| 2/5/2014 8:00:00 PM

En forma

Las cadenas de gimnasios siguen en crecimiento. Bodytech capitalizará la reciente adquisición de la cadena Forma y Spinning Center negocia con un fondo de inversión privado.

El negocio de gimnasios mantiene su buena forma y en 2014 espera continuar con un crecimiento de dos dígitos, que podría estar alrededor de 15% según estiman los empresarios.

En un mercado que mueve alrededor de US$500 millones al año y tiene una penetración de apenas 1%, todos buscan hacerse a una buena tajada.

Las condiciones para lograr buenos resultados están dadas: las principales firmas locales que compiten en el sector comenzaron el año con agresivos planes de expansión y crece la expectativa por la llegada de marcas internacionales de gimnasios a través del mecanismo de franquicia.

Los planes de las firmas nacionales apuntan a estrategias de consolidación y expansión, aprovechando el conocimiento que tienen del mercado.

Spinning Center Gym busca seguirle los pasos al líder del mercado formal, Bodytech, no solo escoltándolo en facturación y número de sedes, sino en la búsqueda de un fondo privado de inversión que le permita obtener los recursos para ejecutar un plan de crecimiento.

La meta es completar 30 sedes en tres años, partiendo de las siete que tiene actualmente. César Casallas, gerente de la compañía, cree que llegó la hora de fortalecer la operación y llegar el mercado de capitales para conseguir por lo menos US$13 millones que le permitan cumplir el sueño de llegar a Barranquilla, Cali, Ibagué, Medellín, Bucaramanga y Villavicencio en un lapso de tres años.

Para este año planea abrir cuatro sedes, la primera de ellas ubicada en Colina Campestre, en Bogotá. La proyección en ventas con estos nuevos gimnasios es de $14.000 millones.

El proceso va adelantado y hoy trabaja en el due diligence con un fondo de inversionistas venezolanos, españoles y colombianos que tiene presencia en el vecino país, para que antes de finalizar el primer trimestre esté asegurado el capital de expansión.

Spinning Center Gym, con ventas por $10.000 millones en 2013, es la segunda compañía del sector que recurre a este mecanismo de financiación. La primera en hacerlo fue Bodytech, que desde hace más de seis años entró a formar parte del programa Colombia Capital de la Bolsa de Valores de Colombia, un proceso que le permitió en principio obtener recursos del fondo Seaf. Hoy, Teka Capital es uno de sus principales socios.

En el país, las empresas de gimnasios cuentan con cerca de 1.000 establecimientos, según estimativos de los empresarios. Esta atomización fue precisamente una de las razones para que la Superintendencia de Industria y Comercio le diera el visto bueno, el pasado 5 de diciembre, a Bodytech para adquirir Forma, una cadena paisa de gimnasios, después de haber objetado la compra en agosto de 2013, por considerar que se constituía una situación de monopolio.

Con esta adquisición, Bodytech se quedó con nueve sedes, ocho de ellas en Medellín y una más en Armenia y terminó el año con 51 puntos de servicio en el mercado colombiano.

Juan del Río Nieto, gerente para Colombia de Bodytech, explica que el mayor reto de la organización es fortalecer su presencia en Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla e iniciar una penetración selectiva de ciudades intermedias como Pasto, Neiva, Tunja, Sincelejo, Montería, Barrancabermeja y Valledupar. Para hacerlo, tiene disponible una inversión aproximada de US$50 millones.

La legión extranjera

Mientras las cadenas nacionales buscan expandirse, se anuncia la llegada de franquicias españolas como BF+Fit, Altafit, BubaGym y Viva Fit, que tienen en común la prestación de servicios de bajo costo. Sin embargo, César Casallas, gerente general de Spinning Center Gym, cree que este modelo de negocio no será fácil de implementar en Colombia debido a que los precios que se manejan ya son bajos comparados con los europeos.

También se anuncia el ingreso de la brasileña Smart Fit, cuyos directivos visitaron el año pasado el país y exploraron la posibilidad de comprar cadenas locales como Spinning Center en Bogotá y Forma en Medellín. Sin embargo, la primera quiere consolidar su operación y, la segunda, ya fue vendida a Bodytech.

La incursión de estas firmas extranjeras aumentará la oferta en el sector, y fortalecerá el sistema de franquicias. Los gimnasios ya participan con 0,55% en el negocio general de franquicias en el país, según una encuesta de la compañía Masfranquicias.

Jorge Andrés Orozco, director general de esta firma manifiesta que quizá la franquicia de gimnasios más conocida en el mundo es Curves International,  un modelo centros de acondicionamiento diseñado solo para mujeres,  que hoy se constituye en una de las más antiguas y activas en Colombia. José Antonio Barrera Padilla, director para Latinoamérica de esta multinacional, señala que tras el ingreso en 2004, ya está presente con 12 sedes en seis ciudades, y proyecta la apertura de cuatro más este año. La meta es llegar a 25 en 2016.

Este crecimiento está basado en el buen momento que vive el país, el cual le indica a sus directivas que el mercado local puede soportar entre 40 y 50 negocios de su marca. Los planes de Curves están encaminados a las ciudades de entre 150.000 y 300.000 habitantes.

SuperSlow Zone es otra franquicia que acaba de ingresar al país, con un servicio personalizado. Mauricio Daza, su gerente, explica que trabajan dos modelos de franquicia, uno dirigido al público general y otro para profesionales o entidades de salud interesadas en tener el servicio de acondicionamiento muscular, haciendo uso de máquinas de línea médica. Por su parte, Woman 30, una franquicia española de centros de salud y cuidado personal para la mujer, que incluye fitness, dieta y estética avanzada, también hace parte de la nueva oferta.

En un mercado con amplio potencial, los gimnasios buscan tener más músculo para desarrollar sus planes, crecer y mantener la forma que en los últimos años han alcanzado. Pero será la rutina de negocios que empleen, la que determinará los resultados.

Los líderes

Mientras los ingresos de los gimnasios en Colombia crecen a dos dígitos cada año, estos indicadores siguen siendo bajos si se comparan con mercados como Brasil y Argentina, donde la penetración de este tipo de servicios se sitúa entre 7% y 8% y en Estados Unidos la cifra se acerca a 15%.

En la región hay por lo menos 25 marcas que han consolidado su liderazgo y según un informe de la firma International Health Racquet & Association Sportsclub, la facturación asciende a US$5.600 millones, siendo Brasil y México los que mayor participación tienen. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?