| 10/15/2009 12:00:00 AM

Capear el temporal

A pesar de que su nivel de ventas se ha reducido con relación al año pasado, las pérdidas de Enka se convirtieron en ganancias.

Al cierre del primer semestre de este año, Enka alcanzó ventas por $136.000 millones, un 29% menos que en el mismo periodo de 2008. Sin embargo, a pesar de esta caída en sus ingresos, pasó de tener pérdidas por más de $12.700 millones a generar utilidades que bordean los $1.600 millones. ¿Cómo lo hizo?

La compañía se enfocó en hacer más eficiente y productiva su operación, bajando costos y gastos; en mantener inversiones en tecnología pensando en el largo plazo; en desarrollar nuevos mercados de exportación y en apostarle a nuevos negocios con alto potencial.

Para Enka, uno de los mayores fabricantes de fibras sintéticas de la región andina, que atiende la industria textil, química, de materias primas para plástico y llantas, la coyuntura es compleja. Como explica Interbolsa, en uno de los informes de mediados de septiembre, "en su división textil tiene un escenario retador, ocasionado por las barreras impuestas por Venezuela y Ecuador, la tendencia revaluacionista del peso y el contrabando". A esto se suma la caída en el consumo en los mercados internacionales de algunos de sus productos básicos, como el hilo para redes de pesca, y la coyuntura del sector automotor en los países vecinos, para el mercado de llantas.

Sin embargo, las acciones que ha emprendido le han permitido enfrentar el momento y ser más rentable. "Estamos compitiendo de tú a tú en el mercado internacional, apalancados en nueva tecnología, mayor calidad, más cercanía al cliente y demostrando que los productos que corren por nuestras máquinas pueden ser más eficientes que otros realizados en mercados como el asiático", dice Álvaro Hincapié, presidente de Enka. Su estrategia de ver oportunidades en medio de la crisis, se convierte en ejemplo para cientos de empresas que buscan mercados para su desarrollo.

Nuevos rumbos

Uno de los pilares de Enka ha sido su política de reducción de costos y gastos fijos en los últimos años. Esta estrategia le permitió que -sin depreciaciones ni amortizaciones- estos ítems representen hoy el 44%, en términos reales, de lo que eran en 2002.

En este campo tiene varios ejemplos, como el de energía. Pasó de contar con un servicio de gas muy costoso, a montar una planta de carbón, cuyas emisiones son reducidas, utilizando el mineral que se produce en Amagá (Antioquia). "Era un proyecto que se pagaba casi en cuatro años y ahora se va a pagar en dos, gracias a la eficiencia que genera", advierte Hincapié.

Además, depuró su portafolio de productos no rentables y buscó alianzas que le permitieran participar en esta oferta, pero sin producirla. En este campo se destaca lo que ha venido haciendo en el área de filamentos de poliéster y con especialidades, como insumos antibacteriales o retardantes al fuego para productos textiles, entre otros. En estos productos, Enka tiene un acuerdo con Hyosung, compañía de Corea del Sur, en el que la empresa colombiana actúa como representante y le entrega al cliente todo el portafolio de productos.

Otra de las políticas claves ha sido la inversión, buscando aumentar la capacidad y modernizar la compañía. En los últimos años, Enka ha invertido US$45 millones en nueva tecnología y aumentó su capacidad en 17.200 toneladas, llegando a 120.000 toneladas. "Por la crisis, el aumento de capacidad no nos ha servido en estos dos años, pero pensamos que en el mediano y largo plazo los ciclos van a cambiar y la demanda repuntará. Hay que estar preparados tecnológicamente para responder en ese momento", explica Hincapié.

En el campo internacional, ya desde principios de 2008, Enka veía venir problemas con el mercado venezolano por las dificultades en los pagos. Además, negocios como el hilo para redes de pesca hacia Chile y Perú, sus mercados naturales, también cayeron producto de algunas enfermedades en las especies de esos países -especialmente en Chile- y de vedas y regulaciones a las que se sumó la disminución en el consumo en países como Estados Unidos.

Ante esta situación, incursionó en mercados europeos. En los últimos cinco meses ha exportado 250 toneladas de insumos y materias primas a países como Turquía, España, Italia, Holanda y Bélgica, diversificando el riesgo. Lo mismo ha hecho en mercados cercanos como Brasil y México. Sobresalen en su estrategia de exportación dos productos: los hilos para redes de pesca y las fibras para la fabricación de llantas en los que sus ventas al exterior empiezan a mostrar cifras interesantes. En el negocio industrial -hilos para redes de pesca, materias primas para plástico, material para fabricación de llantas, entre otros, sin contar el textil- las exportaciones están por encima del 60% de los ingresos en esta unidad de negocio. A su vez, en el total, las exportaciones, que el año pasado a esta altura representaban el 25% de sus ingresos, hoy pesan más del 35%.

Finalmente, la compañía decidió ingresar a nuevos negocios. En medio de la crisis, le apostó a un nuevo proyecto de reciclaje de pet, con una inversión superior a los US$5 millones, la cual le permite reciclar cerca de 9.000 toneladas de botellas de pet al año, siendo uno de los mercados con mayor potencial, dado que el consumo de botellas de pet en Colombia es de 60.000 toneladas al año, y el año pasado solo se recicló el 28%. "Esta planta reduce la dependencia de los costos frente a variables como la tasa de cambio o los precios del petróleo, disminuyendo la incertidumbre de los resultados financieros. Este proyecto le generará US$2 millones al Ebitda cada año", dice Jairo Julián Agudelo, analista de Interbolsa.

A pesar de su estrategia, Enka todavía tiene al frente variables complejas para su operación: la lenta recuperación de la economía, el comportamiento de la tasa de cambio, la incertidumbre en el negocio textil y de confecciones por la alta dependencia de los mercados de Venezuela, Ecuador y Estados Unidos, y el incremento en insumos básicos como el petróleo. Su ventaja ha sido enfrentar la coyuntura con innovación e inversión. Y, hasta el momento, el mercado le ha dado la razón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?