| 12/16/2005 12:00:00 AM

¿Almacenes de depósito en venta?

La decisión de Bancolombia de vender Almacenar podría ser el primer paso en una nueva ola de compras y ventas de empresas que focalice y consolide dos grandes sectores: el financiero y el de logística.

Desde cuando empezó la negociación hace cerca de dos años, Bancolombia, propietaria de Almacenar, tenía claro su objetivo de concentrarse en el negocio financiero y su intención de desinvertir en este tradicional almacén de depósito, que ha venido evolucionando hacia el modelo de operador logístico. Los últimos días de noviembre se formalizó la venta de Almacenar -que este año alcanzará ventas por más de $70.000 millones- a un grupo conformado por ejecutivos de la compañía, la empresa de transporte Sánchez Polo, la banca de inversión Incorbank y la firma de abogados Rodríguez Azuero.

El proceso fue reñido. Los primeros en proponer la compra fueron multinacionales, como DHL y Excel. Sin embargo, el negocio no prosperó porque estas firmas no estaban interesadas en adquirir bodegas y activos. Hoy, una de las tendencias en logística es que los operadores prefieren no ser dueños de los activos y los contratan en outsourcing. "Hay empresas que construyen y administran esas infraestructuras", afirma un analista.

El plan de Bancolombia era vender todo y fueron quedando pocos candidatos compradores, como Almagran -del Grupo Santo Domingo- y la empresa Transportadora Marítima Mexicana. Sin embargo, los administradores de Almacenar le pidieron a Bancolombia que los dejara presentar una oferta para comprar la firma. Así juntaron jugadores de otras áreas como el transporte, la banca de inversión y los abogados en una alianza. El nuevo esquema integra eslabones sin fusionar las empresas. El bodegaje lo hace Almacenar y el transporte, Sánchez Polo. Así reducen las tarifas y mejoran la oferta de servicios.

El proceso, según explicó Ómar González, gerente y nuevo socio de Almacenar, entra en una etapa de aprobación en la Superbancaria, por lo cual aún no se conoce el valor de la transacción.

El impacto ¿Qué lectura se le puede dar a esta transacción? Por un lado, para algunos es una clara prueba del interés de los jugadores del sector financiero de concentrarse en su negocio principal. "Para Bancolombia, el almacenaje representaba menos del 5% de sus ingresos y no tenía sentido tener un capital invertido que no le presta directamente servicio al banco", señala un analista. Si esta tendencia se consolidara, la de Bancolombia sería la primera de las desinversiones de los bancos en los almacenes generales de depósito.

Algunos creen que Almagrario, 65% de la Caja Agraria y 35% del BBVA, podría ser el siguiente en la lista de ventas por estar en la masa de activos de la liquidación de la Caja. El comprador se llevaría una red de almacenamiento particularmente concentrada en el negocio agrícola. En algunos municipios como Aguazul, Sincelejo, Valledupar y Riohacha no tienen competencia. También compraría un negocio de emisión de títulos valores -certificados de depósito y bonos de prenda-, que se transan en la BNA y al mayor operador de graneles sólidos del país pues mueve un millón de toneladas al año.

Aunque la oportunidad suene bien, no hay garantía de que los banqueros quieran salir del sector compuesto por siete almacenes de depósito que hasta octubre habían generado ingresos cercanos a los $270.000 millones. Dinero consultó fuentes cercanas a Almaviva y todo indica que el interés del Banco de Bogotá es mantener este negocio, sin escindirlo, pues considera que la logística es una plataforma interesante para el desarrollo de nuevos negocios. Tampoco ha contemplado escindirlo y más bien espera operarlo directamente. Almaviva es el almacén de depósito más grande del sistema, con ingresos hasta octubre de $68.000 millones.

Pero el interés de los bancos por conservar sus almacenadoras podría no ser sostenible en plazos muy largos. De un lado, porque la logística requiere inversiones cuantiosas, más en equipo para mover carga, software y equipos electrónicos que en silos y bodegas, lo que implica un revolcón grande en la estructura actual de los almacenes. De hecho, por ejemplo, Almagran ha realizado inversiones en infraestructura y tecnología por más de $6.500 millones, hasta septiembre, y para el Grupo Santo Domingo representa uno de los negocios de mayor potencial.

Además, las tarifas de bodegaje pueden no ser suficientes para amortizar las inversiones, como ya le ocurrió a Almacenar que vendió silos para hacer bodegas 'inteligentes', sin que aumentara significativamente su utilidad operacional. El área de bodegas tiene precios tan bajos como $4.000 por m2, en algunos sitios del país, como Barranquilla, donde hay una sobreoferta de espacio y la tarifa promedio que cobran por los $2 billones almacenados es cercana a $0,12 por cada peso guardado.

De otro lado, tendrán la presión de un proceso de consolidación en la operación logística mundial que apenas deja espacio para unos pocos grandes operadores de bajo costo. El mercado global de la logística, que mueve unos US$300.000 millones al año, vio la adquisición de Caliber y DPWN por FedEx y de Emery, Fritz y Burnham por UPS. Aunque en Colombia el negocio todavía está muy atomizado, con almacenaje por una parte y transporte por otra, la tendencia es ofrecer un paquete completo a los clientes como operadores logísticos integrales.

Por lo pronto, el nuevo Almacenar enfrenta un reto en un mercado globalizado. "Además de las sinergias que pueda lograr con esta alianza, el valor de un operador también está dado en función de la red de países que pueda atender. Nuestra expansión es una necesidad que vamos a abordar una vez se concrete la operación de compra y sea autorizada por los organismos de vigilancia. El primer paso es Venezuela y Ecuador, luego Perú, Chile y Centroamérica. Es un plan que no debe demorarse más de 24 meses", explica Ómar González, de Almacenar.

En ese sentido, esta alianza recién constituida y su expansión pueden convertirla en una pieza atractiva para nuevas adquisiciones. "Eso es innegable, pero nuestra voluntad es mantenernos, expandirnos y no descartamos alianzas con jugadores internacionales. Pero no está en la visión del mediano plazo desinvertir. Entramos para permanecer", puntualiza González.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?