| 4/16/2015 4:00:00 PM

La metamorfosis de Enka

La compañía está dejando atrás los malos tiempos: su producción aumenta, está exportando US$80 millones al año y el precio de su acción se recupera.

La devaluación del peso tiene de plácemes a Enka, compañía que durante años había enfrentado dificultades como consecuencia de la caída en el precio del dólar y por el contrabando.

Hoy, luego de adelantar una transformación tanto en sus procesos productivos como en su estructura de costos, comienza a escribir una nueva historia que espera consolidar con los niveles actuales de la tasa de cambio a la cual empezó a “sacarle el jugo” desde el año pasado, cuando vendió más de $325.000 millones, de los cuales exportó US$80 millones.

Productos como resinas, lona para llantas, filamentos de nylon y fibras recicladas fueron los grandes protagonistas de las ventas externas de la compañía, que en 2014 registraron un crecimiento de 68%.

En este desempeño jugaron un papel determinante marcas nacionales de bebidas y alimentos como Postobón, e internacionales como Coca Cola, Niagara Bottling y Amcor; y de hilos industriales como las llanteras Pirelli, Goodyear y Continental.

Es tan positivo el balance que, mientras en 2008 las exportaciones representaban 28% de las ventas totales, que alcanzaban $354.979 millones, el año pasado llegaron a 50% de unos ingresos que fueron de $325.309 millones. En 2013 la proporción era de 35%.

Vale la pena aclarar que en estas cifras de ingresos lo que hace la diferencia es que en 2008 el Ebitda era de $168 millones, frente a $18.028 millones registrados en el ejercicio pasado, poniendo en evidencia el buen momento por el que atraviesa la organización.

Países como Brasil, Estados Unidos, México e incluso Venezuela se han convertido en los grandes compradores de los productos fabricados por la compañía paisa –cuyo principal accionista es el Grupo de Inversiones Suramericana–.

Por ejemplo, hace siete años las ventas a Brasil sumaban US$6,8 millones, mientras el año pasado la cifra superó los US$32 millones. Con Estados Unidos las cosas no son diferentes. El dato en 2008 era US$200.000, mientras en 2014 el monto alcanzó US$8,8 millones.

El buen desempeño de las exportaciones le permitió a la empresa compensar la contracción en la demanda nacional, cuyos ingresos decrecieron 7%, así como las menores ventas a Perú, que disminuyeron 24%, principalmente por factores climáticos.

Productos verdes


Son varios los factores que permitieron la recuperación de esta compañía, que era tradicional por la producción de fibra algodonera –que hoy ya no elabora– y por la fabricación de filamentos de poliéster.

Hace cerca de una década sus directivas decidieron darle un vuelco y además de modernizar algunas líneas de productos, como los hilos industriales, decidió incursionar en la línea de negocios verdes con la inauguración en 2009 de la planta de eko fibras.

Su presidente, Álvaro Hincapié, está convencido de que, ante la creciente competencia, las compañías se tienen que transformar y brindar productos de valor agregado como una de las mejores estrategias para sostenerse y ser rentables. La reducción de costos y las inversiones tendientes a potenciar los proyectos de reciclaje fueron estrategias clave.

Los recursos destinados en los últimos tres años a este propósito sumaron US$95 millones, de los cuales US$50 millones fueron invertidos en 2014.

Precisamente uno de los grandes ahorros que logró Enka fue en materia de energía, luego de poner en funcionamiento la planta de autogeneración que le permitió economizar el año pasado alrededor de $9.000 millones. La planta –que genera 14 megavatios– le suministra cerca de 85% de las necesidades totales de energía.

La factoría de reciclaje de PET botella a botella –que entró en operación en marzo del año pasado y que marcó un hito en el país haciendo posible la reutilización de las botellas de PET consumidas en Colombia para la fabricación de nuevas botellas– fue otra de sus grandes jugadas.

Esta planta no solo se convirtió en la única de su tipo en el país, además, permitió la transformación de más de 20.000 toneladas de botellas de PET post-consumo (465 millones de botellas fueron recuperadas) en productos de alto valor agregado como resinas ekopet y fibras eko.

Hincapié no duda en expresar que los productos reciclados comienzan a jugar un papel determinante en el comportamiento de los ingresos de la empresa, pues su aporte hoy es de 6% y lo que se espera es que se constituyan en uno de los grandes jalonadores de las exportaciones en los próximos años.

El año pasado la factoría de Pet botella a botella operó a niveles de 40% y la proyección es que suba a 60%, lo cual dependerá de que EkoRed –la empresa creada para la captación de material reciclable– consiga mayores volúmenes de producto para ser transformado.

Esta firma –creada hace dos años– hoy tiene presencia en 24 departamentos, con centros de acopio en las principales ciudades del país y en 2014 registró un crecimiento de 51%.

Este año Enka se concentrará en la consolidación de las plantas de productos reciclados. Sin embargo, también tiene la mira puesta en la búsqueda de oportunidades de negocio tanto dentro como fuera del país. La compra de una compañía o el montaje de una planta no se descartan.

Aunque no hay nada concreto, lo cierto es que sus directivas quieren sacar provecho de la experiencia que ha ganado la compañía en el negocio de PET y continuar con la transformación de productos para “convertir lo ordinario en extraordinario”, dice Hincapié.

Impacto en la acción

El buen momento por el que atraviesa la empresa ha sido reconocido por el mercado de valores. Las estrategias puestas en marcha reflejaron una recuperación del valor de la acción de 50% el año pasado, cuando empezó en $8,43 y terminó en $12,60. Hincapié señala que todos los planes están dirigidos a lograr una mayor generación de valor para los accionistas, dentro de los que se destacan, entre otros, Grupo de Inversiones Suramericana, Manuel Jara, Inversiones y Construcciones Estratégicas, Fondo de Pensiones Protección, y la Pontificia Bolivariana de Medellín.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?