| 2/4/2005 12:00:00 AM

Caldas: mucho más que café

En este departamento se desarrolló una industria especializada en la producción y exportación de refrigeradores, básculas, tornillos, rines, bisagras, machetes.

En estos últimos años, en Caldas se ha consolidado una industria totalmente diferente a la del café. Se trata de la metalmecánica, que produce para el mercado nacional e internacional refrigeradores, tornillos, básculas, rines para automóviles, bisagras, machetes, azadones, alambres, tijeras, limas, alicates y carretillas, entre otros productos. Este sector representa un poco más de la mitad de las exportaciones no tradicionales de Caldas y genera 4.000 empleos directos, el 38% de la mano de obra industrial que demanda el departamento. Entre las 200 empresas más grandes de Manizales figuran 53 industrias metalmecánicas, en su mayoría exportadoras. Entre las más importantes están Mabe Colombia, Prometálicos, Inversiones Iderna, Incolma, Herragro, Madeal, Induma, Bellota, Proalco, Sinterizados, Acerías de Caldas (Acasa), Arme y Siderúrgica Colombiana (Sicolsa). Según un estudio de la Cámara de Comercio de Manizales y la Universidad Nacional, en este proceso de industrialización la participación extranjera ha jugado un papel muy importante. Se estima que entre 1991 y 2000 se realizó el 50% de esas inversiones, que ascendieron a US$15 millones de entonces, y que se concentró en la producción de bienes como electrodomésticos, herramientas, maquinaria, calzado, baterías eléctricas, insumos y alimentos. Los capitales provienen de México, España, Alemania, Estados Unidos, Bélgica e Inglaterra con participaciones que oscilan entre 16% y 100%. Actualmente, su participación en el sector metalmecánico es del 35%, en alimentos del 15%, en materiales para construcción el 41% y en otros el 8%. La mayoría de estas empresas destina entre el 15% y el 95% de su producción a los mercados internacionales. La Cámara de Comercio destaca varios hechos en torno a los beneficios que representa la inversión extranjera en la región: son empresas sólidas y en continuo crecimiento, la inversión se ha hecho principalmente en dinero, maquinaria, transferencia de tecnología y portafolio. El 70% de ellas no es subsidiaria, el 90% reinvierte sus utilidades y ha generado nuevos empleos. Así mismo, contribuyen con el 25% de la producción bruta de la industria manufacturera del departamento.



La tendencia

No se sabe a ciencia cierta por qué se inició este proceso de industrialización en Caldas. José Luis Fonseca, presidente de Productora de Alambres Colombianos (Proalco), explica que se trata de una vocación que nació de varios emprendedores caldenses. Según él, al parecer no había ninguna ventaja competitiva para desarrollar esta industria en la montaña, donde tienen que subir materia prima para bajar producto terminado y luego distribuirlo por todo el país. "Esa deficiencia se superó con mano de obra calificada, tecnología y mucha dedicación. El empresario caldense ha demostrado ser muy recursivo y desarrolló un alto compromiso con sus empleados", sostiene. Esta empresa la fundó la familia Mejía Aristizábal en 1980 con el nombre de Trefilados de Caldas, hasta que en 1995 se fusionó con una compañía belga para modernizarse, adquirir tecnología de punta y ampliar su gama de productos. Desde entonces, cambió su razón social por la actual. La empresa, que ya cuenta con plantas en la Tebaida (Quindío) y Bogotá, produce puntillas, varillas, malla electrosoldada y alambres brillantes, especiales, galvanizados y de púas inoxidable, que reemplazó buena parte de la importación de este producto. Según Fonseca, la compañía en los últimos cinco años ha cuadruplicado su tamaño.

Manufacturas de Aluminio (Madeal), por su parte, nació en 1998 motivada por la creciente demanda de autopartes en el país y la región andina y por las exenciones tributarias que decretó el gobierno luego de la catástrofe del volcán del Ruiz. Germán Vélez, su presidente, sostiene que no es tan cierto que estén en una zona no competitiva. "Estamos a seis horas de Bogotá, a cuatro de Medellín, a seis de Buenaventura y a 12 de Cúcuta. Se trata de un punto equidistante y el acceso a las materias primas es relativamente fácil", sostiene. Esta empresa, del grupo Chaid Neme, produce rines para automóviles. Empezó fabricando 4.000 unidades mensuales, cifra que ahora asciende a 42.000; exporta la mitad a Venezuela y Ecuador. Según Vélez, el recurso humano con que cuenta Caldas ha sido un factor decisivo en la consolidación de este sector en el departamento, gracias a sus universidades y al Sena, lo que garantiza diversos niveles de capacitación para sus empleados.

Pero buena parte de la cadena metalmecánica del departamento gira alrededor de Mabe, empresa que maneja marcas como Mabe, General Electric y Centrales y produce unas 2.000 neveras diarias en Manizales. El 55% de su producción se destina al mercado internacional. En los 80, esta empresa pasó a ser de capital totalmente mexicano, país donde está la casa matriz de esta multinacional. A su alrededor gravitan otras empresas como Riduco (plásticos), Dumar (metalistería) y Siteco (cobre). De esta lista también forma parte Acerías de Caldas, creada en 1988. Su objeto social es la producción de acero y su laminación, mediante el proceso de fundición de chatarra o hierro, así como la compra y venta de materia prima nacional o importadas para su transformación.



Las herramientas

Por su trayectoria, una de las empresas más representativas del sector es la Industria Colomboalemana de Machetes (Incolma), fundada en 1960 con capital 50% alemán y 50% colombiano. En la actualidad, se llama Industria Colombiana de Herramientas S.A., con capital 100% nacional. Exporta a Estados Unidos, África, el Caribe y Centro y Suramérica. Por esa misma época, nació Herramientas Agrícolas S.A., que como lo indica su nombre produce herramientas y utensilios de labranza y minería; así como accesorios para vehículos, maquinaria agrícola e industrial. Tiene una experiencia exportadora de 30 años a países como Ecuador, Perú, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Bolivia y República Dominicana. Una empresa mucho más reciente pero que forma parte de esta misma industria es Bellota Colombia S.A., que nació en 1987 como Industrias de Caldas S.A. Al igual que las anteriores, produce herramientas que exporta a Guatemala, México, España, África, Honduras y Venezuela, entre otros destinos. Entre tanto, Inversiones Iderna, fundada en 1988, se especializó en la fabricación de tornillos y venta de artículos y objetos metálicos en general, así como toda clase de elementos de fijación. En 1993 creó una nueva unidad de negocios (Iderna Metalistería) para realizar actividades de montaje y explotación de industrias complementarias a la metalmecánica, diseñando, fabricando y comercializando troquelería, moldes, matricería y demás bienes afines para la industria en general.

Poco a poco fueron naciendo más empresas que se especializaron en la fabricación de básculas, estufas a gas, hornos eléctricos industriales, transportadores mecánicos, maquinaria para cortar metales y doblar láminas, entre otros productos. Y para que no muera este espíritu empresarial, la Universidad Autónoma de Manizales (UAM) realizó recientemente la Primera Cumbre de Emprendedores, donde se firmó el Pacto por el emprendimiento del departamento y se constituyó el Centro de Empresarismo de la UAM. La idea, según sus promotores, es que se repitan experiencias como la del sector metalmecánico que le dio un gran impulso a la industrialización del departamento, generando empleo e ingresos para Caldas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?