Dinero.com Revista Dinero

ISA, presidida por Luis Fernando Alarcón, enfrenta una prueba de fuego frente a su principal mercado –Brasil– y a dos de sus proyectos emblemáticos: Autopistas de la Prosperidad y la interconexión con Panamá.

| 9/26/2012 6:00:00 PM

Choque eléctrico

ISA está enfrentando tiempos difíciles en varios proyectos multimillonarios. Las repercusiones ya se sienten en el precio de la acción en la bolsa.

En las dos últimas semanas, el valor de la acción de Interconexión Eléctrica S.A. (ISA), ha caído 17%, y en lo corrido del año esta disminución ya supera 15%. La acción, que por años ha sido una de las estrellas de la Bolsa de Valores, hoy despierta un alto grado de incertidumbre y cautela entre los inversionistas.

La explicación es clara. Dilma Roussef, presidente del Brasil, advirtió que su gobierno está analizando una reducción en los costos de energía –cercana a 20%– a partir de 2013, como respuesta a la pérdida de competitividad del aparato industrial.

Con el anuncio, a finales de agosto, se encendieron las alarmas en ISA, pues Brasil es el país que representa los ingresos más altos de la compañía, 47% de ellos, incluso por encima de Colombia, cuyo peso es de 29%. Algunos analistas estiman que 10% de los costos de energía al usuario final en Brasil están asociados a la transmisión, donde está concentrado el negocio de la multinacional colombiana.

Las decisiones del gobierno podrían tener implicaciones en varios frentes: desde disminuir algunos cargos tributarios incluidos en las tarifas de energía, hasta la exclusión de los costos del capital invertido en la tarifa de energía. Esta última opción sería posible si los concesionarios –diez, entre ellos la operación de ISA en ese país– aceptan la propuesta de renovar anticipadamente, a 2013, las concesiones que se vencen en 2015 y con prórrogas a 30 años, esquema en el que únicamente se incluyen en las tarifas los costos de operación y mantenimiento de los activos y, en compensación, el gobierno indemnizará las compañías por la porción de sus activos no depreciados ni amortizados. Las concesiones que no sean renovadas continuarán hasta su fecha límite y luego serán subastadas.

Felipe Gómez, de Valores Bancolombia, considera que el mercado ha ‘sobre-reaccionado’ a los anuncios en Brasil y todavía falta mucha información. “Dar una señal de castigo por parte del gobierno brasileño afectaría la confianza inversionista. Este caso va a poner en evidencia la verdadera fortaleza de ISA, pues Brasil debe retener a los buenos jugadores, y la compañía estaría en capacidad de negociar”, asegura.

ISA, al cierre de esta edición, aún no había tomado ninguna decisión con relación a dichas medidas ni al impacto que puedan tener en sus cifras, pero seguramente golpeará el cumplimiento de su meta: alcanzar ingresos por US$3.500 millones en 2016. El gobierno colombiano ya ha manifestado su preocupación y Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, le anunció a Dinero que se buscará una reunión de Gobierno a Gobierno para buscar soluciones.

Sin embargo, esta no ha sido la única decisión que ha tenido que enfrentar ISA en su historia reciente y que también puede afectar sus planes para obtener esos niveles de ingresos. A principios de año fue el concepto del Consejo de Estado que dejó sin piso a la empresa en la estructuración de Autopistas de la Montaña (hoy de la Prosperidad), una de las apuestas clave en el desarrollo de su diversificación dentro de la estrategia de negocios lineales y que le permitiría abrir la operación en vías e infraestructura en Colombia, complementando los activos que adquirió en Chile y que hoy pesan 17% de sus ingresos. A la fecha, ISA no ha oficializado si participará o no en las licitaciones que se están estructurando para el desarrollo de este megaproyecto.

