| 8/5/2015 7:00:00 PM

Seguridad privada: sector ganador

En Colombia, la vigilancia y seguridad privada generan ingresos por $7,5 billones, más del doble que un lustro atrás, y equivalente a cerca de un punto del PIB nacional.

A dos años de cumplirse medio siglo de la expedición del Decreto 1667 de 1966, o Estatuto Orgánico de la Policía, en el que se presentaron los primeros lineamientos para la regulación y creación del servicio de vigilancia y seguridad privada en el territorio nacional, este se ha convertido en uno de los sectores más dinámicos y ganadores en Colombia.

Las cifras son contundentes: en 2014 este sector obtuvo ingresos por $7,5 billones, de acuerdo con cifras de las 5000 Empresas de Revista Dinero. En 2013, este nivel de ingresos había llegado a $6,7 billones; es decir, para el año pasado registró un crecimiento de 11,5%, mucho más alto que la economía nacional que tuvo un incremento de 4,6%.

La cifra de ventas en 2014 es cerca de un punto del Producto Interno Bruto (PIB) del país, lo que representa una de las participaciones más altas en los últimos años.

Si se compara con otras actividades económicas en el país, los ingresos del sector de vigilancia y seguridad privada son superiores a los obtenidos por la floricultura, a la actividad bananera y a los del turismo.

El crecimiento de esta industria comenzó su fase de mayor dinámica en la más reciente década. Por ejemplo, en 2008 el sector alcanzó ventas por $3,8 billones y para 2014 sus ingresos casi que se duplicaron.

Además, las utilidades netas en 2014 llegaron a $272.391 millones –cerca de 34% de crecimiento frente a 2013–, los activos superaron los $3,15 billones –15% más que el año anterior– y su patrimonio ascendió a $1,68 billones, 13% más que en 2013.

¿Qué explica este crecimiento?

La dinámica económica del país en los últimos años, con crecimientos por encima de 4%, el auge de la inversión extranjera y la consolidación de un sector de finca raíz más vigoroso en construcción de vivienda, oficinas, centros comerciales y una mayor oferta logística que generaron un incremento del aparato productivo han jalonado la demanda en el sector de vigilancia y la diversificación de las modalidades del servicio. Según las cifras de las 5000 Empresas de Dinero, para 2014 reportaron información cerca de 1.300 compañías.

“Desde el año 94, cuando se creó el Decreto Ley que rige la actividad al día de hoy, se incrementó sustancialmente el número de empresas en el sector en el país”, explica Paula Andrea Cardona, directora gremial y responsable de la vicepresidencia de Vigilancia y Seguridad Privada de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco).

Crece en el país

De acuerdo con Fenalco, con base en datos de Supervigilancia, se ha expandido su cobertura geográfica en el país, 86% del servicio de vigilancia y seguridad privada se concentra en cinco departamentos. Sin embargo, Bogotá y Cundinamarca congregan más de la mitad.

Esta región, según el gremio, es responsable de 29,6% del PIB colombiano, tiene en su territorio 58% de las empresas del sector, lo que significa que es primero en cada una de las ocho modalidades de servicios.

“A nivel nacional, los negocios se concentran básicamente en Bogotá, en donde hay 90.000 guardas de los 246.000 que hay en el país”, explica Catalina Tapias, directora ejecutiva de la Federación Colombiana de Empresas de Vigilancia y Seguridad Privada (Fedeseguridad).

Luego se ubica el departamento del Valle del Cauca, con 10% de las empresas, seguido por Antioquia, con 8%, Atlántico, con 4% y Santander con 2%.

Con una participación inferior, destaca un grupo de once unidades territoriales que suman 11% del total de las distribuidas en el territorio colombiano. Estas son: Tolima, Magdalena, Huila, Meta, Risaralda, Cesar, Norte de Santander, Bolívar, Boyacá, Cauca y Quindío.

En un país con mayor crecimiento de su parque empresarial, con mayor número de multifamiliares y de centros comerciales, la vigilancia y seguridad privada han incrementado su operación y se han convertido en aliados estratégicos de la fuerza pública para preservar la integridad de los ciudadanos en el país en su trabajo, hogar y en los sitios de esparcimiento.

Ahora tendrá que moverse en un escenario de desaceleración de la economía, en donde las sinergias y ofertas de mayor valor serán la constante para seguir creciendo y consolidándose como un sector ganador.

Generador de empleos

El sector de vigilancia y seguridad es uno de los mayores soportes en materia laboral del país.

A corte de marzo de 2015, un total de 216.151 personas conforman el personal operativo del sector de vigilancia y seguridad privada en Colombia, de acuerdo con datos de la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada (Supervigilancia).

Esta cifra es cercana a la de los componentes de la fuerza pública nacional. Según un informe del Ministerio de Defensa divulgado en 2014, la Policía Nacional contaba con 176.557 uniformados y el Ejército con 246.325 efectivos.

Mirado por género, del total nacional de guardas, 89%; es decir, 193.281, corresponde a hombres y el 11% restante (22.870) a mujeres.

Al discriminarlo por los tipos de cargos, el de mayor volumen de personal es el de vigilante, con 179.766 personas, equivalente a 83,17% de los puestos de trabajo en el sector. Por género, 159.969 son hombres y 19.797 son mujeres.

El segundo cargo que más requiere de personal es el de escolta, con un total de 17.487 personas en todo el país y una participación de 8,09% de los empleados en campo. Por sexo, en este predominan los hombres con 98% del total y 17.187 unidades.

Luego se ubican los que se desempeñan en los cargos de supervisores con 10.462 personas, operadores de medios tecnológicos con 6.012 personas y manejadores caninos con 2.414 personas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?