| 7/7/2006 12:00:00 AM

Al rojo vivo

Siguen las fusiones y compras en el sector siderúrgico y metalúrgico mundial. Se concretó la adquisición de Arcelor por parte de Mittal, y se inició el proceso para que la multinacional argentina Tenaris se quede con Maverick.

La estrategia de consolidación en el sector siderúrgico no se detiene. Tras cinco meses de disputas y oposiciones, la semana anterior la compañía europea Arcelor aceptó la oferta de adquisición de la angloindia Mittal Steel, con lo cual se conforma el mayor jugador global del sector, que producirá el 10% del acero mundial, con ventas cercanas a los US$70.000 millones y una capacidad que triplica la de sus rivales.

Estas movidas continuarán como parte de la estrategia del sector, que en el mediano y largo plazo tiene que resolver una de sus mayores dificultades, la alta fragmentación de la industria, en un negocio en el cual las economías de escala y las sinergias permitirán capitalizar los mejores precios internacionales.

"A pesar de las recientes fusiones, la industria siderúrgica global continúa aún altamente fragmentada. Las 10 principales empresas siderúrgicas aportan menos del 30% del mercado mundial del acero. Por el contrario, los 5 mayores fabricantes de automotores, fuertes consumidores de acero, tienen una participación de casi el 70% del mercado, y los tres principales proveedores del mineral de hierro, tienen el 75% de las exportaciones mundiales. Este desequilibrio estructural entre la industria siderúrgica y los clientes y proveedores pone en desventaja a las empresas siderúrgicas cuando se trata de negociar contratos. En consecuencia, las fuerzas de las siderúrgicas continúan muy debilitadas y lo que se busca es el equilibrio de fuerzas en el largo plazo", explica Manuel Mora, vicepresidente comercial de Acerías Paz del Río.

Muchas de estas movidas chocan con intereses políticos nacionales (ver Dinero No. 247). En el caso de Mittal y Arcelor, esta última intentó bloquear la operación, tratando de comprar a la rusa SeverStal, con lo que se habría creado la siderúrgica más grande del mundo con una producción de 70 millones de toneladas al año. Este intento no fructificó, pues los accionistas de la siderúrgica Arcelor votaron en contra de una fusión con la rusa SeverStal y la opción de Mittal se cristalizó. Pero en Arcelor no quedaron tan contentos. Joseph Kinsch, presidente del directorio de la compañía, sentenció que el acuerdo es un matrimonio por conveniencia, "pero espero que se convierta en un matrimonio por amor".

En este mismo sentido, aunque no de las mismas dimensiones, Gerdau acaba de adquirir el 51,7% de la siderúrgica peruana Siderperú, por cerca de US$62 millones, afianzando su estrategia de obtener mayor poder en América Latina.



Por entre un tubo

De otra parte, más arriba en la cadena y con el auge de los precios del petróleo y el desarrollo de los mercados de gas, la industria de tubos también tiene sus movidas. Tenaris, en la que el grupo argentino Techint es mayoritario, anunció la compra de Maverick Tube Corporation de Estados Unidos, que el año pasado había adquirido las empresas colombianas Tubo Caribe y Tubo Colmena.

Paradójicamente, mientras en la compra de las empresas colombianas Maverick argumentó su interés de ingresar al mercado de América Latina donde consideró que tendría un crecimiento importante en el negocio de tubos en los próximos 10 años, para Tenaris la estrategia va en sentido contrario: ganar acceso al mercado energético de Estados Unidos y Canadá, que le permita cubrir un amplio rango de mercado desde pozos terrestres de poca profundidad hasta aplicaciones de aguas profundas especialmente en el Golfo de México.

Tenaris, que cuenta con fábricas en Argentina, Brasil, Venezuela, México, Canadá, Italia, Rumania y Japón, con esta compra incrementa sus ventas de US$6.000 millones a US$9.000 millones anuales. En el informe del primer trimestre de este año, Tenaris reportó ventas por US$1.783 millones, mientras que en el mismo período del año pasado fueron de US$1.453 millones. Sin embargo, la transacción con Maverick aún está sujeta a las aprobaciones regulatorias y de los accionistas de Maverick.

La demanda global por petróleo y gas y los atractivos precios de estos combustibles convierten las industrias exploratoria y de producción en jugadores de peso. Consolidarse en el mercado norteamericano, que concentra el 40% de la demanda global de tubos para la industria de petróleo y gas, era prioritario en la agenda estratégica de Tenaris, pero además, le permitía adelantarse a otros competidores, como Lone Star Steel, en los procesos de consolidación. En estas condiciones, las fusiones, compras y ventas en los sectores no siderúrgico, metalmecánico y metalúrgico avanzan y la pregunta ahora es qué empresa seguirá.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?