el negocio de las comunicaciones móviles en Colombia, el cual ahora migra con fuerza hacia las soluciones inalámbricas de datos.

A pesar de lo incipiente que aún es el negocio de la transmisión inalámbrica de datos en Colombia, ninguno de sus posibles operadores ahorra esfuerzos ni recursos para estar al día en la materia, y desde ya la competencia por ese mercado es frontal. En la actualidad, según la firma especializada EMC World Cellular Data Metrics, el país genera ingresos por ese concepto que apenas representan 1,9% de la industria local, mientras que en naciones como Chile su participación sube a 3%; en Brasil, a 3,2%; en Estados Unidos, a 3,4%; en Alemania, a 17,8%, y en Filipinas alcanza 35,3%. Sin duda, su potencial de crecimiento es enorme.

Mientras el año pasado la división de datos de los operadores en Colombia ya superaba los US$20 millones en ventas, para este año la cifra -según Yankee Group- estará muy cerca de los US$120 millones y en 2005, el pronóstico anuncia que sobrepasará los US$230 millones. Aunque los servicios de voz no tienen por qué perder su mayor peso en la composición de ingresos de estas compañías, sí es claro que su crecimiento ahora estará sujeto casi por completo al desempeño comercial de sus divisiones de datos.

Los celulares habían entendido muy pronto esa realidad y desde 1997 ofrecían servicios inalámbricos de baja complejidad a clientes corporativos -transmisión de datos con cajeros automáticos, alarmas, seguimiento y control vehicular, apuestas, telemetría, internet, datáfonos, etc.-, los cuales operaban con tecnología CDPD (Cellular Digital Packet Data) y no eran muy distintos en su concepción a los actuales. Sin embargo, tenían limitaciones tecnológicas y costos elevados.

Esa coyuntura fue aprovechada por Avantel, compañía de trunking cuya tecnología -iDEN, de Motorola- le ofrecía un potencial mucho mayor que el de sus competidores. No en vano, aceleró la implementación de su red en 2001 y al año siguiente, decidió enfocar su estrategia de datos únicamente en el segmento corporativo. Pero no se limitó a prestar el servicio de comunicación de datos sino que, con gran visión, le apostó al desarrollo de aplicaciones para ofrecer a las empresas soluciones efectivas de productividad. "La idea no es tener un commodity, sino diferenciarnos con valor agregado; hacer útil esa red de datos", afirma Patricia Arteaga, gerente del área de soluciones de datos de Avantel.

Para el efecto, conformó dos grupos, uno de ventas especializado verticalmente en áreas clave de negocio (consultores), y otro de soporte preventa, cuya especialidad se relaciona con las diferentes aplicaciones. Es decir, sumó en su oferta al mercado el conocimiento del negocio con el conocimiento de la tecnología. Una fórmula ganadora.

El aumento porcentual de los ingresos de su nueva división de datos fue exponencial. Entre 2001 y 2002 llegó a 318%; entre 2002 y 2003, a 351%, y entre 2003 y 2004 estará alrededor de 44%. En adelante, la compañía espera crecer a tasas anuales del 40%. Las ventas del área de datos deberán representar este año 7% del total de ingresos de la compañía y la penetración de sus soluciones, el 10% de los usuarios. "Esperamos llegar al 50% en 2 años", agrega Patricia Arteaga, de Avantel.



Para alquilar balcón

Sin embargo, el liderazgo de esta compañía en el segmento corporativo empezó a verse amenazado el año pasado con la migración tecnológica de Comcel hacia GSM y de BellSouth, a CDMA. Ahora, las posibilidades tecnológicas y de aplicaciones son equivalentes entre todos los operadores y la competencia por tanto es abierta.

Para satisfacer la creciente necesidad actual de aplicaciones -y ofrecer soluciones corporativas a la medida-, las compañías vienen impulsando grupos de desarrolladores especializados en cada tecnología. Por un lado, están Avantel y su comunidad de desarrolladores, creada en alianza con Motorola; por otro, BellSouth y su Club de Desarrolladores de Aplicaciones Móviles en Colombia y la Red de Universidades, y por otro, Comcel también con un grupo de desarrolladores.

Pero el segmento corporativo es apenas uno de los dos grandes frentes de negocio que ofrece la transmisión inalámbrica de datos, y aunque hasta el momento ha sido el principal generador de ingresos para las compañías, empezó a convivir desde el año pasado -tras la migración tecnológica- con otro frente de mayor potencial por su naturaleza masiva: el entretenimiento.

Esta nueva división, en la cual no participa Avantel, experimenta por estos días un verdadero auge con los mensajes de texto, los cuales hoy representan casi el total de ingresos de los operadores por concepto de datos. Los demás servicios son principalmente WAP, descarga de aplicaciones, mensajes multimedia y uso del teléfono como módem para conexión a internet.

En este momento, la competencia se libra en el terreno de quién ofrece las mejores aplicaciones al mercado, pero de nada servirían sin la colaboración de los proveedores de equipos. "Tratamos de ver la necesidad en los usuarios y traducirla en servicios. Tenemos en el entretenimiento uno de nuestros pilares de crecimiento", explica Édgar Díaz, gerente de mercadeo de producto de Sony Ericsson.

Las multinacionales fabricantes de teléfonos consideran a Colombia como el país de mayor potencial en Latinoamérica, pues su penetración de usuarios no alcanza el 20%, y de ellos, casi 4 millones usan la tecnología antigua (TDMA). "Pero no podemos pedirles a estos nuevos usuarios que salten de una vez a datos. Así que, por ahora, la estrategia en Colombia es masificación; crear la necesidad", anuncia Pedro Fonseca, gerente regional de productos de consumo de Siemens.

"Por eso, nuestra estrategia actual es llegar directamente a los jóvenes de 15 a 25 años, los cuales son más abiertos a la tecnología y en el futuro serán grandes consumidores de datos", agrega Jorge Aguilera, gerente de comunicaciones para América Latina de Nokia.

El auge de los servicios de datos llega a Colombia y los operadores están preparados para capitalizarlo. Pero tienen un campo de acción tan amplio que necesitarán especializarse en las áreas más rentables. De lo contrario, podrían quedar sin voz.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?