| 8/6/2016 12:00:00 AM

El software se está convirtiendo en una locomotora de la economía

La fabricación de programas informáticos se está convirtiendo en una nueva locomotora de la economía colombiana. El sector ya representa más de un punto del PIB.

Colombia se está convirtiendo en una potencia regional en la fabricación de software. A diferencia de otras industrias de la economía, esta actividad es altamente generadora de empleo, tanto en el proceso, diseño y fabricación, como en la fase de mantenimiento, actualización y soporte. También hay transferencia de tecnología y no se requiere de complejas estructuras de infraestructura o logística para su comercio y exportación.

Aunque todavía estamos lejos de otros mercados muy posicionados en este sector a escala mundial, como India, Irlanda e Israel, el país está cada vez más cerca de Argentina, Uruguay y Chile, hasta hace pocos años los referentes, junto con Brasil en el continente.

Para tener una idea del crecimiento de este sector, en 2010 las actividades relacionadas con la fabricación de software representaban ventas por $2,6 billones, mientras que el año pasado ya llegaron a los $8,9 billones, según cifras de MinTic y Fedesoft, el gremio más reconocido del sector.

“La fábrica y actividades relacionadas con el software están creciendo a un ritmo de 18% anual y hay no menos de 1.300 compañías que desarrollan estos productos en Colombia, 90% de ellas Mipymes”, explica Paola Restrepo, presidente de Fedesoft.

Entre las empresas colombianas más destacadas en esta industria están: Carvajal, con facturaciones superiores a los $600.000 millones, Intergrupo, con ventas de más de $94.000 millones; Open Systems con $56.000 millones y Digital Ware con más de $34.000 millones.

El avance en calidad también es meritorio. Dos empresas colombianas fueron incluidas por la consultora internacional Gartner por su liderazgo y competitividad de sus productos. Se trata de Open System, dedicada a software para servicios públicos, y Visión Software, que trabaja en soluciones de movilidad y teletrabajo, entre otras.

“Es un gran orgullo que estas dos empresas hayan sido incluidas por esta firma de consultoría internacional. Eso demuestra que no solo es un tema de volumen, sino de calidad en los productos”, agrega Restrepo.

En cuanto a la exportación de programas informáticos con talento local, Estados Unidos es el principal destino, con 29%, le sigue España con 19% y Ecuador con 11%. Y es que el mercado internacional empieza a ver a Colombia con un potencial interesante en la Región. 

Según Vicente Rivas Sanz, director de producción en Colombia de la multinacional española Indra, Pereira es un buen ejemplo del potencial que tiene el desarrollo de software en el país. “El CEO de Indra aseguró hace poco que Pereira debe ser el centro de software para todos los países de habla hispana en donde tiene presencia nuestra multinacional”, señala Rivas.

La apuesta parece grande. La compañía española abrió una fábrica en la capital risaraldense en el año 2012, al concluir que la ciudad cumplía con varias condiciones fundamentales para el negocio. La primera ventaja era que no había grandes compañías de este tipo en la ciudad; en otras palabras, no había competencia. Lo segundo es que en Pereira hay tres facultades de informática y una mayor estabilidad laboral, precisamente porque no hay tantas empresas del sector tecnología.

Hoy Indra Pereira cuenta con unos 200 trabajadores y sus productos o programas informáticos llegan a países como Estados Unidos, Argentina, Malta, España e Italia, entre otros.

“Pero la mayor ventaja de esta ciudad es el talento humano. Las personas están muy comprometidas y tienen una actitud de trabajo espectacular. Algunos van a trabajar los fines de semana sin necesidad de decirles algo, eso es algo que no se encuentra en todo el mundo”, afirma Rivas.

No hay que perder de vista que la ‘fabricación de un software’ o programa de este tipo puede requiere el trabajo combinado de varias profesiones, entre asesores técnicos, ingenieros y programadores.

Varios ejemplos dan cuenta del talento colombiano en este sector. Desde Pereira salió el software que utilizará el Hospital San Juan de Dios de España para sus actividades de gestión, también se produjo un programa que servirá para el control de facturación que requieren varias aerolíneas de una misma alianza de millas. En seguros y banca hay desarrollos de todo tipo e, incluso, se trabaja en un software para el Banco de la República.

Entre los desafíos por mejorar está el bilingüismo, el cual se ha quedado en planes de desarrollo y política y no ha llegado a las aulas de estudio.

Así mismo, y a pesar del crecimiento en las cifras globales, algunas empresas han resultado golpeadas por el enfriamiento de la industria petrolera local y la incertidumbre general de la economía mundial. Indra Colombia asegura que hace 4 años se contaban hasta tres licitaciones al mes y que eso se cayó dramáticamente este año. Otras compañías reportan crecimientos de dos dígitos, debido a que los sectores en los que trabaja son muy dinámicos. Es el caso del tema financiero, infraestructura y movilidad.

El Ministro TIC, David Luna, auguró mejores tiempos para esta industria, debido al tejido empresarial que se está gestando y a que varias regiones del país le están apostando muy fuerte al tema. Una de las exigencias en el futuro próximo será suplir la falta de ingenieros y programadores. Se calcula que se requieren unos 90.000 al año 2020. Allí el esfuerzo de las universidades y el Sena será fundamental. En la actualidad, el sector de tecnologías de la información representa 1,1% del PIB, hace 4 años era de 0,6%. El número de plazas de trabajo supera los 70.000.

Para seguir impulsando el sector, Fedesoft y el MinTic también escogieron un grupo de empresas criollas con proyección interesante para convertirlas en la ‘Selección Colombia’ del software. Entre las seleccionadas en Bogotá están: Siigo, Olimpia IT, Heinsohn, Data Tools y Digital Ware; de Medellín se incluyó a Choucair, MVM, PSL e Intergrupo. En Cali fueron ‘convocadas’ Open System, Siesa y Carvajal; también se cuentan Zeus Tecnología de Cartagena, Electrosoftware de Bucaramanga y Koombea de Barranquilla.

En un ambiente en el que algunos sectores como el minero pasan dificultades es clave impulsar este tipo de industrias creativas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?