| 9/14/1998 12:00:00 AM

Aznar & Compañía

El presidente del gobierno español llega a Colombia con casi 150 empresarios de primer nivel. Los vaivenes de la economía en el corto plazo no los frenarán.

La visita a Colombia de José María Aznar, presidente del gobierno español, es un ejemplo de la nueva diplomacia comercial al más alto nivel que se practica en un mundo globalizado. Entre el 15 y el 17 de septiembre estarán en Colombia 150 presidentes o vicepresidentes de empresas españolas, con el fin de establecer relaciones con empresarios colombianos o fortalecer las que ya iniciaron en el pasado. Los presidentes ya no sólo viajan para hablar de política, sino que acompañan a sus empresarios para abrirles puertas y apoyarlos en la resolución de problemas.



En su relación con Colombia, los españoles miran al largo plazo. Aunque la crisis económica global y la caída de las bolsas de valores en las últimas semanas han castigado fuertemente a América Latina, y también a las empresas españolas que tienen una exposición importante en la región, la delegación empresarial que acompaña a Aznar es la más importante y nutrida que ha viajado con el presidente español al extranjero.



Aznar viene a Colombia con la delegación empresarial más nutrida que le haya acompañado en un viaje internacional.



La visita no sólo ha generado altas expectativas en Colombia, sino también en España, al punto que los cupos no alcanzaron y muchos aspirantes a acompañar al presidente Aznar se quedaron con la maleta arreglada.



Ante la crisis, más negocios



Estos viajeros saben que en Colombia los reciben bien. Durante la década de los 90 España se ha convertido en uno de los principales inversionistas en Colombia. España es hoy el cuarto mayor inversionista extranjero en Colombia, después de Estados Unidos, las Islas Cayman y Panamá. El saldo de su inversión registrada en Colombia llega a US$1.345 millones, según Coinvertir. La cifra real puede ser mayor, pues una parte de ella (como ocurre con todos los inversionistas) se canaliza por intermedio del Caribe.



En el primer trimestre de 1998, según cifras de Coinvertir, España fue el país extranjero que más invirtió en Colombia, con US$375 millones, lo que equivale al 35% de la inversión extranjera total en Colombia en ese período. El sector financiero encabeza la distribución sectorial de la inversión española en Colombia, con el 41%. Luego están electricidad, gas y agua con 39%, el petrolero el 4% y los demás sectores un 16%.



Pablo Mendiguren, de la oficina comercial de la Embajada de España en Colombia, afirma que "para los empresarios españoles Colombia es un buen destino para invertir, porque nunca han tenido que renegociar su deuda y además, porque es un punto estratégico para operar en Centro y Sur América".



La numerosa delegación española revela también que las relaciones económicas entre los dos países siguen evolucionando. En una primera etapa, la inversión de ese país en Colombia se concentró en el sector financiero (con los bancos Santander y Bilbao Vizcaya) y en infraestructura (con empresas como Endesa, Gas Natural, Dragados y Construcciones y Repsol). Pero ahora vienen muchas más empresas, en sectores tan diversos como operación de rellenos sanitarios, madera, textiles, insumos para cultivos de flores, ingenieros civiles, fabricantes de software y proveedores para los sectores salud y educativo.



Los españoles están en todas partes. Actualmente, la Cámara Colombo Española tiene 152 empresas asociadas, de las cuales 115 están registradas en el país y tienen oficinas. En la próxima Feria Internacional de Bogotá, que se realizará del 25 de septiembre al 4 de octubre, participarán 70 empresas.



La conclusión principal que nos queda a los colombianos sobre la visita de Aznar y su numerosa comitiva es que los españoles están aquí para quedarse, y punto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?