| 8/3/2017 12:01:00 AM

Nuevas aseguradoras entran al mercado colombiano

Las recientes movidas en la industria muestran el apetito de los extranjeros por hacer parte del creciente mercado de seguros en Colombia, pese a un menor dinamismo de la economía. Este año se han firmado negocios como la compra de AIG Colombia por Fairfax y la de Generali por el grupo europeo Talanx. Y este es solo el comienzo.

En la industria aseguradora colombiana hay un ambiente de inversión fresca que se hace sentir: jugadores internacionales están entrando en el mercado local, hay otro grupo de firmas ‘haciendo cola’ ante la Superintendencia Financiera de Colombia e, incluso, en los próximos meses entrará Youse, una aseguradora 100% digital que nace de la alianza de la francesa CNP Assurances y la Caixa Aseguradora de Brasil.

El dinamismo de esta industria se observa en medio de un clima de desaceleración económica y pese a que el propio Gobierno replanteó su meta de crecimiento de este año a 2%, mientras algunos analistas del mercado son menos optimistas y lo ven en niveles de 1,5% en 2017.

Le puede interesar: Superfinanciera advierte que el Soat sigue vigente

Mientras la economía no va tan bien, la venta de seguros va por buen camino. Según la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), para lo que resta del año todo indica que se mantendrá el ritmo de crecimiento de las firmas alrededor de 10%, como se ha observado hasta abril pasado. También se espera el repunte de ramos como el de cumplimiento: la incidencia del arranque en firme de las obras para las concesiones de 4G, el aumento de la inversión del gobierno central con los recursos asignados en la ley de adición presupuestal, la recuperación del gasto de inversión de las alcaldías y gobernaciones por la puesta en marcha de sus planes de desarrollo, y el incremento en el volumen del comercio internacional y de la inversión petrolera inciden en un buen comportamiento de la industria.

Lea también: Los tres errores más comunes de las empresas al comprar un seguro

Además de estas razones, autoridades del sector consideran que a pesar del menor dinamismo de la economía, es justamente en esta coyuntura cuando las empresas y las personas se preocupan más por proteger su patrimonio y su propia vida, para evitar mayores riesgos. También es en esta situación, cuando los grandes jugadores detectan la ventana de oportunidades que tiene Colombia, en donde la penetración de primas sobre Producto Interno Bruto (PIB) es de 2,79%, según la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda).

Foto: Jorge Humberto Botero, Presidente de Fasecolda.

“Paradójicamente cuando la economía se desacelera, se dispara el negocio de los seguros porque tanto empresas como personas naturales buscan protegerse más”, comenta un vocero del sector.

Más jugadores

Si bien los negocios vienen desde años atrás, cuando jugadores de talla mundial como AXA se hicieron a la propiedad de Seguros Colpatria, en una transacción cercana a los US$346 millones o cuando Sura se hizo ‘dueña y señora’ de los activos de Royal and Sun Alliance, por un valor cercano a los US$614 millones, las movidas en esta industria están aún más dinámicas: solo en 2016, entraron al mercado nacional cinco compañías y este año ya se han concretado millonarios negocios.

Entre ellos se destacan la adquisición de 90% de Generali por parte del grupo Talanx (la tercera aseguradora más grande de Alemania) y el 31 de julio se formalizó la compra de American International Group (AIG), por su par canadiense Fairfax Financial Holdings, para venderle sus operaciones comerciales y de seguros en América Latina, incluyendo sus negocios en Argentina, Chile, Colombia, Uruguay y Venezuela, así como las operaciones de seguros en Turquía, además de su cartera de asegurados en países de Europa del Este.

Martha Lucía Pava, presidente de la empresa, explicó que “nos sentimos confiados con el cambio y felices de ofrecerles a nuestros clientes e intermediarios la misma solidez a través de nuestros productos y servicios, que continuarán respaldados por una organización de talla mundial”.

Dentro de las pólizas que ofrecerá en el mercado local se destacan las de riesgos financieros y cibernéticos y todo lo que conlleva cuidar a las personas en su salud y sus bienes.

Pero la tendencia a hacer alianzas, fusiones o apertura de oficinas en Colombia es evidente de tiempo atrás: firmas como Berkley International Seguros y Nacional de Seguros entraron ‘pisando fuerte’ en el negocio de pólizas de cumplimiento y responsabilidad civil, atraídas por el desarrollo del negocio de infraestructura. En el primer caso, se trata de una filial de WR Berkley Corporation, una firma norteamericana fundada en 1967 con presencia en países como Argentina, Brasil, Uruguay, Canadá, Australia y en países de Europa donde ofrece diversos tipos de seguros generales. En el segundo se trata de una firma del panameño Grupo Nase, creado hace cerca de cinco años. El conglomerado incluye una aseguradora en Panamá y la entidad financiera Canal Bank. Esta firma está especializada en la infraestructura en Centroamérica y en Colombia ha estado detrás de proyectos como el Túnel de La Línea.

El año pasado también llegaron firmas como Zurich, que entró a competir en el mercado de seguros generales; la francesa Coface que también llegó al país mediante una operación directa con la oferta de pólizas de seguros de crédito y que cae como ‘anillo al dedo’ en momentos de menor dinamismo de la economía, cuando las empresas deben protegerse de las pérdidas que puedan tener impagos por sus ventas a crédito.

Le sugerimos leer: Aseguradora vende póliza contra riesgos del Pokémon GO

La lista de empresas por entrar al mercado colombiano sigue siendo nutrida y se esperan nuevos movimientos en los próximos meses.

¿Y cómo ven las demás compañías estos movimientos en la industria aseguradora? Para el presidente de BBVA Seguros, Milton David Mican, “las grandes expectativas que surgen del acuerdo de paz en el país, junto con recientes exigencias de la Superintendencia Financiera para la industria aseguradora, dando los primeros pasos hacia Solvencia II, que está en curso en otros países del mundo, con nuevos requerimientos para el cálculo y mantenimiento de reservas para todos los ramos, atraen el interés de grandes compañías del mundo por incursionar en Colombia”, afirma.

Esa visión la complementan agencias de seguros de empresas de retail: “el ingreso de nuevas compañías es una muestra de que nuestro mercado es atractivo para la industria aseguradora y que tenemos un potencial de crecimiento muy grande, comparándonos con otros países de la región como Chile. En todas las industrias, y la de seguros no es la excepción, siempre encontrarás compañías cuya estrategia es ganar mercado a través del tema de precios, nosotros consideramos que para ser sostenibles y consistentes el foco es la diferenciación”, afirma Diana Gerena, subgerente de marketing de Seguros Falabella.

En expansión

Hoy el volumen de primas que genera el sector, sumando todos los frentes, es de $23,9 billones y creció al 11,5% respecto del año anterior. De esos, más de $16 billones se devuelven en pagos de siniestros.

Además, según el presidente de Seguros Mundial, Juan Enrique Bustamante, desde hace 17 años el crecimiento de la industria aseguradora ha sido muy interesante: la industria ha crecido 12,3% promedio, mientras que el PIB ha aumentado 9%. La penetración de seguros pasó de 1,78% a 2,79%.

“¿En qué ramos crecimos? En obligatorios, en seguridad social, en inducidos (estas son las pólizas que te obligan a tomar con el crédito de un carro, vivienda o de consumo) eso está muy ligado al crecimiento de la economía, pero una de las grandes preocupaciones es el seguro voluntario”, afirma.

Aún así uno de los grandes retos de esta industria es fomentar una cultura del seguro y que la adquisición de una póliza no se vea como un gasto, sino como una inversión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.