| 8/1/2008 12:00:00 AM

Argos con nuevo foco

Con un proceso de adquisición de acciones, Inversiones Argos se convirtió en el mayor accionista de Colinversiones, en una operación de permuta que ascendió a US$225 millones.

Desde hace cerca de un año, Colombiana de Inversiones (Colinversiones), la que fuera inversora de la antigua Coltabaco, cambió su foco de negocios y apuntó al sector de generación de energía. Y no ha quitado el pie del acelerador, y fue precisamente esa concentración en energía la que llamó la atención de Inversiones Argos, holding concentrada en las industrias de cemento y concreto.

Argos tenía cerca del 4% de Colinversiones, pero con las más recientes movidas, que le significaron inversiones por US$225 millones, esta participación se multiplicó por ocho, y se convirtió en el mayor accionista de Colinversiones, aunque sin control. Para José Alberto Vélez, presidente de Inversiones Argos, así la empresa se concentra en dos negocios con gran potencial: cementos, donde tiene el 70% de Cementos Argos; y energía, a través de Colinversiones, donde quedaría con cerca del 32% de participación.

El sector de generación de energía constituye para Inversiones Argos un nuevo pilar de inversión, le permite diversificar su portafolio y diferenciarse estratégicamente respecto de su filial cementera. Además, es un negocio con potencial: la demanda de energía crece, el país necesita nuevos megavatios y hay posibilidades de interconexión con otras regiones. Hoy Colinversiones tiene a Termoflores, con más de 440 megavatios a los que se suman, un proyecto en esta planta de 169 megavatios que termina en 2010, más 169 megavatios que genera Merieléctrica. Es decir, Colinversiones quedaría con cerca de 780 megavatios instalados en el corto plazo y, en menos de un año, se ha convertido en la segunda generadora termoeléctrica del país.

De hecho, Inversiones Argos estuvo a punto de venderle Merieléctrica a Colinversiones a principios de año. Aunque el proceso avanzó y llegó incluso a autorización de la Superintendencia de Industria y Comercio, la venta no se cristalizó porque Argos empezó a analizar la conveniencia de fortalecerse en el sector de energía.

La energía de Colinversiones

¿Cómo se convirtió Argos en socio mayoritario de Colinversiones? Fue el resultado de una filigrana accionaria con permutas y fusiones que condujeron a cambios en la composición accionaria de Colinversiones. En la primera, las compañías Antioqueña de Inversiones (ADI) e Inversiones e Industria (IEI), que tenían entre ellas el 33,4% de las acciones de Colinversiones, permutaron el 19,98% a Inversiones Argos por un valor superior a los US$225 millones, que Argos pagó así: US$112 millones del total de las acciones de Merieléctrica; US$98 millones en TES, y las participaciones que tenía en los hoteles Intercontinental de Medellín, Las Lomas de Rionegro y el Hotel de Pereira, todo valorado en US$15 millones. Con esta operación, Inversiones Argos queda, inicialmente, con el 24% de Colinversiones. La segunda etapa fue una operación entre Colinversiones, IEI, ADI y la Compañía Nacional de Inversiones, en la que las juntas directivas de estas empresas autorizaron estudiar la fusión de estas empresas en cabeza de Colinversiones. Este proceso está pendiente primero de la aprobación de las juntas y luego de la Superfinanciera.

Así, los activos con los que pagó Inversiones Argos el aumento de su participación quedarían en Colinversiones, compañía que por esta vía liberaría US$210 millones para su plan de expansión en el sector energético de Colombia. ¿Por qué? Colinversiones iba a comprar Merieléctrica, para lo cual tenía dispuestos US$112 millones, y con la fusión ese activo entraría a su portafolio. Y, por otro, recibiría los US$98 millones en TES que Argos entregó para aumentar su participación en Colinversiones.

Con la fusión, ADI e IEI tendrían aún el 13,7% de Colinversiones y una compañía en fusión no puede tener acciones de sí misma. Por eso se eliminarían esas acciones, lo cual quiere decir que todos los accionistas crecerían su participación en cerca de un 15,8%. Pero, como un mismo beneficiario real no puede tener más del 25% de una empresa listada en bolsa, y como efecto de esta última movida Argos quedaría con poco más del 28%, está obligada a vender ese 3% o a hacer una Oferta Pública de Acciones, OPA, por ese mismo monto. "Vamos a hacer la OPA y compraremos ese porcentaje superior al 3%, que según nuestros cálculos valdría US$50 millones", agrega Vélez.

Varias preguntas surgen en torno a la decisión estratégica. Una, si Inversiones Argos iría por el control de Colinversiones. Según Vélez, no hay necesidad. "El 32% nos parece una participación importante y, además, la inversión es cuantiosa y los recursos no son ilimitados", aclara.

Y dos, por qué entra Argos al negocio de energía, cuando está en proceso de desinversión de activos no estratégicos, como el carbón y, por otro lado, cuando su negocio cementero ha sido uno de los promotores de la autogeneración. Para Vélez, en el caso del carbón, "las reservas mineras que están en proceso de venta, son de carbón de exportación. A Argos le quedan reservas de carbón en otras partes del país que podrían ayudar en proyectos futuros de Colinversiones".

Frente al tema de la autogeneración, en el que Argos ha invertido cerca de US$225 millones por 150 megavatios, una de las propuestas es que Colinversiones opere esas plantas.

Con la transacción, tanto Inversiones Argos como Colinversiones ganaron. La primera, porque diversifica su riesgo y, la segunda, porque empieza a moverse para estar entre el top cinco de las generadoras de energía en el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?