| 2/6/2009 12:00:00 AM

Codensa, el riesgo del éxito

Los US$350 millones que tiene colocados en el mercado en préstamos a la base de la pirámide, han llevado a la empresa a buscar un aliado para reducir el riesgo.

En 2001, Codensa lanzó en Bogotá un programa de financiación que le permitió a la población de ingresos bajos de la ciudad acceder -en algunos casos por primera vez- a crédito para la compra de electrodomésticos y de productos para la mejora de su hogar. El único requisito era estar al día con el pago del servicio de energía y mostrar un buen historial de pagos. El modelo fue tan exitoso que compañías de servicios públicos, como Promigas en la Costa Atlántica y Empresas Públicas de Medellín, EPM, en Antioquia, se inspiraron en él para lanzar sus esquemas de financiación a la base de la pirámide. Y es precisamente ese éxito el que se ha convertido en una amenaza para Codensa, por lo que la empresa está buscando un socio que le ayude a mitigar el riesgo al que la tiene expuesta la gran aceptación que ha tenido su producto en el mercado.

Hoy en día, Codensa Hogar, como se llama el programa de financiación, tiene colocados en el mercado 700.000 créditos, con una cartera que ronda los US$350 millones, una suma que, a noviembre de 2008, representaba el 2,3% de la cartera total de consumo de la banca y que adquiere mayor relevancia si se la compara con la cartera de consumo de los principales bancos del país. Corresponde al 15% de la cartera de Davivienda, que es el banco con la cartera de consumo más grande del país, y es muy significativa al compararla con la del BBVA (18%), Bancolombia (21%), Banco de Bogotá (25%) y Red Multibanca Colpatria (48%). Y, mirada con respecto a la operación de Codensa y Emgesa, es tan grande como las utilidades de las dos compañías en 2007.

Ante los retos que plantea tener estos recursos entre el público, Codensa contrató el año pasado a la consultora internacional Bain Company para que la ayudara a evaluar las alternativas de desarrollo del negocio. La conclusión a la que llegó la firma asesora es que es necesario buscar un aliado que tenga un sistema de fondeo más eficaz, para que complemente las fortalezas de Codensa en cuanto al manejo de la logística de la operación y la capacidad de integración de los diferentes actores del mercado. Hoy en día Codensa tiene convenios con 24 superficies de minoristas y mayoristas, y cuenta con cerca de 45 marcas socias del programa.

En este momento, Codensa está buscando un banquero de inversión para definir cuál es la mejor alternativa de alianza para crecer el negocio y reducir el riesgo para la compañía. "El negocio se volvió muy financiero, y tener esos recursos en el mercado sin respaldo, porque las garantías son los recibos, es riesgoso", explica un analista. Sin embargo, hay que tener en cuenta que por ser Codensa en muchos casos la única alternativa formal de financiación de sus clientes, su cartera es muy sana. Siempre ha estado por debajo del indicador de calidad de los créditos de consumo del sector financiero. Claro que con la desaceleración de la economía esta cartera se estaría empezando a deteriorar. El panorama se está viendo con tanta reserva que EPM, que lanzó el pasado 21 de octubre su programa de financiación, decidió no hacer una campaña publicitaria para promocionarlo, sino hacer una oferta controlada del servicio. "Con la crisis económica y las pirámides, se consideró que era prudente no endeudar a los clientes para evitar tener una cartera morosa", explica Juan David Valderrama, asesor de proyectos empresariales de EPM.

Según se comenta en la banca, Codensa estaría interesada en mantener la originación de cartera y ceder la responsabilidad del fondeo a un banco. En estos momentos la compañía se fondea en el mercado institucional con bonos y operaciones de tesorería y le presta al público a plazos que van de 6 a 48 meses, por lo que, al final, acaba haciendo un arbitraje de tasas. Si bien este sistema ha funcionado sin inconvenientes, el mercado institucional es muy sensible a la coyuntura económica, y en una situación de crisis financiera internacional nada está asegurado. La banca, por su parte, depende del ahorro de millones de personas y es más fácil para ella fondearse.

Aunque Codensa registra niveles bajos de apalancamiento y no tiene problemas de financiación ni de flujo de caja, sí es más seguro para ella entregarle el fondeo de la operación a un tercero.

El atractivo

El negocio de Codensa Hogar es atractivo para el sector financiero por las escalas que maneja y las facilidades de recaudación a través de la empresa. Los US$350 millones que tiene colocados en el mercado representan un porcentaje atractivo de la cartera de consumo para cualquier banco, y la logística que tiene montada para colocar los recursos les permitiría ofrecer créditos inferiores a $1,5 millones, a tasas de interés mucho más bajas de lo que podrían hacer en sus estructuras tradicionales.

Uno de los firmes propósitos de la banca es llegar con sus servicios a cada vez mayor parte de la población, pero estos son procesos costosos y toman tiempo. Por esto, Codensa Hogar sería una buena alternativa para cortar camino. "Sería la única manera de crecer agresivamente en subprime", afirma un banquero.

Sin embargo, las condiciones han cambiado en los últimos meses. La banca internacional quedó muy lesionada con la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos, y ahora hay expectativa por el deterioro que se pueda generar en la cartera prime debido a la ola de despidos masivos que se está dando en las grandes multinacionales y a la caída en los precios de la finca raíz en Estados Unidos. Si bien esta coyuntura mundial cogió a la banca en Colombia en una situación sólida, los banqueros se han vuelto muy conservadores y temen que con la desaceleración de la economía este año, el deterioro del empleo y la caída del consumo, se presenten mayores pérdidas crediticias. Por eso, a pesar de lo atractivo que resulta Codensa Hogar para acceder masivamente a los estratos más bajos de la población, puede haber menos apetito por ella que seis meses atrás. "En el largo plazo es un negocio interesantísimo. El problema es que no se sabe cuánto va a durar la crisis", señala un analista.

El negocio de Codensa Hogar ha sido tan exitoso, que la compañía está obligada a analizar todas las alternativas para permitir que este modelo de financiación se siga desarrollando y garantizar las fuentes de financiación para su crecimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?