| 10/12/2007 12:00:00 AM

Cine: comienza la acción

Con inversiones que superan los US$28 millones, los industriales del cine se lanzan a la conquista del público colombiano. Protagonistas de México hacen su debut en el país y los escenarios prometen cada vez más diversión.

El pasado 27 de septiembre se convirtió en un día histórico para el negocio del cine en Colombia. Los anuncios sobre la llegada de Cinépolis de México, con una inversión de US$5 millones, advertían el co-

mienzo de una nueva temporada de inversiones, precios y ofertas para recuperar la afluencia del público a las salas de cine.

La noticia fue recibida con agrado por parte de algunos competidores que ven a Cinépolis como un rival importante para impulsar la industria del cine, pero también generó un poco de nerviosismo porque el panorama no ha estado nada despejado en la última década.

Los registros de la Asociación Colombiana del Cine (Acocine) muestran desde finales de los años 90 y hasta 2004 una industria estancada en 17 millones de espectadores. En 2005 los grandes jugadores del sector: Cine Colombia, Cinemark, Procinal y Royal Film decidieron jugársela con fuertes inversiones para modernizar las salas de cine y ampliar la oferta de espacios. Pero la respuesta no fue la esperada. Ese año el número de espectadores se redujo en un millón y los ingresos por taquilla cayeron 5,2% al pasar de $127.673 millones a $121.095 millones (ver gráfico).

Los empresarios cambiaron de estrategia y se dieron el 'lapo' de bajar los precios de $10.500 en promedio a $7.000 y hasta $5.000, en algunos casos. Crearon paquetes especiales para lograr un mejor aprovechamiento de las salas entre semana, sacaron tarjetas para fidelizar a los cineastas y comenzaron a buscar aliados para incentivar las idas al cine.

Todos los esfuerzos se vieron reflejados el año pasado cuando el número de espectadores aumentó a 20 millones, cifra calificada de "histórica" por los mismos empresarios. Los ingresos por taquilla crecieron 14,3% y continuaron los ánimos de seguir invirtiendo en el negocio.

A esta buena dinámica contribuyó también la oferta de títulos tanto internacionales como colombianos. "Se exhibieron 180 películas el año pasado y el cine colombiano, que hace cinco años producía una o dos películas máximo, pasó a producir entre 10 y 12 películas, atrayendo mucho más público", sostiene Munir Falah Issa, presidente de Cine Colombia.

Las estadísticas así lo confirman. De los 20 millones de espectadores que fueron a cine el año pasado, 2´800.000 llegaron atraídos por el cine colombiano. "La expectativa para este año es mantener vigente el número de espectadores", dice Pablo Umaña Cuéllar, gerente general de Cinemark.

Con la creciente oferta es posible que se pueda cumplir la premisa de mantener la audiencia e incluso aumentarla paulatinamente. Sin embargo, la preocupación que tiene Francisco Trespalacios, gerente de Acocine, radica en que no haya el suficiente número de copias por cada título para cubrir la creciente oferta de salas de cine. Actualmente, los distribuidores traen al país cerca de 120 copias de las películas más taquilleras y entre 20 y 40 de las que tienen menor demanda, para exhibir en las 464 pantallas que hay en todo el país. La proyección es de 50 pantallas de cine más para 2008 y entonces serán necesarias más copias.

La pregunta que se hacen los industriales es ¿qué tan conveniente puede llegar a ser ese incremento en el número de copias? Si se tiene en cuenta que en la década de los 80 se llevaban a las salas de cine 11 copias de las mejores películas y la demanda era de 2´500.000 espectadores por título. Hoy se habla de 120 copias para un público que aún no llega a dos millones de personas por cada título.



En cartelera

Lo cierto es que los próximos dos años seguirán marcados por fuertes inversiones en este sector porque ahora el reto está en lograr que la gente sepa qué está haciendo cada una de las empresas para atender al público final.

Las inversiones previstas para 2008 superan los US$28 millones en adecuación de nuevas salas de cine y en la implementación de servicios de valor agregado para el público.

En estas decisiones de crecimiento también inciden con fuerza los centros comerciales. Hernando Padilla, presidente de Constructora los Hayuelos, dice que el reto para competir está en buscar la innovación y por eso salió a buscar oferta de cine en otro país para el centro comercial Hayuelos que se inaugura el próximo año. "Las conversaciones de la Constructora Hayuelos con Cinépolis empezaron en 2005 y finalizaron en el convenio para la apertura de nueve salas de cine en Bogotá", cuenta Padilla.

Cinépolis va por una buena tajada del mercado. "El presupuesto inicial para publicidad será de US$150.000 y pensamos que con nuestro concepto VIP y los servicios diferenciales que verán los espectadores en el confort de nuestras salas marcaremos una buena diferencia", dice Alejandro Ramírez, director general de Cinépolis.

La firma mexicana compite con Cinemark en cinco países del mundo. En México es líder con 52% del mercado mientras en Panamá y Costa Rica Cinemark le lleva la delantera. La estrategia de la multinacional Cinemark en Colombia para enfrentarse de nuevo a este competidor radica en seguir con su programa de expansión. Estima una inversión de US$5 millones para abrir diez nuevas salas de cine, especialmente en ciudades intermedias. El próximo año entrará a Valledupar y en la Costa Atlántica, la ciudad aún está por definir.

Con Cine Colombia es la primera vez que Cinépolis competirá. "Es un jugador muy respetable e importante a nivel mundial. Pienso que puede contribuir a impulsar la industria y siento que Cine Colombia está preparada para enfrentar todas las nuevas propuestas que vengan", dice Munir Falah Issa. Los proyectos de Cine Colombia cuentan con un presupuesto de US$18 millones para seguir incrementando su presencia en 2008 y una cifra similar para continuar con los planes de expansión en 2009.

Estas compañías, al igual que Procinal y Royal Film están buscando nuevos espacios en ciudades como Tunja, Pasto, Sincelejo, Riohacha y Zipaquirá, donde consideran que está el secreto para crecer.

Por ahora ningún empresario prevé nuevas reducciones de precio, pero sí tienen claro que tendrán que seguir buscando aliados para enganchar al público. Habrá que esperar las sorpresas que traerá cada competidor y mirar cómo avanza la película.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?