| 3/26/2010 12:00:00 AM

Colombia: no solo playa y sol

El Eje Cafetero, la Costa Caribe, Bogotá y Medellín buscan posicionarse en el turismo internacional aprovechando la diversidad geográfica y cultural del país.

Si bien la promoción turística del Eje Cafetero comenzó hace diez años, después del terremoto en la capital del Quindío, solo en 2005 empezó a venderse la región en el exterior. En una estrategia multidestino conjunta entre sector privado y público, se creó la marca Triángulo del Café, para promocionar un recorrido en el lugar donde se cultiva el mejor café del mundo, algo similar a la ruta del vino de Chile. Cinco años después de lanzada la estrategia, la participación del Triángulo en los arribos aéreos de turistas internacionales todavía no es muy alta (2%), pero viene escalando con fuerza: en 2009, el incremento anual de viajeros extranjeros a Pereira fue de 25,4%; a Armenia, de 21,1%, y a Manizales de 14,7%, según Proexport.

Ahora, el Triángulo quiere ofrecer, además de las fincas y parques del Quindío, las termales en Risaralda, los nevados en Caldas y la posibilidad de jugar golf en la zona cafetera para visitantes centroamericanos y estadounidenses.

Además del Eje Cafetero, otros buscan posicionar a Colombia más allá del turismo de sol y playa y complementar destinos y ofertas. Hoy se comercializa Cartagena con Santa Marta y Barranquilla, ofreciendo alternativas como el universo macondiano de García Márquez o el parque Tayrona; Medellín, se vende con planes como la feria de las flores y se promueve con el Eje Cafetero, y Bogotá, apalancada en la devoción religiosa, promueve visitas a Monserrate, Zipaquirá y Chiquinquirá.

Este nuevo enfoque empieza a tener efecto. Según Proexport, el año pasado el número de turistas extranjeros creció 32,7% en Medellín, 16,2% en Santa Marta, 10,5% en Bogotá, 9,8% en Cartagena y 5,9% en Barranquilla. Según la subsecretaria de turismo de Medellín, Carolina Laverde, en principio el motivo de visita de los extranjeros era por negocios, pero en los últimos años el mercado vacacional ha aumentado considerablemente.

Este dinamismo creciente se debe, en gran parte, a la estrategia consolidada del sector público nacional, las entidades regionales y el sector privado. Para Luis Ernesto Araújo, director de la Corporación de Turismo de Cartagena, se entendió que la competencia no debe ser con otras ciudades sino con otros países, y que para competir deben estar unidos, por lo que es indispensable ofrecer un portafolio sólido, con productos diversos que compitan eficazmente con los países más posicionados de la región como Perú, México y Costa Rica. La tarea recién empieza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?