| 7/7/2016 12:00:00 AM

¿Por qué este es un buen momento para las firmas colombianas en Panamá?

Aunque el estigma de los Panama papers persiste y los líos políticos entre las dos naciones enfriaron el ambiente, este es el mejor momento de las empresas colombianas en ese país.

Cualquier colombiano que haya pisado tierra panameña se habrá dado cuenta de la influencia comercial de Colombia en ese país. No solo somos el principal inversionista en el Istmo –con inversiones que superan los US$7.000 millones en los últimos 10 años– las empresas de acá tienen en la mira jugosos negocios y proyectos que emprenderá ese país luego de inaugurar con bombos y platillos el tercer juego de esclusas del Canal.

Claro, siguen sobre la mesa temas incómodos para los dos gobiernos como: el contrabando proveniente de la zona libre de Colón, los Panama papers, las acusaciones de paraíso fiscal de Colombia a esa Nación y las demandas que ha interpuesto Panamá contra Colombia ante la OMC por temas de calzado y textiles.

Lea también: Sale a la luz la lista completa de los Panamá Papers

Sin embargo, la dinámica de los negocios parece disipar el mal ambiente político. El recientemente inaugurado tercer juego de esclusas del Canal –una obra de US$5.250 millones – y otras megaobras que ha inaugurado el gobierno del vecino país tienen un sello muy colombiano. Varios ejemplos: la cementera Argos despachó 1,1 millones de toneladas de cemento a esa megaobra.

“Eso significa que Argos fue el proveedor de más de la mitad del cemento (distinto a concreto) que se utilizó en las obras del Canal. También somos el principal proveedor de cemento para el nuevo terminal aéreo que se construye en la capital panameña (Tocumen) y para la línea 2 del metro de la ciudad”, explicó a este medio el vicepresidente regional de Caribe y Centroamérica de Cementos Argos, Camilo Restrepo.

Así mismo, la firma colombiana Imocom suministró un total de 12 grúas para los talleres de las esclusas, mientras que Alvarado & Düring fue la encargada de construir un muelle de 140 metros para la operación de los remolcadores del Canal.

El que crea que ahí terminaron las grandes obras en el país vecino se equivoca. Ese parece ser apenas el comienzo. De hecho, los negocios asociados al Canal representan solo 10% del PIB de ese país, mientras que 33% de la economía del Istmo está representado en el sector servicios.

“Hay todo tipo de oportunidades y proyectos en desarrollo. Por ejemplo, la provincia panameña no se ha desarrollado y ahí vemos una oportunidad importante. El gobierno prometió que los recursos que generará el Canal en los próximos años serían distribuidos en obras de saneamiento básico, infraestructura y energía de las regiones. Argos ya está instalando plantas en zonas diferentes a Ciudad de Panamá, como en Colón y ciudades al oeste.

En diálogo con Dinero, Óscar Bazán, vicepresidente de la Autoridad del Canal de Panamá en temas de planeación y desarrollo de negocios, planteó inversiones multimillonarias para los próximos años en las áreas logística y portuaria. “Ya está en estructuración el nuevo puerto de Corozal, que movilizará más de 5,6 millones de contenedores al año, un megaterminal portuario de vehículos para la distribución en la Región y Panamá, y un terminal de gas licuado. A esto se suma una gran estación para la reparación de embarcaciones e inversiones en el área energética”, explicó el funcionario panameño.

Este conjunto de proyectos, que representa inversiones por miles de millones de dólares, ya está en la mira de la banca colombiana presente en Panamá.

“El Canal ampliado impactará positivamente en el desarrollo de la industria de Gas Natural Licuado (GNL) en el país. El pasado mes de mayo sellamos el financiamiento de la primera planta de generación de energía en Centroamérica a base de GNL, proyecto liderado por AES Colón. La iniciativa tiene un costo cercano a los US$1.000 millones y es una de las obras de infraestructura más importantes de Panamá en 2016. En Bancolombia y Banistmo lideramos la transacción con una participación de financiamiento de hasta US$250 millones”, dijo Eddy Silvera, vicepresidente de Banca de Empresas y Gobierno de Banistmo.

Pero no todo es barcos y puertos. El grupo colombiano también participa en el financiamiento de un cine IMAX 4D para ejercicios didácticos de conocimiento histórico y de actualidad sobre el Canal, que va dirigido a los visitantes de la obra. 

En el sector educativo también hay potencial. Los nuevos negocios e infraestructuras demandarán personal calificado para las fases de operación. “En eso Colombia tiene una experiencia importante y puede ayudar mucho”, dijo Manuel Benítez, vicepresidente de la Autoridad del Canal de Panamá.

Bancolombia, a través de Banistmo, tiene en este frente educativo su participación. “La Universidad Latina de Panamá encaminó un proyecto que tiene como objetivo trascender en acciones para contribuir con la formación de miles de jóvenes y brindar beneficios y soluciones que se ajusten a sus necesidades durante su ciclo universitario. En este proyecto Banistmo también está participando”, dijo Silvera. 

Constructoras como Amarilo y Cusezar también tienen en sus planes de inversión y expansión a Panamá, en donde la construcción de vivienda es una de las turbinas de crecimiento. En el primer trimestre de este año la economía de Panamá se expandió 4,6%, un dato inferior a lo registrado en años anteriores (7% y 8%), pero que es suficiente para seguir siendo la novia linda de la cuadra.

La apuesta colombiana

En suelo panameño hacen presencia unas 200 compañías colombianas. Los sectores en los cuales estas firmas tienen mayor participación son el de construcción y el financiero, y hay plantas de producción de Argos, Empresa Panameña de Alimentos (EPA), Titan y Acesco. Las firmas locales más grandes que tienen presencia en el Istmo son Bancolombia (Banistmo), Banco de Bogotá, Davivienda, Cementos Argos, Amarilo, Cusezar, Empresa Panameña de Alimentos (EPA), EPM, ISA, Terpel, Titan (tubos Tucumen) y Emi. Es común ver en centros comerciales y calles de las ciudades marcas reconocidas como Arturo Calle, Juan Valdez, Totto, Studio F y Crepes & Waffles, entre otras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?