| 5/25/2011 12:00:00 AM

Burbuja punto-com

La multimillonaria compra de Skype por parte de Microsoft y la opulenta salida a bolsa de Linkedin estarían generando una nueva burbuja tecnológica similar a la de los años noventa.

Las alarmas de las principales bolsas del mundo están prendidas. Y no por cuenta de una nueva crisis financiera mundial, o de otro descalabro hipotecario. Esta vez los temores tienen que ver con internet y la posibilidad de que se esté gestando de nuevo una burbuja tecnológica. Algo similar a lo que ocurrió en los años noventa, cuando el mundo creyó haber encontrado la "nueva economía", pero que terminó explotando en 2000 con la desaparición de varias firmas de Sillicon Valley.

Y es que las últimas transacciones multimillonarias que se están dando en el sector tienen a más de uno con los pelos de punta. Una de ellas, la reciente compra de Skype por parte de Microsoft en más de US$8.000 millones, casi tres veces más de lo que se pagó en 2009 por el sitio de subastas Ebay. Aunque el dueño de Microsoft, Bill Gates, justifica la compra diciendo que "generará una gran cantidad de innovación", varios analistas de Wall Street piensan que se trata de un precio inflado.

La otra movida se dio hace una semana, cuando la red social Linkedin salió a la bolsa tecnológica Nasdaq de Nueva York. En un día, sus acciones pasaron de US$35 a US$93, alcanzando una valoración de mercado de US$8.900 millones. Unos resultados que parecen salirse de toda lógica, si se tiene en cuenta que este sitio web tuvo el año pasado utilidades por solo US$15 millones.

Las joyas de la corona de esta "fiebre del oro digital" -como la ha bautizado la revista The Economist- son definitivamente Facebook y Twitter. Las compañías están valoradas en US$80.000 millones y US$10.000 millones, respectivamente, cifras muy superiores a las de sus modelos financieros y de ingresos. Ambas han atraído los más ávidos inversionistas del mundo, como Goldman Sachs en el caso de Facebook. Y las dos salen a la bolsa a partir del próximo año. Desde ya, varios analistas del planeta anticipan que serán un éxito sin precedentes.

Por lo pronto, la próxima red social que cotizará públicamente sus acciones será Groupon, un servicio de compras en línea con descuento que ya obtuvo US$1.000 millones en una ronda de pre-financiamiento, hace un par de meses. Este sitio web está valorado en US$6.000 millones pero, una vez ingrese a la bolsa, podría dispararse hasta US$20.000 millones.

Cabe anotar que, a pesar de estas cifras, para algunos expertos no es posible comparar esta situación con la de finales de los años noventa.

Argumentan que, a diferencia de aquel entonces -cuando surgían millones de sitios cada día-, las redes sociales de ahora apuntan hacia el monopolio y la consolidación en muy pocas compañías. "Es claro que no habrá una dispersión de ingresos muy amplia", dice The Financial Times.

Otra cosa piensa la revista The Economist. Para el semanario británico, lo mejor es andar con pies de plomo en medio de lo que parece ser una nueva "exhuberancia irracional" de los mercados en el mundo. El tiempo dirá quién tiene la razón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?