| 5/11/2011 12:00:00 AM

¡A por ellos!

El Banco Madrid se suma a la ola de jugadores internacionales que quieren aterrizar en Colombia este año. Su estrategia es de nicho y busca llevar empresas locales a la Bolsa de Madrid.

No cesa el interés del sector financiero internacional por llegar al mercado colombiano. En las últimas semanas han tomado fuerza nombres como los brasileños Itaú, Unibanco y Bradesco, al igual que otros como HSBC que quiere ampliar su participación en Colombia.

A ellos se les empiezan a sumar otros nombres que, hasta hace unos días, no estaban en la baraja. La segunda semana de mayo aterrizó en Bogotá un grupo de ejecutivos del Banco Madrid que tiene la mira puesta en Colombia.

Esta institución protagonizó el año pasado una de las principales movidas del sector financiero en España, al ser vendido por Kutxa a la Banca Privada D'Andorra por un valor cercano a los 100 millones de euros. Según la prensa española, en 2002 el grupo Kutxa lo adquirió por 15,3 millones de euros.

Se trata de un banco especializado en el área institucional y de gestión de patrimonios; es decir, en el desarrollo de productos y servicios encaminados a ofrecer una propuesta de valor a sus clientes. Tiene en sus fondos propios cerca de 300 millones de euros, mientras los activos bajo su gestión suman más de US$9.000 millones. Cuenta con operaciones en Europa (España y Luxembrugo) y en América Latina sus mercados objetivo son dos: México, al que ya ingresó, y Colombia.

¿Por qué nuestro país? Europa es un mercado muy maduro y los países desarrollados aún enfrentan dificultades financieras. "Si hablamos de crecimientos, desde el punto de vista de la industria bancaria, Colombia está en la vía de ser un mercado financiero muy importante. El estar presente en Colombia dependerá del tiempo y del tipo de licencia en la cual podamos ofrecer la mejor de las gamas de nuestros productos", dijo a Dinero Xavier Mayol González, director general del Banco Madrid.

Va tras un nicho muy específico del mercado que, lejos de competir con los grandes bancos, busca convertirse en uno de sus proveedores. "Si hacemos una analogía, nos gustaría ser como una boutique de lujo. Un banco muy selecto, especializado y creemos que hoy Colombia no tiene resuelto este segmento. La banca que se ha instalado, que trabaja de manera muy eficiente y muy exitosa, es una banca de retail", dice.

Como él explica, se trata de un modelo de 'banco de bancos'. "Entre nuestro portafolio de clientes los bancos son uno de nuestros focos -explica Mayol-. Seríamos un eslabón más en la cadena de valor dentro de estas entidades y les podemos proveer productos diferenciadores para sus clientes finales. No vamos a competir con esas entidades porque es un mercado que ellas ya conocen y manejan".

En esta primera aproximación al mercado colombiano, Banco Madrid está examinando el modelo bajo el cual entrará. "Nos gustaría, como siempre hemos hecho, tener independencia. Instalarnos y posicionarnos como una inversión directa propia. Las alianzas son necesarias y las estamos analizando para la confección y distribución de productos que ya tenemos probados en el mundo, como fondos de inversión y coberturas de divisa. Vamos a necesitar un socio que tenga el conocimiento del país y, sobre todo, de los interlocutores", agrega el ejecutivo español.

Su apuesta en el país se resume en dos escenarios: el primero, que en diez años los mercados de México y Colombia representen un tercio de sus resultados y, el segundo, en el mediano plazo, servir de puente para que empresas colombianas se listen en la Bolsa de Madrid.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?