| 9/28/2007 12:00:00 AM

Combos ¿Quién da más?

Ofrecer telefonía fija, televisión y banda ancha de mejor calidad y al mejor precio, con empaquetamiento o convergencia de productos, es el escenario de competencia del mercado que se disputan ETB, Telefónica Telecom y TVCable.

La situación está de este tamaño: Juliana llamó a la empresa que le suministraba en un solo combo los servicios de internet a través de fibra óptica y de televisión mediante señal satelital. Su intención era la de retirase porque descubrió que en el mismo sector donde vive, otra compañía estaba cobrando por el mismo servicio casi $30.000 menos. Al otro lado de la línea, el asesor que la estaba atendiendo, previa consulta, le igualó la oferta y así lograron retenerla como cliente. A Rodrigo, que tiene tres hijas que hablan como ‘loras’ por teléfono, lo sedujo un ‘combo’ que le ofrecía la posibilidad de telefonía fija ilimitada a través de internet (voz sobre IP), y que incluía larga distancia internacional y una veloz banda ancha. Por eso ‘desertó’ de su antiguo proveedor.

Estos casos demuestran la feroz competencia que se está dando hoy día tras la integración de los servicios de telefonía fija, banda ancha y televisión, denominado ‘triple play’. Dichos ‘combos’ son ahora el principal caballito de batalla de varios pesos pesados que se disputan esta nueva y atractiva propuesta comercial del mundo de las telecomunicaciones y el entretenimiento como Telefónica Telecom, TVCable y la ETB, entre otros. Y los más beneficiados con esta competencia han sido los usuarios. Hace año y medio, más o menos, el valor de estos tres servicios ascendía por separado a unos $270.000. Hoy día, gracias a la diversidad de combos que hay en el mercado, el precio ha caído hasta en un 70%.

Pero no todos los operadores contaban con los tres servicios para ofrecerlos en un solo paquete. Por eso se vieron obligados a conformar un modelo de empaquetamiento mediante alianzas estratégicas, gracias a las cuales pueden brindar telefonía fija, banda ancha para internet y televisión a través de tecnologías diferentes. Por satélite se envía la televisión y por red de cobre o fibra óptica van la telefonía fija e internet. Y en la otra esquina están las empresas que pueden, a través de sus redes de cable, ofrecer los tres servicios gracias a un proceso denominado convergencia. Una de las primeras empresas en aprovechar esta coyuntura fue TVCable, adquirida recientemente por la mexicana Telmex. En noviembre de 2006, esta compañía lanzó su servicio de telefonía, bautizado como Libre, que se basa en nuevas tecnologías de  comunicación de voz vía internet. Esto le permite, por ejemplo, ofrecer llamadas internacionales a precios locales a través de la red, y una variedad de servicios que se manejan a través del computador. De esta manera, con su red de fibra óptica, pudo converger más rápidamente los tres servicios, ofreciendo los primeros combos con precios especiales.
En estos días tiene una promoción mínima de triple play que incluye los tres primeros meses totalmente gratis.

En Telefónica Telecom también tenían bien clara la coyuntura. Para el presidente, Julián Medina, existen dos ejes que motivaron esta tendencia. El primero, que desde hace tiempo los clientes estaban agobiados con tantas facturas, por lo cual había un creciente interés en unificar los gastos en telecomunicaciones en una sola. Y el segundo, que para las empresas resultaba altamente atractivo como oportunidad de negocio, ya que el mercado lo estaba pidiendo a gritos. Por eso integraron los servicios de telefonía fija (incluida larga distancia), banda ancha y el servicio satelital de Telefónica Televisión Digital, en una diversa variedad de combinaciones y precios.
“Más del 60% de los clientes nuevos están entrando con combos de dos o tres productos. Lo importante es que el mercado está reaccionando de manera atractiva.
Entre tanto, los clientes viejos están empezando a entender el tema, especialmente por el ahorro que en nuestro caso podría ser hasta del 35% por efecto del empaquetamiento”, explica Medina. Aunque en un principio Telefónica-Telecom ofrecerá TV satelital, se prevé que la multinacional lanzará posteriormente un servicio de televisión que podrá ser transmitido a través de sus redes telefónicas, gracias a una tecnología denominada Iptv o televisión sobre el protocolo de internet.

La Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB) tampoco se quedó atrás. Gracias a una alianza estratégica con DirecTV también logró introducir en su portafolio el servicio de televisión satelital. Esta jugada le permitió a la compañía obtener una oferta de valor competitiva en el mercado de empaquetamientos de servicios de telecomunicaciones y entretenimiento. “Sumado a lo anterior,  el esquema de alianza genera valores adicionales como compartir costos asociados a la inversión publicitaria, puntos de venta, fuerzas de ventas cruzadas y esquemas de referenciación”, señala Isam Hauchar Agudelo, vicepresidente comercial de la ETB. Actualmente la compañía cuenta con más de 180.000 clientes combotizados, sobrepasando incluso las metas establecidas para 2007. La meta es penetrar al menos el 50% de la base actual de clientes con los ‘supercombos’, tanto para hogares como empresas. De igual manera, tampoco se quedará rezagada en la aplicación de la nueva tecnología de Iptv.

Tanto ETB como Telefónica Telecom defienden la calidad de sus redes frente a las de la competencia, que utiliza fibra óptica mediante la cual ha logrado la convergencia de los tres servicios. Según los expertos, esta herramienta resulta ser más competitiva frente a las redes de cobre, especialmente para ofrecer una banda ancha mucho más veloz. La ETB, sin embargo, sostiene que existe la falsa creencia de que los proveedores que ofrecen banda ancha sobre fibra óptica utilizan esta tecnología hasta llegar al hogar. Explica que actualmente la fibra óptica se aplica en la comunicación entre los componentes de la red, pero que la llegada final al hogar del cliente se realiza a través de medios como cobre, cable o acceso inalámbrico. “En este sentido, ETB cuenta con una de las mayores redes de fibra óptica del país y de manera adicional potencializa su red de cobre a través de tecnología Xdsl, que ofrece ventajas competitivas frente a otros medios de acceso, en términos de velocidad y calidad de la conexión”, sostiene Hauchar.

Telefónica Telecom, por su parte, reveló que ha hecho hasta el momento inversiones por casi $1 billón, cifra que se podría duplicar a 2010 en las modernizaciones de las redes de fijos y móviles. “Estas inversiones no nos restan competitividad. Por el contrario, nos permiten ofrecer un servicio de banda ancha de alta calidad, al mismo tiempo que nos brindan la posibilidad de llevar internet de calidad a los sectores de bajos ingresos con precios muy razonables. De esta manera vamos a contribuir a cerrar la actual brecha digital que existe en el país”,  señaló el presidente de la compañía, Julián Medina.

Entonces, ¿qué modelo será el ganador: el de convergencia o el de empaquetamiento? Solo el tiempo y los usuarios podrán dar respuestas a este interrogante que hoy se hacen muchos en el sector de las telecomunicaciones y el entretenimiento. Por ahora, el único ganador es el usuario que hoy puede escoger en cada una de las compañías proveedoras de estos servicios una enorme variedad de paquetes para el hogar y las empresas, y que varían en materia de oferta de televisión, rapidez de banda ancha, telefonía fija y de larga distancia. Incluso, ya se está ‘amarrando’ también a la telefonía móvil.  Telefónica Telecom y MoviStar, que son del mismo dueño, acaban de lanzar el Plan Familia, que permite a todos los miembros del hogar que tengan MoviStar hablar entre ellos, y a una línea fija de Telecom, a solo $69 el minuto. Esto indica que la ‘guerra’ cada vez se pone más movida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?