| 3/5/2014 8:00:00 PM

Volvieron los turcos

La compra de minas de carbón, la llegada de Turkish Airlines y otras inversiones en comercio y petróleo activaron la agenda económica entre Turquía y Colombia.

El negocio que se cerró hace unas semanas entre el empresario brasileño Eike Batista y la empresa turca Yildirim Holdings, para el traspaso de dos minas, una vía férrea y un puerto en la Región Caribe, es solo el comienzo de una lista de transacciones que se podrían materializar entre Turquía y Colombia en los próximos meses.

La volatilidad de la moneda turca y los problemas políticos y culturales que impiden el rápido acceso de ese país, de 74 millones de habitantes y gran tradición comercial, a la Unión Europea, han contribuido a que sus empresarios busquen nuevos horizontes.

Según el embajador de ese país en Colombia, Engin Yürür, la firma Yildirim Holdings también está muy interesada en construir una planta para el procesamiento de carbón térmico en la Región Caribe, un negocio que se podría concretar en el corto plazo. El apetito turco por los minerales energéticos de Colombia está atado a un serio problema con la generación de energía y a la creciente demanda del sector industrial de esa nación, bisagra entre Europa y Asia.

De hecho, es la primera vez que esta empresa invierte en un país de América Latina. La otra compañía con interés en aterrizar en Colombia es Turkish Airlines, una de las aerolíneas más grandes del mundo.

La compañía turca vuela a 239 destinos del mundo (42 nacionales y 197 internacionales) con los 233 aviones que componen actualmente su flota. En América Latina solo realiza vuelos entre Frankfurt y Sao Paulo y Buenos Aires.

Los primeros acercamientos de esta empresa con la Aeronáutica Civil ya se produjeron; sin embargo, para concretar los permisos de frecuencias hace falta un empujón por parte del nuevo director de la entidad, Gustavo Lenis.

Con el desmonte el 24 de noviembre de 2012 de la visa turca para los colombianos, el número de viajeros se incrementó sustancialmente. En 2012 la cifra era de 12.000 personas y el año pasado ascendió a 22.000 viajeros.

Otra empresa turca con interés en Colombia es la petrolera Tpik, cuyas inversiones en exploración podrían superar los US$80 millones. El problema es que esta empresa no ha logrado las licencias ambientales necesarias para iniciar los trabajos.

Otros intereses

Los empresarios turcos también han mostrado interés en otros sectores. Sinbo es una multinacional dedicada a la manufactura de electrodomésticos y está mirando con atención algunas oportunidades en el país. De igual forma, con la reactivación de la construcción en algunas regiones existe la intención de importar a Colombia parte de la enorme producción turca de mármol. Por último, se registran visitas en los últimos días de compañías turcas dedicadas al sector defensa. Una de ellas es Aselsan, cuya agenda en Colombia incluye encuentros con Indumil y Cotecmar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?