| 11/10/2006 12:00:00 AM

Cambió de manos

La compra de una parte de la Bolsa de Valores es una jugada sagaz de la firma paisa Colinversiones. ¿A quiénes beneficia la operación?

El cambio en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) puede ser importante. Al final de octubre, la Compañía Colombiana de Inversiones, Colin-

versiones, del Grupo Empresarial Antioqueño, GEA, divulgó la compra del 9,9% de la Bolsa a la comisionista de valores paisa Inversionistas de Colombia, por $28.500 millones.

Para Inversionistas, vender su participación fue una buena jugada. Hasta septiembre había perdido $10.403 millones, una de las mayores pérdidas del sector, y el efecto de la venta sobre su estado de resultados era claramente bienvenido. De otra parte, la firma, que anunció en agosto su fusión con Interbolsa, no podía llevar esas acciones a la entidad fusionada, pues Interbolsa ya tiene una participación del 10% en la BVC y el reglamento impide tener más allá de esa participación en la sociedad.

Para Colinversiones, el negocio también fue muy conveniente. Para la compra, utilizó apenas una parte de la capitalización de $300.000 millones que había obtenido en la emisión de acciones del segundo semestre de 2005, y puede conseguir un excelente retorno.

"Es un negocio con barreras naturales a la entrada que tiene un comportamiento casi de monopolio. Por eso, ofrece buenas utilidades con poco riesgo", le dijo el economista de un puesto de bolsa a Dinero. Los datos parecen comprobar esa afirmación. A septiembre, el retorno sobre el patrimonio de la BVC fue de 30%.

Incluso a los precios de $19 por acción que pagó Colinversiones, que muchos juzgan exagerados, la cuenta podría seguir siendo buena. "Si pagaron $28.500 millones por el 9,9% de la sociedad, el 100% del patrimonio valdría $287.000 millones", calcula el economista consultado. Las utilidades a septiembre, $18.925 millones, son el 7% de ese valor. Así es posible que la rentabilidad sobre ese valor patrimonial supere el 10% a fin del año, lo que no está mal para un negocio que puede crecer mucho.

Colinversiones ve, por ejemplo, que en el corto plazo podría haber un buen crecimiento en la Bolsa por la conformación de un mercado de futuros y derivados. Naturalmente, existe la posibilidad de que más adelante haya alguna fusión con otras bolsas latinoamericanas. "Sin duda, el proceso de consolidación de las bolsas del mundo continuará y ese proceso se dará en Latinoamérica", opina Mauricio Rosillo, rector del mercado de valores.

Y aunque no haya nada en perspectiva aún, Colinversiones no cree que esa posibilidad se deba descartar. "Ninguna compañía hoy —ni ésta ni otras en las que participamos— puede ser ajena a los movimientos de consolidación. Pensamos, siendo respetuosos con los socios actuales, que hay que estudiar proactivamente las oportunidades que se lleguen a presentar", asevera Juan Guillermo Londoño, presidente de Colinversiones.



Nuevo aire

Pero la operación también es un buen negocio para la Bolsa, porque se hace a un socio compuesto por un grupo de más de 13.000 inversionistas, con lo cual la propiedad y el poder en la entidad se desconcentran. Esto hace más fácil que se enfoque en operar un sistema eficiente de transacciones.

Además, Colinversiones puede patrocinar cambios desde el Consejo de la Bolsa. Algunos corredores piensan que la compra le daría a Colinversiones un derecho automático a un puesto en el Consejo, para reemplazar a Inversionistas de Colombia. Eso no es así. Necesitaría tener apoyo de otros accionistas. Los reglamentos fueron diseñados para que ningún socio con sus propios votos pudiera entrar al Consejo.

Con todo, Colinversiones está interesado en pertenecer a esa junta de 13 miembros, de los cuales hay seis internos —Suvalor, Interbolsa, Inversionistas de Colombia, Corredores Asociados, Banco de Bogotá y Acciones y Valores— y 7 independientes. "Por supuesto, sería un honor y del mayor interés participar en esa junta directiva con las personas que hoy están conformando esta entidad", afirma Juan Guillermo Londoño. El apoyo que necesitan podría venir de las otras firmas paisas Suvalor e Interbolsa.

Para saber cómo jugará esta firma, habrá que esperar al final de noviembre cuando Colinversiones defina el plan estratégico en el que trabaja desde hace dos meses. El plan reorientará el portafolio de esta empresa que se conformó para diversificar la actividad tabacalera de Coltabaco. Con las acciones de la BVC y el plan estratégico en el bolsillo, Juan Guillermo Londoño dice que "esto significa emprender una nueva etapa, para bien de los accionistas y del país".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?