| 3/19/2004 12:00:00 AM

"Colombia mantiene su posición"

A pesar de la caída del 37% en las exportaciones colombianas hacia Venezuela el año pasado, seguimos siendo el segundo proveedor de ese país.

Mientras la situación política interna de Venezuela se decanta, las preocupaciones de los exportadores colombianos hacia ese país no se refieren solo a la agilización de los pagos -situación que se ha ido normalizando con la utilización del convenio de pago recíproco de ALADI-, sino a que hayan sido desplazados por otros proveedores.

La mayor intranquilidad es que Brasil, gracias a sus coincidencias y afinidades políticas con el gobierno del presidente Hugo Chávez, haya sacado a los productos colombianos del mercado del vecino país. Sin embargo, para María Luisa Chiappe, presidente de la Cámara Colombo Venezolana, Brasil no es tan riesgoso como se piensa.

"No es cierto que nos haya desplazado. El desplazamiento de las compras venezolanas hacia Brasil no se ha dado y Colombia se mantiene como el segundo socio comercial de Venezuela. Además, Brasil tiene graves dificultades, como el costo del transporte frente a Colombia", aseguró Chiappe, en el marco del seminario "Perspectivas del comercio con Venezuela para 2004", realizado en Bogotá.

En esto coincide Víctor Alvarez, presidente del Banco de Comercio Exterior de Venezuela (Bancoex), para quien el 80% de las importaciones que Venezuela hace desde Colombia no es sustituible por la oferta exportable brasileña. "El espacio donde podría presentarse competencia entre aquellos productos en los cuales Venezuela tiene interés y hay iniciativas de proveer nuestro mercado nacional con producto brasileño, no va más allá del 20%. Además hay un vínculo establecido entre empresas venezolanas y colombianas y ya hay una relación de confianza construida que es justamente la que queremos reactivar", agrega.

Frente a la recuperación de la economía venezolana, luego de las caídas de 2002 y 2003, para la Cámara Colombo Venezolana el crecimiento estará estimulado por la renta petrolera y el anuncio de una mayor flexibilidad cambiaria. El vecino país prevé compras externas por US$13.000 millones, es decir, 30% más que en 2003.

Si bien este año el comercio bilateral podría llegar a US$2.200 millones, el mismo tamaño que en 2002, los dos gobiernos se han propuesto lograr un comercio de US$5.000 millones.

El panorama para los empresarios venezolanos que venden productos, bienes y servicios en Colombia también será de optimismo en este 2004, ya que las proyecciones de la Cámara indican que las exportaciones de Venezuela hacia Colombia serán de US$1.100 millones, es decir, US$350 millones más que el año anterior (US$750 millones).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?