| 10/16/2013 6:00:00 PM

Alguien nos mira

BNP Paribas, que ocupa los primeros puestos en el ranking de los bancos más grandes del mundo, revolucionará la industria de custodia de fondos en Colombia, un negocio de muchos quilates.

La llegada de uno de los bancos más grandes de Europa y el mundo, el BNP Paribas, a la actividad de la custodia de valores marca el comienzo de la reorganización de este negocio y de los fondos de inversión en el país; es, sin duda, uno de los primeros efectos de los recientes decretos (1242 y 1243 de 2013) con los que el Gobierno busca la especialización y modernización de lo que antes se denominaban “carteras colectivas”.

En la actualidad, un administrador de fondos de inversión (carteras colectivas) –ya sea una fiduciaria o una comisionista de Bolsa– puede hacer prácticamente todas las actividades: toma las decisiones sobre en qué invertir, ejecuta las órdenes de compra, verifica que se cumplan las operaciones y, además, controla los riesgos y límites, entre otras cosas. Esto hace que “todo el mundo haga de todo”, lo cual no solo crea muchos potenciales conflictos de interés sino que es tremendamente ineficiente y limita el desarrollo de nuestro mercado de valores.

Con las nuevas normas se busca una mayor especialización de los diferentes jugadores y separar la actividad de custodia: una figura muy importante pues es la encargada de garantizar la protección de los recursos de los inversionistas y que estos no sean utilizados en el cumplimiento de operaciones propias de las sociedades administradoras de fondos de inversión o de otros clientes. Esto es, el instrumento para que se haga solo lo que el inversionista quiere que se haga.

Así, se habrían podido evitar algunos hechos relacionados con InterBolsa como, por ejemplo, el desvío de recursos de la Cartera Credit de InterBolsa SAI hacia la clínica La Candelaria (ver Dinero No. 411) o prevenir el abuso cometido mediante el Fondo Premium, entre otros escándalos recientes, pues un custodio “se encargará de reportar a la Superfinanciera cualquier incumplimiento del reglamento de inversión y vigilará el cumplimiento de los límites y restricciones. Es una especie de veedor del sector”.

Por esto, el arribo de la división especializada en custodia del mayor banco europeo es una muy buena noticia para el mercado financiero pues significa no solo la ampliación de su presencia y negocios en el país –ya tiene Corporación Financiera, compañía de seguros (Cardif) y oficina de representación para hacer negocios de banca de inversión– lo cual no solo incentivará la competencia sino que es un paso más en el camino hacia un mercado de valores más transparente.

Mayor competencia

BNP Paribas Securities Services, la división que llega, tiene más de US$7,68 billones (millones de millones) en activos bajo custodia en los 35 mercados de América, Europa, África y Asia-Pacífico donde tiene presencia. Según Claudia Calderón, presidente de BNP Paribas Securities Services Colombia, “la experiencia de BNP Paribas en otros mercados, nos sitúan en una excelente posición para compartir las mejores prácticas y ayudar a los inversionistas a aprovechar al máximo iniciativas como el Mila y a entender los mercados de capitales del mundo”.

En la actualidad este servicio lo viene prestando en nuestro país entidades como Citi, Corpbanca y BBVA, específicamente a entidades e inversionistas internacionales que querían estar en el país, donde el mercado vale aproximadamente US$10.000 millones.

“En América Latina somos el jugador más fuerte pues somos los únicos que tenemos una amplia red propia. De este modo, por ejemplo, si un fondo como Fidelity –uno de los más grandes del mundo– quiere estar en toda la región, pues lo hace con nosotros que somos el líder”, afirma Armanda Mago, directora de Securities and Fund Services Citi Colombia. “De hecho, actualmente somos el subcustodio local de BNP Paribas en el país. No creo que en este segmento de negocio las cosas cambien mucho”, agregó.

Sin embargo, con la obligación para 2014 en cuanto a que todos los fondos de inversión deben tener un custodio, lo que se está ampliando es el mercado local. Y aquí la competencia es bienvenida. A julio de 2013, los fondos de inversión colectiva alcanzaban los $41,6 billones. No obstante, no es claro por qué se excluyó a los fondos de pensiones y APT de los comisionistas de está obligación.

¿Quién sigue?

Antes de la norma, la custodia de valores se asociaba a los servicios de registro electrónico y de “anotación en cuenta” que prestan los depósitos centralizados de valores como DCV y Deceval, que hoy alcanzan alrededor de los $567 billones (83,2% del PIB). Sin embargo, son dos conceptos diferentes. Los depósitos realizan solo el registro mientras el custodio tiene labores más especificas.

De hecho, es una actividad muy especializada y compleja de márgenes pequeños y que requiere grandes volúmenes. Pero también de grandes inversiones en tecnología: plataformas globales, sistemas de comunicación, seguros y conectividad no solo con los depósitos locales sino con los grandes centros financieros del globo. Esto hace que en el mundo no haya más de 10 grandes jugadores. Por esto, lo normal sería que en un mercado como el colombiano hubiera de 3 a 5 jugadores.

Sin embargo, la gran pregunta es qué harán los grandes grupos financieros locales, ya de carácter regional. Una fiducia no puede ser custodio de sí mismo. Qué hará un grupo como, por ejemplo, Aval, que tiene varias fiduciarias dentro de la organización. ¿Unas fiduciarias actuarán como fondos de inversión y otras como custodios? ¿Especializarán una de sus fiduciarias en la actividad de custodio? Lo mismo aplica con el Grupo Bancolombia o con la reciente fusión entre Corpbanca y Helm.

La ley no lo prohíbe. Si se tienen los mecanismos de Gobierno Corporativo adecuados no debería haber conflictos pero, entre más independencia exista, mucho mejor.

El Gobierno aún está reglamentando y definiendo los estándares operativos y de intercambio de información que solicitará. Tambien habrá que esperar para ver cuándo comienza a exigir esta figura para los fondos de pensiones, como sucede en el resto del mundo, si es verdad que estamos buscando estándares globales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?