| 7/9/2004 12:00:00 AM

"Colombia es clave para nosotros"

Dinero dialogó con August R. Buenz, director de comunicaciones de General Motors para América Latina, África y Medio Oriente. Entrevista.

Especializar la producción en Colombia en unos pocos modelos y aumentar la participación de componentes nacionales. Esas son algunas de las metas futuras de General Motors (GM) para su producción en el país. Las expectativas de una empresa del tamaño de GM son necesariamente globales, porque se trata del mayor fabricante de vehículos del mundo, con plantas en 32 países, presencia en más de 190 y un liderazgo intacto desde hace varias décadas. Por eso, ahora la multinacional fija su mirada en los mercados emergentes como parte de su estrategia para aumentar el 15% de participación mundial de mercado.

Países con potencial de crecimiento como Colombia se convierten en fichas clave de GM para mantener su liderazgo. Así lo manifestó August R. Buenz, director de comunicaciones para América Latina, África y Medio Oriente (LAAM), en entrevista con Dinero.



¿Cuál es el panorama global de GM?

Somos una compañía mundial que para seguir siendo número uno, debe ganar participación de mercado. Y las oportunidades para hacerlo están en cuatro regiones: África, Medio Oriente, Latinoamérica y Asia Pacífico. Allí seremos muy agresivos, trayendo permanentemente producto nuevo, partes y componentes para poder satisfacer las necesidades en cada mercado.



Hablemos de Suramérica.

En esta región tenemos participaciones de mercado muy importantes para la corporación en el contexto mundial. Aunque el monto de las ventas es pequeño frente al de mercados maduros, en estos países logramos las participaciones más altas, y debemos cuidarlas y aumentarlas. Hablamos de más del 35%, que es una proporción muy alta comparada con el 15% que tenemos en promedio global.



¿Y Colombia?

Este país es muy importante para nosotros. Tenemos una alta participación, un gran comercializador como Colmotores y una planta excelente. Colombia es para la compañía el segundo país del mundo en participación de mercado, después de Ecuador -donde GM tiene el 45%-. En mayo pasado, nuestra marca Chevrolet registró 38,5% de participación en Colombia.



¿Cuál es la clave?

Lanzar constantemente producto nuevo y para todos los segmentos. La idea es que todo lo que traigamos nos permita marcar la diferencia. El enfoque claro de GM es la satisfacción del cliente y eso se logra con excelentes productos y servicios. Nos preguntamos cuál es el mercado y qué buscan los clientes, y tratamos de cubrir esas necesidades con los diferentes recursos que tenemos.



El libre comercio

¿Cómo ve a Colombia en el nuevo entorno?

Nuestra planta de ensamblaje en este país está al nivel de cualquier otra en el mundo y los carros que fabricamos acá son productos de clase mundial. Pero quién iba a pensar hace cinco años que traeríamos carros importados desde Corea, o que íbamos a trabajar desde una plataforma de un vehículo japonés como Suzuki. El negocio cambió en los últimos 10 años y, en un escenario de libre comercio que esperamos tenga las mismas reglas para todos, el desafío será potenciar y aprovechar nuestras fortalezas en cada país.



¿Especialización de plantas?

Sin duda. En el caso colombiano, buscaremos dos o tres de las referencias que fabricamos fuera de la región, en Corea, Japón o India, por ejemplo, para traer su CKD y ensamblarlos aquí. De esa forma, Colombia importará los vehículos terminados que producen nuestras fábricas en países vecinos, ganará eficiencias y podrá exportar lo ensamblado hacia su área de influencia. Será clave ubicar los nichos que se acomoden a la capacidad de producción.



¿Y los proveedores?

La base de proveedores de Colombia es la más fuerte de la subregión, de lejos. Mucho más que la de Venezuela y la de Ecuador. En cantidad, calidad y productividad. No obstante, en este momento, hacemos un esfuerzo importante para lograr que este sector en Colombia sea todavía más competitivo, tanto para fabricar componentes con destino al mercado local como para surtir a más mercados de GM en la región. Estamos trabajando la fase de proveedores en varias direcciones. La primera, con el gobierno, para brindarles a ellos facilidades de conocimiento técnico y facilidades económicas, que les permitan invertir en sus negocios. Y la segunda, buscando proveedores globales que estén interesados en venir a Colombia como partners de los locales.



Esta multinacional quiere a futuro subir el componente nacional de los productos que ensambla en el país, de 32% a 50%, y sustituir importaciones. Definitivamente, llegó el momento de ajustar la operación colombiana a las necesidades globales y así, capitalizar las oportunidades por venir.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?