| 4/12/2006 12:00:00 AM

Avanza la expansión

Este año, ISA planea participar en 19 proyectos; incursionar en el negocio de gas y definir el de telecomunicaciones. ¿De dónde saldrán los recursos y cómo se moverá en el mercado?

Si ganara los 19 proyectos que están en su agenda, y en cuyos procesos de adjudicación participará este año en Sudamérica, Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) requeriría unos US$3.500 millones. Para algunos, ISA está de pesca. "El problema es qué pasa si empiezan a picar en todos los anzuelos, ¿puede responder?", se pregunta un experto del sector. "Esa cifra (US$3.500 millones) es de todos los proyectos en conjunto. Podemos ganar o perder. Hay una canasta interesante de proyectos que estamos analizando y en su mayoría serán este año", dice Javier Gutiérrez, presidente de la empresa.

Para cubrirlos, ISA logró en la pasada asamblea dos autorizaciones: la primera, una emisión internacional de bonos por US$300 millones, y la segunda, la emisión de 240 millones de acciones preferenciales -con todos sus derechos económicos pero sin derechos políticos-. La idea es que si ISA gana proyectos, use estas autorizaciones. El otro aspecto es cómo va a ir en esos procesos, si con socios o aliados estratégicos, o solo. "Indudablemente, vamos a tratar de ir acompañados", advierte Gutiérrez.

Los proyectos La mayor parte de los proyectos son de transmisión de electricidad. Unos son de empresas en las cuales sus dueños están vendiendo su participación, como Transelec en Chile, cuyo mayor accionista, Hydro-Québec, busca incorporar un socio estratégico. Según El Diario Financiero en ese país, la multinacional canadiense ha recibido ofertas de la española Isolux Corsán, la italiana Terna -filial de Enel-, la colombiana ISA, la estadounidense General Electric y de fondos de inversión chilenos, como Celfin Capital. Pero otros decidieron no ir en ese negocio, como la brasileña Alusa que reconoció no tener capacidad financiera para esta operación y al mismo tiempo continuar con el plan de inversiones que realiza en Brasil.

Y otros aparecen por el crecimiento económico en América Latina, que ha jalonado también el crecimiento energético. En ese sentido, Brasil se está convirtiendo en uno de los destinos más interesantes. Aunque a finales del año pasado, ISA perdió en unas subastas convocadas en Brasil para la construcción de 21 nuevas líneas de transmisión, insiste en ese mercado y creó en Sao Paulo la firma ISA Capital do Brasil.

ISA está mirando negocios similares al suyo -transmisión de energía eléctrica- y apunta al de gas: es un negocio a largo plazo, regulado y en el que puede explotar su know how financiero, técnico y de negocios. En Colombia está a la espera de la venta de Ecogas y de cómo puede participar en ese proceso, pero también en el campo internacional en otros países, "debemos ir aprendiendo poco a poco", agrega Gutiérrez.

En el caso de telecomunicaciones, ISA, por medio de Internexa, está en un nicho muy específico de portador de portadores con fibra óptica que se instala sobre la estructura de las redes de transmisión. Este sector está en proceso de consolidación y algunos jugadores como ETB han manifestado interés por Internexa. Entre los proyectos que analiza Internexa está la conexión de telecomunicaciones con Venezuela y, por el otro lado, con Perú y Ecuador. "Estamos atentos a los movimientos que se están dando para pensar en algún tipo de negociación u operación, pero sin duda, estas conexiones son una movida para que Internexa gane más valor y quede en una mejor posición para cualquier movida posterior o para seguir en el negocio", puntualiza Gutiérrez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?