| 11/23/2007 12:00:00 AM

Cambio de frente

Con un patrimonio superior a US$1.200 millones, Colinversiones —la holding de inversiones que nació con Coltabaco y se escindió para la venta de la tabacalera— avanza en un proceso de transformación de sus recursos. La infraestructura, su nueva apuesta.

Afinales de octubre, la Compañía Colombiana de Inversiones, Colinversiones, adquirió la Central Termoeléctrica Las Flores, Termoflores, en Barranquilla, con una inversión cercana a los US$320 millones.

Aunque podría ser una empresa más del portafolio de inversiones de esta holding, la adquisición tiene un especial significado porque se convirtió en la punta de lanza de su nueva estrategia. "Esta no es una inversión de portafolio, es estratégica", dice Juan Guillermo Londoño, presidente de la compañía.

¿Por qué es estratégica? Porque refleja el cambio que va a dar esta inversora. Hoy, Colinversiones, que cuenta con un patrimonio superior a US$1.200 millones, es un portafolio diversificado no relacionado. Si bien esta estrategia le permitió crecer y consolidar ese nivel de activos en el pasado, ahora la empresa decidió aprovechar su plataforma y recursos para proyectarse, con un nuevo foco en sus inversiones y con un papel más protagónico en su gestión. "La compañía tiene que pasar de una gestión limitada del portafolio a una proactiva. En el nuevo escenario de la economía, buscamos tener una focalización en el portafolio, ser dominadores de los negocios y jugadores relevantes en lo local y regional, con socios internacionales que nos permitan tener participaciones que controlen las compañías. Es decir, poder gobernar nuestro futuro", agrega Londoño.

En ese sentido, la empresa, junto con banqueros de inversión como el Citi Group y BNP Paribas, trabajó en los últimos siete meses en identificar sectores con potencial de inversión y el sector ganador fue el de infraestructura, con obras en generación de energía y en la vinculación a negocios de vías, puertos y aeropuertos. Termoflores se convirtió en la primera decisión en ese sentido, pero no será la última. En la actualidad, la empresa analiza un portafolio de proyectos de energía no solo en Colombia sino en Latinoamérica, mientras afina proyectos en infraestructura.



De dónde viene y para dónde va

Los fondos de inversión en el mundo están dinamizando los negocios y tomando una mayor relevancia. Colinversiones, al igual que muchos fondos de inversión, está en un proceso de transición al pasar de portafolios ampliamente diversificados a encontrar su foco de negocio y generar mayores rentabilidades para los accionistas. Pero las decisiones son complejas porque tienen que buscar negocios con varias particularidades: maduros; con reglas y desarrollos jurídicos y normativos claros, donde haya posibilidades de inversión y el riesgo se minimice.

La historia de Colinversiones está ligada a la de la Compañía Colombiana de Tabaco, Coltabaco. Hasta 2001, cuando se escindió, estaba bajo la sombrilla de la tabacalera y compartía directivos con ella. En 2005, Philip Morris adquirió Coltabaco, ganándole a jugadores como British American Tobacco y Japan Tobacco.

Hoy, Colinversiones tiene su portafolio dividido en el sector financiero y asegurador (36%), el sector de consumo y papelero (12%) y el hotelero (2%). En el primer caso su principal inversión es en Suramericana de Inversiones, en el segundo en Colombiana Kimberly Colpapel y, en el hotelero, en los hoteles Intercontinental de Medellín, Las Lomas de Rionegro y el Hotel de Pereira. Además, tiene un 38% en otras inversiones -por ejemplo, es el mayor accionista de la Bolsa de Valores de Colombia- y un 12% en un portafolio temporal que tiene recursos cercanos a los $300.000 millones producto de la venta de Coltabaco a la multinacional Philip Morris.

Sin embargo, en el futuro este mapa de inversiones cambiará y lo que vendrá en forma gradual, paulatina y estratégica es un proceso de desinversión en los negocios actuales para migrar hacia el nuevo foco estratégico (ver recuadro).

Uno de los factores determinantes del cambio es el bajo apalancamiento financiero, lo que le permitirá obtener más recursos y así lograr su objetivo de conseguir el control en sus nuevas inversiones. A septiembre de este año, los activos llegaron a $2,4 billones (cerca de US$1.200 millones) y sus pasivos totales fueron de $102.000 millones, algo más del 3% sobre los activos, lo que significa que hay un potencial para crecer sobre él y proyectarse.

Para sus nuevas inversiones en sectores estratégicos, la compañía tiene claras sus movidas. En energía busca manejar directamente sus empresas y no solo adquirir plantas en funcionamiento sino también empezar a desarrollar proyectos que requieren recursos para su cierre financiero. En el caso de infraestructura, el objetivo de la compañía es desarrollar alianzas con operadores con experiencia, incluso de otros países como Brasil o México, pero no iría sola como en el caso de Termoflores.

Así, Colinversiones, que en el pasado se caracterizó por su bajo perfil, muy encerrada en Medellín, inicia una nueva etapa donde tendrá que buscar negocios con alto potencial. Su apuesta está sobre la mesa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?