Además, la interconexión con Panamá aún no se cristaliza. Una subasta programada para mediados de agosto entre generadores colombianos se aplazó y no hay fecha definida y tampoco hay acuerdos en el tema regulatorio. Se suma a esto que, en mayo, en Chile, proyectos de transmisión por US$700 millones, en los que participaron ISA y otras empresas, fueron declarados desiertos.

La situación de estos proyectos clave para su crecimiento han afectado el valor de la acción, que en septiembre del año pasado estaba por $12.000 y que se ha ubicado en los últimos días por debajo de $10.000.?Como señalan algunos analistas, ISA se está quedando sin proyectos bandera estratégicos y con uno de sus principales mercados amenazado, “y los inversionistas ven que no hay nuevas iniciativas que traigan más valor”, dice uno de ellos.

Pero, además, las cifras no muestran crecimientos atractivos. Al primer semestre de este año, los ingresos de ISA fueron de $2,18 billones; es decir, un crecimiento de apenas 0,9% frente a los del mismo periodo de 2011 y una caída de 1,4% al comparar en los trimestrales. Según un análisis de Correval, esta caída estuvo jalonada por una disminución de los negocios de energía –que cayeron 4% en el segundo trimestre de este año– como consecuencia del efecto por conversión generado por la revaluación del peso colombiano frente al real brasilero y al comportamiento del IPP de Colombia, que a junio presentó una variación de -2,2%.

El Ebitda cerró el semestre en $1,51 billones, lo que representa una disminución de 1,1% frente al primer semestre de 2011 y el margen Ebidta cayó de 70,9% en junio de 2011, a 69,4% a junio de 2012. Este menor margen está explicado por un mayor incremento en costos y gastos operacionales durante el semestre, frente al crecimiento de los ingresos. Los gastos financieros durante el semestre sumaron $501.000 millones, creciendo 24,1% frente al mismo periodo en 2011 como consecuencia del mayor endeudamiento financiero en Colombia, Brasil y Perú obtenido durante el cuarto trimestre de 2011. La compañía presentó una utilidad neta durante el semestre de este año de $146.000 millones, inferior a la del primer semestre de 2011, 39,4%.

Victorias tempranas


Parece que a ISA, entre las decisiones políticas y jurídicas le están cortando las alas y ha recibido varios golpes bajos que pueden afectar sus finanzas en el futuro. En ese escenario tendrá que moverse rápidamente para buscar nuevos proyectos que tranquilicen su acción –y a los inversionistas–, y le permitan proyectar mejores ingresos hacia futuro y sin dejar caja atrapada.

Hacia dónde mirar

 Dentro de sus negocios estratégicos siguen existiendo oportunidades en la región, como Perú, Chile y, paradójicamente, Brasil. En este último país, según Juan Camilo Martínez, de Bolsa y Renta, están proyectadas nuevas subastas por cerca de US$3.500 millones en transmisión de energía, pero tendrán que analizarse los escenarios y las nuevas condiciones en que quede el mercado después de las más recientes decisiones del gobierno.

En Chile, las licitaciones que en mayo se declararon desiertas se volverán a abrir en octubre y seguramente ISA volverá a participar y, antes de finalizar el año, se conocerá su suerte en ese mercado.

La otra opción es buscar nuevos proyectos en el negocio de vías, por ejemplo en Colombia, y pisar primero en los proyectos que ha presentado la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) por un valor de $40 billones para dejar atrás la amarga experiencia con las Autopistas de la Prosperidad.

Pero también existen otros caminos que se ajustan a su estrategia de desarrollo de infraestructura lineal. Por ejemplo, en gasoductos y oleoductos, que pueden tener riesgos similares a los de la transmisión de energía, o en telecomunicaciones, que hoy lidera Internexa para ISA. “Sería la oportunidad para que la compañía incursione en nuevos negocios, como estos, cuya actividad está en auge”, dice Valeria Marconi, de Correval.

ISA está en un punto de quiebre. Después de más de una década de crecimiento sostenido y de haberse convertido en la primera gran multilatina colombiana, hoy pasa por una mala racha. Una prueba de fuego.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×