| 1/18/2008 12:00:00 AM

Celulares, el nuevo canal

En 2007, América Latina comercializó US$400 millones en ring tones para celulares y se estima que para 2012 este mercado llegue a US$1.600 millones. Los back tones y la música precargada también 'suenan'.

El lanzamiento del más reciente álbum de Juanes, "Me enamora", en un equipo celular de Sony Ericsson a finales de septiembre de 2007 y no en un CD como se hacía tradicionalmente, es sólo una pequeña muestra de los cambios que se avecinan en la industria discográfica.

En sólo tres meses se vendieron en Colombia 100.000 unidades de teléfonos precargados con canciones del artista, "una cifra muy buena, si se tiene en cuenta que la venta física de discos compactos (CD) se considera exitosa cuando supera las 10.000 unidades", dice Juan Diego Montoya, gerente general de Prodiscos Tower Records y de FM Discos & Cintas.

En países como México, Venezuela y Ecuador las cifras de venta rebasaron las expectativas, a la vez que abrieron las puertas a un nuevo esquema de negocio alrededor de la música en el que los celulares cobran protagonismo.

Se trata de una alternativa que llega para complementar el negocio de los ring tones, los back tones (música de llamada en espera) y el de las dedicatorias de música a través del celular, los cuales mueven grandes cifras de dinero en el mundo.

Estos servicios son el resultado de alianzas entre las disqueras, algunos fabricantes de teléfonos y los operadores de la telefonía celular, mediante la cual se crea un esquema gana-gana encaminado a impulsar la industria discográfica, proteger los derechos de autor y darle un giro al negocio de la telefonía celular en el mundo.

Gustavo Palacio, director ejecutivo de la Asociación de Productores Discográficos (Ifpi), considera que los celulares pueden convertirse en una tabla de salvación para la industria, si se tiene en cuenta que el año pasado se perdieron cerca de $100.000 millones por la piratería. "Se busca generar ingresos a través de nuevos canales. Sin embargo, estamos lejos de recuperar lo que se ha perdido", dice.

Resultados a la vista

Los ring tones monofónicos que se comenzaron a vender hace seis años en Colombia fueron el punto de partida para la evolución del negocio. Luego se crearon los timbres polifónicos y en 2007 se llegó a la cúspide con la posibilidad de adquirir parte de las canciones originales del artista.

"Desde su lanzamiento, los usuarios se han mostrado receptivos debido a la facilidad para la compra y a la gran cantidad de contenidos que renuevan a diario", dice Ricardo Camargo, representante de la marca Tigo, que aspira a lograr una penetración de 50% en este mercado este año.

Movistar vende 300.000 ring tones mensuales en promedio, más de 40.000 back tones y 40.000 dedicatorias de música. Todos estos productos tienen un costo que oscila entre $3.500 y $5.000 por canción. Estos servicios representaron para la compañía el 7% de sus ingresos totales en Colombia el año pasado y para este año proyectan un crecimiento de 10%. "Se trata de una fuente de ingresos importante y hay que seguir buscando mecanismos y alianzas para hacerlo más sólido", opina Alejandro Duque, gerente del segmento digital para América Latina.

Un estudio realizado por Signals Telecom Consulting revela que el año pasado los latinoamericanos gastaron US$400 millones en ring tones y se proyecta que en 2010 aumentarán la cifra a US$1.600 millones. En cuanto a los back tones, los usuarios de móviles en América Latina compraron US$75 millones y se estima que en 2010 este negocio llegará a US$410 millones.

En Colombia la cifra seguirá creciendo en la medida que el costo de los equipos baje y sea más cercano a los usuarios de planes prepago que hoy representan más del 70% de los consumidores de telefonía celular. Las alianzas entre fabricantes y operadores van en ese camino y para este año se prevé el lanzamiento de ofertas interesantes.

El manager de Andrés Cepeda, Luis Miguel Olivar, vaticina que en dos años el celular más básico en prepago tendrá opciones para acceder a la música digital y será posible ampliar este mercado.

Ricardo Gaibor, gerente general de Sony Ericsson para la Región Andina, afirma que 2008 será un año intenso para el negocio. La empresa lanzará el servicio de Track ID para que los usuarios puedan grabar canciones en cualquier sitio y enviarlas a una central para recibir el nombre del artista y la canción. En el futuro la podrán comprar en línea.

Movistar acaba de firmar contratos con Warner Music, Universal Music, Emi Music y Sony Music para tener disponibles varios catálogos de música para los usuarios. Está en conversaciones con las disqueras locales y con Sayco y Acoden para ampliar los contenidos y hace una semana lanzó una tarjeta raspe y gane de contenidos para ofrecer descargas como se hace con las tarjetas de minutos.

Para Yuliana Barbosa, representante de Movistar, "el negocio de voz ya llegó a su punto límite y ahora tenemos que dar valor agregado a través del entretenimiento".

Tower Records no descarta la venta de los equipos celulares precargados en sus establecimientos. Montoya es un convencido de que la industria tiene que cambiar y los precios de los CD y los DVD tendrán que bajar porque las nuevas modalidades exigirán grandes cambios.

El director nacional de Derechos de Autor, Fernando Zapata, considera que este es un buen momento para impulsar la industria de la música. La clave está en que los servicios se sigan extendiendo a los usuarios prepago y que el costo de los teléfonos sea cada vez más asequible a la gente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?