| 9/30/2015 7:00:00 PM

El mercado de las clínicas dentales sonríe en Colombia

Las clínicas dentales se han convertido en un próspero negocio que funciona de forma independiente al sistema de salud y que factura más de $100.000 millones al año.

A la Ley 100 se le achacan muchos males, entre ellos el haber ‘empobrecido’ a los profesionales de la salud. No obstante, una de las excepciones son los odontólogos, que han montado sus propias redes de clínicas a lo largo del país y se preparan para exportar su modelo y sus servicios.

Una de las pioneras fue Jasban, que arrancó en 1990, dos años después le siguió Sonría y en 1995 Dentisalud. Hoy son las más grandes del mercado y operan de forma directa o bajo un esquema similar a la franquicia. Orlando Fajardo, presidente de Dentisalud, explica que el sistema de clínicas nació para juntar varias especialidades de la odontología en un solo lugar, homologando equipos, tecnologías y know how.

“Aunque el concepto de clínicas existía desde antes, lo que cambió fue la creación de cadenas que permiten economías de escala y una expansión más rápida”, explica y comenta que en Dentisalud su crecimiento se aceleró desde que decidieron montar locales en grandes superficies, en particular en los almacenes de Carrefour, hoy Jumbo.

Así mismo, decidieron buscar socios para crecer fuera de Bogotá y hoy tienen 26 clínicas propias y 24 de los socios, que en conjunto facturan $62.000 millones y emplean a 600 personas.

Las clínicas de Sonría suman 76 en 36 ciudades y los 35 locales que manejan bajo la razón social Inversiones Dama Salud les generaron ingresos de $59.110 millones. La tercera red odontológica por ingresos es la de Marlon Becerra que, según el portal los datos.com, reporta bajo cuatro razones sociales y factura en total $13.400 millones.

Este negocio es cada vez más competido y las clínicas se disputan los clientes con tecnología, servicios y financiación.

Fajardo dice que la ventaja de la odontología es que es emocional y está asociada a la idea de tener una mejor apariencia, por ende no está atada al ciclo económico, pues quienes acuden a las clínicas consideran una necesidad inaplazable blanquear sus dientes o mejorar su sonrisa.

Esto explica que cada vez sea más frecuente ver adultos con frenillos, algo que era exclusivo de adolescentes. La ortodoncia es el servicio más solicitado en estas clínicas, seguido de implantes y diseños de sonrisa.

El éxito de estas clínicas las ha convertido en objetivo de los fondos de capital privado, que tienen en la mira al sector salud.

Mientras el sector se reacomoda con nuevos jugadores –están llegando cadenas españolas– los locales miran a México y Perú para expandir su negocio y mejorar la sonrisa de más personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?