Asambleas - cambio de agenda

| 3/24/2000 12:00:00 AM

Asambleas - cambio de agenda

El ingreso de nuevos inversionistas internacionales, la crisis, la deuda y los acuerdos para reestructurar pasivos empujan otro modelo de negocio para los accionistas colombianos.

De la discusión por los dividendos al chequeo de la salud general de las empresas. Gracias a la crisis, cambiaron muchos de los temas que concentraban las decisiones de los accionistas en las asambleas. A partir de este año, los propietarios grandes y pequeños se están dedicando a examinar con lupa el negocio.



En la agenda de las asambleas que se han desarrollado durante este mes figuran como puntos principales los acuerdos de reestructuración de pasivos, los mecanismos de capitalización y los cambios administrativos que se empezaron a gestar desde el año pasado. La verdad es que las restricciones para repartir dividendos en plata, en las compañías que registraron pérdidas o redujeron sus utilidades, han puesto sobre la mesa una nueva agenda.



Desde el año pasado se rompió el paradigma de la composición accionaria en los grandes grupos nacionales. Las alianzas que se realizaron en empresas como Colseguros, Exito, Carulla, Cadenalco y Valores Bavaria han globalizado las actuaciones de los nacionales. El efecto del ingreso de esos capitales ya se refleja en decisiones como el reparto de dividendos, la asignación de recursos para la futura recompra de acciones, la conformación de reservas para ensanches y la manera de administrar el negocio. Aunque uno de los resultados de ese cambio también ha sido la paulatina reducción de las participaciones de los antiguos accionistas.



Hablemos de pasivos



Si se analiza de manera sectorial, no cabe duda de que la reestructuración de pasivos en el marco de la Ley de Intervención Económica será el plato fuerte de textileras, papeleras e ingenios. Coltejer, Everfit, Enka, Fabricato, Fatelares, Fibratolima, Hilanderías Medellín, Textiles Espinal y Tejidos El Cóndor adelantan acuerdos para normalizar pagos con los acreedores. En el mismo trámite andan Papeles Nacionales y los ingenios Central Castilla y Riopaila.



A la hora de examinar los posibles acuerdos, un tema casi obligado será el del governance, es decir, la manera en que interactuarán los miembros de la junta directiva con el grupo de representantes de los acreedores internos y externos para la toma de decisiones administrativas o estratégicas del negocio. Además, será necesario contar con la aprobación de los accionistas para negociar los términos en que se realizarán la venta de activos, emisión o venta de acciones y recomposición de la deuda con los bancos.



Los pasivos también serán un tema importante en las sociedades que no son candidatas a reestructuración, pero sí buscan la manera de bajar su endeudamiento. Esta tendencia se viene registrando desde el 99 y a ello obedece la apertura a la inversión extranjera, así como la venta de negocios anexos pero poco significativos o no estratégicos para los dueños.



En telecomunicaciones y medios de comunicación, las capitalizaciones serán el principal punto por desarrollar. Las cuantiosas pérdidas arrojadas por Celumóvil, Comcel, Cocelco, Caracol TV y RCN TV durante el año pasado obligaron a realizar varias capitalizaciones en estas empresas, que se financiaron con la emisión de bonos o acciones, la venta de activos o el ingreso de socios extranjeros. Uno de los puntos del informe de cada uno de los presidentes tendrá que explicar de manera detallada los resultados de esas emisiones, el valor de las capitalizaciones realizadas y los pasos pendientes en este proceso.



Por otra parte, la estructura de los proyectos de utilidades y reservas de compañías del Grupo Empresarial Antioqueño muestra claramente la intención de concentrarse en sectores estratégicos como el cementero. Cemento Argos y Cementos Caribe tienen previstas reservas por más de $60.000 millones para invertir en otras sociedades. También se ve clara la vocación del Grupo en comercio, alimentos y banca.



Pero no solo eso. Buena parte de las empresas del Grupo Antioqueño elegirán miembros de junta directiva durante sus asambleas. Esto debido, en parte, a la salida de Fabio Rico y Adolfo Arango de la cúpula gerencial del Grupo, aunque permanecen en las juntas. El mismo ejercicio está pendiente en Colombina, Carulla, Caracol y otras empresas cementeras.



En esencia, la protagonista este año será la capitalización. De hecho, se están acabando las alternativas para mejorar los resultados de las empresas, asegurar un desarrollo firme de los negocios y promover la democratización accionaria. Y, en ese caso, las asambleas tienen la palabra.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.