| 7/6/2007 12:00:00 AM

Cambio de líder

En un entorno interno y externo adverso a los textileros, llega Francisco Romero a la presidencia de la centenaria empresa paisa.

No son buenos tiempos para el sector textil: revaluación del peso incesante, Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC) sin futuro claro en el mediano plazo, la competencia asiática creciendo y los compradores en Estados Unidos reduciendo sus pedidos. Tan solo la aprobación provisional de un Atpdea trae algo de brisa a la caldera. En medio de este ambiente hostil, Coltejer llega a sus cien años y, en su centenario, entra a encarar la tormenta Francisco Romero Gaitán, su nuevo presidente.

Romero es reconocido por dirigentes gremiales, empresarios y analistas del sector como un gran conocedor del segmento de fibras, en el que, en empresas como Enka y Vanylon, fue determinante en su recuperación e implementación de un plan de acción que las sacó a flote cuando mordían el polvo de la quiebra.

"Hicimos un gran equipo para planear la reestructuración operativa y la reconversión tecnológica de Enka. Logramos excelentes negociaciones con nuestros acreedores bajo el amparo de la Ley 550, y con ello pudimos en 2003 iniciar inversiones que llegaron a US$35 millones, manteniendo nuestras participaciones de mercado en el país y más que doblando nuestros negocios en Perú y Chile en los segmentos de hilo técnico y lona", comenta Álvaro Hincapié, presidente de Enka desde septiembre de 2003, fecha en la que se retiró Romero del cargo luego de un año de trabajo.

Durante su permanencia en Enka, Romero lideró una severa reorganización administrativa, pasando de 96 cargos directivos a 69; concilió el retiro por pensión anticipada, y otras causas, de un total de 148 personas de la nómina directa de la compañía. Además, para flexibilizar la mano de obra y aligerar costos, cimentó la política de vincular los operarios necesarios sólo por la modalidad de cooperativas de trabajo asociado. De esta forma, más otros ajustes en gastos, dio el primer paso en el cambio de dirección de la empresa, que fue desarrollado y sostenido con gran éxito por Hincapié. "Logramos una reducción de diez puntos en el impacto de costos y gastos fijos sobre las ventas anuales, y estructuramos una mejora de la productividad tonelada-hombre que nos ha permitido capotear la revaluación y decir que hoy exportamos casi el doble que en 2002. Además, ya el 26% de la deuda ha sido pagada a nuestros acreedores", dice el presidente de Enka.



Por otra hazaña

Los conocedores del sector textil coinciden en que la llegada de Romero buscaría que el ejecutivo repita su estrategia de éxito en Coltejer. Sin embargo, un par de directivos gremiales advierten que la situación de la centenaria textilera es más compleja que la que mostraba Enka en su tiempo.

Por ejemplo, el sindicato de trabajadores, presidido por Luis Fernando Mejía, indicó que desde hace 20 meses la empresa paga el salario con una semana de vencimiento y que, desde hace dos meses pasaron de una a dos, las semanas de retraso. Tensión que se agudiza por las noticias del atentado a un dirigente sindical a principios de junio. Sucesos que no le muestran un ambiente laboral muy receptivo a Romero en su llegada.

De otro lado, Coltejer, bajo la Ley 550, ha hecho uso de recursos propios para impulsar las inversiones de US$22 millones en maquinaria y US$12 millones en infraestructura, que dieron pie a la planta CI Coltejer S.A.

Hoy, la producción total del grupo —compuesta por Textiles Rionegro, CI Coltejer, Texkasa, Coltefuturo y Coltemex— es de 6,8 millones de metros lineales mensuales que genera 3.600 empleos directos y mas de 10.000 indirectos en las distintas actividades que reporta su oferta textil, desde confección, producción de hilo, recolección y desmotado hasta el transporte del algodón.

Aún no se conocen los planes de Romero para Coltejer, ni cuáles serán sus lugartenientes en esta misión, pero es claro que será el mayor reto que enfrente en uno de los momentos más exigentes de creatividad y ajustes que haya vivido el pujante sector textilero del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?